martes, 30 de septiembre de 2008

En la trinchera

El Centro Territorial de TVE en Murcia ha cumplido casi 30 años de existencia. Durante estas tres décadas ha ofrecido todo tipo de programas, desde taurinos hasta musicales o concursos, sin olvidar, claro está, los emblemáticos informativos, en las más diversas franjas horarias, fundamentalmente en las comprendidas entre la una y las tres de la tarde, o, ya en la parrilla netamente vespertina, entre las siete y las nueve de la tarde-noche.

Más de diez mil horas de producción y/o emisión albergan sus archivos audiovisuales en los más variados soportes. Miles de espacios se han brindado en este tiempo. Ha habido “años maravillosos” en los que la producción propia ha sido de 800 horas, amén de más de 100 retransmisiones por el circuito regional, parte de las cuales han ido, igualmente, por la Dos, por la UNO (hasta ahora la Primera), por el Canal Internacional o por el 24 Horas. De su calidad dan cuenta los varios centenares de profesionales que han hecho posible, en las más diversas categorías, que los eventos más importantes de la Región llegaran a todo el territorio de Murcia, así como al resto del país, y, en determinados casos, incluso a nivel internacional.

La labor de servicio público está más que demostrada. Muchos profesionales han hecho escuela, muchos han logrado el éxito en diversas comunidades autónomas o en el contexto nacional. Las páginas, anónimas unas y otras no tanto, de TVE en Murcia están llenas de la historia reciente de esta Región, de este país, y de una entrega añadida que no admite dudas. Hemos contribuido, igualmente, a dar a conocer la intrahistoria.

La intensa labor de TVE en Murcia, esto es, de sus trabajadores, hizo posible, con el transcurrir del tiempo, un centro territorial en el barrio de La Flota que es un emblema para toda la casa por sus instalaciones, por sus prestaciones, por su tecnología, por las potencialidades que podría brindar…, y que ha brindado. En esto ha habido etapas estupendas en las que hemos contado con el apoyo de las Administraciones.

Indudablemente, podríamos estar contando miles de cosas, miles de anécdotas, un montón de situaciones profesionales que nos llenan de nostalgia a los que ya llevamos un par de décadas en este negocio. Hay, igualmente, miles de argumentos que justifican la potenciación de un modelo de servicio público que vive, ahora, sus momentos más bajos. Les cuento un poco la situación actual.

Más de la mitad de la plantilla se ha prejubilado, un tercio de los empleados, que solían ser y estar contratados, ya no están con nosotros. Se rescindieron sus vínculos laborales, y ahora, como eran buenos profesionales, trabajan en otros medios de comunicación. Nos alegramos de corazón por ellos.

Lo que no nos gusta tanto es la trinchera en la que nos han dejado, en un momento de guerra abierta contra la desidia, contra el dejar hacer, que es hacer nada, y en la que la vocación de continuidad de los centros territoriales parece que ha muerto. Así es. Nos han dejado apenas 17 minutos diarios (al menos, tenemos esa programación los días de la semana que no hay eventos deportivos de interés nacional…). La plantilla está reducida, desmotivada y desestructurada. Todos los días, los que quedamos, hacemos un auténtico acto de entrega al medio, a sus objetivos, a la labor de servicio público que tenemos encomendada, para sacar un producto digno, lo más digno que podemos, a pesar de que las cortapisas son las que son, casi imposibles de superar, por la falta de esos recursos esenciales que nos impiden sacar más partido a un centro moderno pero carente de un mínimo para no tener que dejarnos la piel todos en cada jornada.

Los que quedamos, pocos, nos hemos convertido en una gran familia, que trata de optimizar lo poco que le queda. Nos apoyamos en los valores de la solidaridad, de la entrega, del buen hacer, y no perdemos la esperanza. Todos los profesionales hacemos de todo. Funcionamos como un auténtico equipo. No hay flanco que quede sin cubrir en una etapa que sabemos difícil, y en la que hemos quedado en manos de un destino incierto. Somos conscientes de la soledad que nos embarga, somos conscientes de que la aventura es complicada en su resolución. Me acuerdo de los últimos de Filipinas, que aguantaron incluso más allá de una guerra desigual que tenían perdida de antemano. Sabemos de las dificultades, que son muchas, sobrecogedoras. De pronto, y que nadie lo olvide, en juego están no solo nuestros puestos de trabajo: queda en el aire el quehacer de servicio público que siempre hemos hecho, al que, con gusto, siempre hemos estado obligados… Y queremos que siga siendo así.

Sí, sé que hay más medios, que también hacen una labor excelente, pero creo que merecemos la honra de quienes dieron mucho por este sistema democrático, que no flaquearon jamás y que pueden seguir aportando a la sociedad una labor extraordinaria en el papel que nos toque, que seguramente será otro, pero que debe ser, asimismo, digno. No merecemos acabar en silencio una tarea tan memorable como la que hemos hecho hasta ahora. No hemos de agotarnos de esta guisa, ni por nosotros, ni por la ciudadanía.

Sabemos que somos los últimos, que probablemente la suerte está echada, pero lo que nos preocupa verdaderamente es no poder transmitir la fuerza, el empuje y la ilusión de unos maestros que nos enseñaron a nosotros y a toda la ciudadanía lo mejor de ellos mismos, mientras ahora comenzamos a vivir de recuerdos que no podremos trasladar a nadie. Con el tiempo se sabrá de qué hablo. Recordemos que siempre se echa en falta aquello que ya no tenemos y disfrutamos. Sepan que estamos en la trinchera. Aún no es tarde.

Algo así

Vertebramos la vida, hoy es la vida, o algo así, y nos escurrimos por ella, o algo así, siempre es algo así.

Añoranza

Temo ese día de circunstancias en el que otro se lleve lo mejor de ti. No quiero quedarme solo, pero debes saber que estoy preparado para tu adiós. Echaré de menos toda tu seguridad, que hasta ahora era mía. Adoro tu sonrisa.

Carga de pasiones

Vamos en una nave que nos carga de pasiones con las que lideraremos algunos cambios, que han de ser nuestros. Podemos en esta nueva temporada.

Intercambio

Te doy una seguridad que regresa a ti, de donde partió cuando éramos adolescentes sin apenas documentación de la existencia humana.

Así será

Compartimos algunas resoluciones que se ríen de la grandeza de un espíritu que nos conmueve. Hemos apañado algunas realidades que nos indican que podemos, y así será.

Más pasión

Hemos fracasado en la negatividad de otros momentos. Nos señalamos con una sensacional inquietud de la que sale aún más pasión.

Consentimientos

Me encuentro bien. La vía del consentimiento mutuo es la garantía de un funcionamiento nada precoz, pero que llega con mucho mimo y cariño. Me consiento en ti, como tú en mí.

Agrado y esperanza

Programo las sensaciones que me hacen quedar de la mejor manera posible. Estoy en un tono que miro con mucho agrado. Te sigo con esperanza.

Pasión y soberbia

Verifico el tono de una pasión que nos redujo la soberbia. Retornamos a un anonimato que ha de pesar con perfección. Te doy todo.

Relucimos

Vivimos un episodio de seguridades relativas a un cariño estupendo, grato, que nos lleva a ese puerto de sueños casi reales. Nos tocamos con el pañuelo de la experiencia y nos despertamos con posibilidades que nos animan a seguir con ideas dispersas. Subimos al monte de otro olvido con soplos creíbles. Relucimos.

Orden en los corazones

Entendemos que el baño está cerca para ese bautismo de amor en forma, con fondo, con pequeños deseos que haremos grandes. Las incidencias nos ofrecen una puerta que es antesala de los símbolos que daremos con propósitos de caricias entendibles. No seremos nosotros mismos con opiniones y comentarios que nos acercarán a recuerdos de cuentas que nos siguen con llamadas al orden en los corazones. Estaremos satisfechos.

Resolver lo que somos

Nos vemos afectados en un ánimo que nos confunde con el tránsito de un lugar de otro con fórmulas de presencias más que superiores. Nos adentramos en esas historias que nos regalan novedades a medias, con pensamientos locos. Nos decimos aquello que creemos y nos envolvemos con sentidos de olfatos relativos. Nos agradecemos la hospitalidad que nosotros mismos hemos generado y nos declaramos apáticos para resolver todo cuanto somos.

Acudimos a sentir

Nos quedamos mirándonos en pos de un milagro que no sucede. Nos reorganizamos para avanzar en este encuentro que nos coloca entre amistades de interna factura. Nos recordamos de un modo profundo que nos hace vivir con instrumentos de salvaciones más que defendibles. Nos ponemos a pensar en la certeza que es materia que nos conduce por llanuras de fastuosa belleza. Acudimos a sentir.

Amar es suficiente

Nos proponemos ser de otro modo, pero así no somos lo que queremos, lo que necesitamos. No podemos vivir en la lucha a perpetuidad. Debemos conversar con nuestro interior sin alterar el destino que nos otorga provechos de reconocimientos más que ensalzables. Contamos los minutos por dignidad, por honor, por deseo de concordia amorosa. Hemos tomado las riendas de un destino que nos regala una funcionalidad que no nos hace falta. Amar es suficiente.

Un cariño sin autroridad

Pasamos inadvertidos por esa multitud que ama a medias, con disfunciones, prestando alegrías que no existen, que están hipotecadas. Nos devolvemos a una historia que nos invita a escapar. No podemos causarnos heridas de amor, no debemos, si queremos progresar en cuestiones de sentimientos. No vamos a la búsqueda de nada, no nos quedamos, no hacemos lo conveniente para aproximarnos a la identificación de un cariño que ya no tiene autoridad y formación. Ya veremos lo que acontece.

Que todo pase pronto

Hoy siento que las cosas tienen sentido, aunque no estés, pese a tu marcha, que hiere, que me hace sangrar camino de la muerte en vida. Nos comprometemos a ser lo que buscamos durante años, y luego llega el momento de la valentía y nos quedamos compuestos y a expensas de materia pero no de espíritu. Consultamos las veredas del corazón roto, y ya no nos dicen qué hacer, y lo bueno es que es mejor así, para que todo pase pronto, ya.

Cuestiones desvanecidas

Regalamos ese motivo que nos hace vivir emparentados con la gallardía de aguantar con estoicismo lo que podría ser valor añadido a un potencial que derrocha energía. Nos convencemos de disposiciones que nos inclinan hacia ese lado nada fugaz que nos arranca lo mejor de nosotros para guardarlo a buen recaudo, lo que no sé si es bueno o malo. Nos comentamos algunas cuestiones de simpatía que quedan desvanecidas por el paso del nuevo temporal.

Sentimos algo

Te pido ese favor último que será el primero, el todo, y que garantizará la mejoría de un espíritu que se ha de basar en todo cuanto haces, que para mí es la razón y el sentido de lo que me ofreces por la buena senda. Nos halagamos con esa impronta que no negocia lo que es, lo que viene, lo que nos distrae. Hemos vivido una cierta impaciencia, pero todo se arreglará para ser los más amantes de la historia. Sentimos algo.

Sé tú misma

Recibimos las sensaciones de una vida que nos sorprende con una garantía que responde con una querencia que nos ama del todo, por todo, por ese sí que nos aclama como a conquistadores que serán esos elementos que nos adelantarán para que lo que vale se mantenga sin pena. Los daños se han de reparar, debemos, y nos tendremos con mucho amor. Sí, sé tú misma.

Te amo plenamente

Tomo las riendas de ese deseo que se impone porque me viene de perlas, porque junta mis labios a los tuyos, que se sienten pletóricos de conformidad y de dicha. Nos amparamos en esos quehaceres que nos conforman como buenas personas, que podemos serlo. Nos quedamos con la valentía de esos años que no volverán. Te repito todo cuanto siento, y me siento a tu lado, por ti. No te digo lo que pienso, pero sé que lo sabes. Te amo plenamente.

Te diré más

Si supieras todo lo que he aprendido de ti, de tus palabras, de tus hechos, no te sentirías sola, no podrías. Yo estoy en tus actos, en cuanto haces, que recreo con una parsimonia que me ennoblece. He destacado con paciencia todo cuanto eres, que es mucho. Nos damos ese aire fresco y natural que nos luce con tranquilidad, como ha de ser. Nos hemos enamorado a base de simpatía, de entendimiento, de recreación de lo fantástico, de verdad suprema, y ahora nos honramos con cuanto desarrollamos en común, que nos coloca en una línea magnífica. Te diré más, pero otro día.

En el ecuador de la maravilla

Asimilo ese nuevo día con la serenidad que mereces. Simulo que te tengo, pero solo te pienso, te sueño como esa persona básica que eres para mí. Te busco en una fantasía que celebra lo que somos. Podemos entender lo que ocurre con una visión de prevalencia y anhelo. Nos colocamos en la parrilla de salida y en el ecuador de una aventura más que maravillosa.

Excelentes con tanto amor

Te recibo en mi corazón como esa pieza fundamental que eres. Te quedas en ese lugar que es postre tras una serie de querencias que nos decantan hacia la verdad de tu rostro, que es sensación elaborada con mucho deseo. Nos consultamos lo que pensamos con el paso de la edad, que nos consuela desde la experiencia. Iremos a sentir qué es una realeza con fuerza de todo tipo. Seremos excelentes con tanto amor a cuestas.

Andando con el amor

Dividimos todo cuanto somos desde la experiencia que es amor con relaciones que nos informan de lo que decidimos con pretensiones sin objetivos caracterizados. Nos hemos analizado interiormente, y pedimos un aplazamiento de lo que sentimos en su momento. Nos implicamos del todo, en lo que somos, y nos proporcionamos tantas caricias como somos capaces de generar. La viabilidad se demuestra andando, y este amor marchará cuando queramos.

A las puertas de lo que parece

Somos anuncios andantes de este amor que nos ata sin fijezas a nada. Estaremos atentos a las características de una etapa que nos podrá sorprender tanto como queramos. Nos ponemos a reflexionar con riesgos que nos hacen pender de lo de siempre. Declaramos lo que sentimos con anuncios que nos llevan a comparecer a las puertas de una nueva ciudad que viaja con nosotros. Luchamos para ser nosotros mismos. Ya no estamos heridos, o eso es lo que parece.

Del todo y para siempre

Pienso en lo que soy, en lo que busco, en la panorámica que me lleva a verte en todas partes. Eres especial. Nos familiarizamos con lo correcto desde la distancia que nos conforma con sencillez y caricias. Hemos declarado la guerra sin botas y en paz para acercarnos a los sentimientos sinceros. Nos favorecemos con unas raíces que nos aclaran hacia dónde ir. Nos llamamos amigos ilusionados, y lo somos en la resolución de conflictos que nos atan del todo y para siempre.

Fomentaremos más

Hemos buscado
la aquiescencia
de un destino
que previene
sin mudanzas reales.

Nos abandonamos
a una suerte
que nos plantea
una serie de dudas.

Nos sacamos
del quicio
de una puerta alocada.
Buscamos
un foco de atención
que nos apasiona
todo lo que puede.
Fomentaremos más,
algo más.

Con la ilusión activada

Activamos la ilusión con unas formas que nos utilizan para hallar los fondos en los que creemos. Nos damos esa sensación de riesgo que nos consulta desde la voluntad más clara. Hemos llegado ese pozo que nos incluye en una presencia más que brillante. Nos confrontamos desde el diálogo que apaña todo cuanto puede. Nos recordamos algunas simulaciones que nos portan al inicio de un mundo nuevo, el que nos solidariza, el que compartimos.

Te llegará

Estamos entregados al día que nos regala sus sorpresas y sus afanes con unas peculiaridades que salen y llegan hasta ti, amor. Nos hemos dicho tantas cosas bellas que por ello hemos quedado unidos desde el roce. Nos asignamos una colaboración que será eterna: te lo demostraré. Superaremos los lamentos con unas diversiones que nos harán más ocurrentes. Te debo una declaración de amor en regla, y te repito que te llegará.

Seremos dos

Estoy a todo, con la voluntad que me previene de cualquier deseo, con mimo, contigo al lado, subrayando lo que siento, que es mucho, que me aglutina en una especie de sentimiento que es tan tuyo como mío. Despierto en este amanecer que me arregla en lo que soy, del todo, digo, porque sí. He planteado algunas actuaciones en las que espero que me acompañes. Seremos dos.

Somos y seremos vida

Te amo con la fortuna de la verdad, con el arreglo que me previene con una significación que determina de una vez por todas. No podemos hacer que los sueños mueran en una etapa de recuerdos sinceros. Estamos en la frontera de un amor que nos mueve, que nos conmueve, que nos despierta. Acertamos en lo que desarrollamos en un escenario de peticiones e implicaciones que lideran el camino de la verdad. Somos y seremos vida.

Sea así

Ya soy en ti. Te pienso. Vuelvo. Sueño. Pinto de colores. Nos damos. Regresamos. Experimentamos. Recuperamos. Pasamos lista. Estamos preparados. Existimos. Nos confortamos. Seremos. ..... Dicto resoluciones que hablan de amor. Soy por ti. Nos gozamos. Matriculamos esos deseos que nos ponen en nuestro sitio. Devolvemos la paz del amor. Comulgamos con sueños que nos hacen personas. Entramos con pronósticos de felicidad. Así sea.

Nos disponemos a sentirnos

Entierro cuanto hace daño. Me doy la ocasión. Eres la vida. Nos consultamos lo que sentimos con mucha paciencia. Estamos dentro de una túnica donde sentiremos el calor. Eres tú, mi vida, y yo la tuya. Nos conformaremos con las nuevas reglas que nos hemos dado, y soñaremos con ser nosotros, con poder más, con animarnos ante deseos de grata elocuencia. Nos disponemos a sentirnos.

Nos disponemos a sentirnos

Entierro cuanto hace daño. Me doy la ocasión. Eres la vida. Nos consultamos lo que sentimos con mucha paciencia. Estamos dentro de una túnica donde sentiremos el calor. Eres tú, mi vida, y yo la tuya. Nos conformaremos con las nuevas reglas que nos hemos dado, y soñaremos con ser nosotros, con poder más, con animarnos ante deseos de grata elocuencia. Nos disponemos a sentirnos.

Aún no lo sabemos

Platicamos desde la esperanza de vivir ese sueño donde seremos los mejores. Nos aclaramos con una virtud que recorre nuestras venas de lado a lado. Hemos añadido un espacio que me recoge con un tono que será humor y grandilocuente anhelo de una paz que todo lo dispondrá. Nos resistimos a no creer, y supongo que venceremos la tentación de decir que no cuando el sí debe imperar. Estamos listos para ser felices, pero aún no lo sabemos.

Tormenta y pronóstico

Recuerdo en esta mañana que fuimos la pureza más auténtica. Tuvimos horas de placer que ya marcharon. Vimos, pero no lo suficiente. Abundamos en riquezas espirituales que nos movieron con ascensos de intereses animados. Los episodios que nos dieron seguridad y jovialidad quedaron cerrados sin poder compartir. Nos quedamos en alerta, y poco más. Pasó la tormenta, pero el pronóstico no es mejor.

La belleza y su fin

Eres hermosa como esa flor que recuerdo de los pasillos de la infancia. Creciste en alguna parte hasta que viniste a mis brazos, que vacilaron. No tuve razones para pensar en materias o en mayorías. La vida es mucho más. Lo sabemos, pero nos cuesta focalizar lo que razonamos. El empeño ha sido grande, pero nos han faltado gotas de sudor en una noche que no debió tener fin en su belleza.

El reflejo del interior

Daremos todos los pasos que sean necesarios para reflejar cuanto llevamos en el interior. Nos comunicamos unos criterios con los que nos valdremos de la mejor manera posible. Nos realizamos como personas, con datos en las manos, en el corazón también. Nos importa lo que sentimos, aunque no siempre lo digamos. Dirigimos las atenciones con sus precisas decisiones que nos llevan por acuerdos que sienten en la distancia todo cuanto es. Lo importante nos oferta un aviso que nos reparte alguna explicación. Veremos si funciona.

Nos acumulamos, pero saldremos

Hemos añadido deseo a ese placer que se nos escapa. Nos sentimos cerca aunque no veamos los motivos que hemos establecido como puntos de referencia para acercarnos a lo que es sentimiento y puro anhelo de salir de cualquier estado que nos confunda y nos distancie de la formación que deberíamos defender. Finalizamos viniendo tranquilamente con unas prioridades que debemos entregar con preparativos no rebeldes. Nos acumulamos, pero saldremos.

Un poco de espera

Giramos con una decisión que nos da seguridad. Nos volvemos con una remesa de conquista variada que nos propone adelantar la misión que nos colocará en ese sitio donde deberíamos ser más libres entre razones de cariños rebeldes. El cansancio no debe tener cabida ante un desgobierno que nos hace liderar la estabilidad más que querida. No podemos ahuyentar los golpes que tanto nos pueden. Nos hemos pedido un poco de espera. Cumpliremos.

Soluciones y amores

Razonamos con mucho amor en nuestras mentes, también en los cuerpos, que insisten en volverse locos de y por un placer que recogió la mejor cosecha posible. Insistimos desde las presencias que nos abarcan de principio a fin, como somos. Nos colocamos un tanto de experiencia que nos hace recorrer ese trayecto que nos inclina con reformas que serán limpias en sus intenciones. Pensamos en soluciones y amores, y todo tendrá lo que debe tener.

Buenos objetivos

Declaramos que ajustaremos los anhelos de una emoción que nos limpiará con un cierto apuro. Esperamos que el amor demuestre que las cosas tienen un sentido. Conjuntamos los reflejos con consideraciones que adelantan todo cuanto sentimos. Nos consultamos algunas voluntades con unas demostraciones de paces que controlarán nuestras actitudes, presididas por los buenos objetivos, los que vienen del amor.

Todo es gracias al amor

Acecho ante la llegada de ese día que es el nuestro. Lo espero con la grandeza de miras que nos merecemos los dos, que podemos vivir juntos. Clarificamos todo cuanto tenemos, si es que lo tenemos, y pasamos de un lugar a otro con la devoción que debemos profesarnos. Se me ocurre vivir, y te digo que existimos. Todo es gracias al amor puro.

El amor nos basta

Decimos que nos vale la vida que nos insulta con la falta de amor al que nosotros renunciamos. Nos damos la clara emoción que nos asalta con una existencia que no ve lo que termina de ser en su intrínseca esencia. Pensamos lo que vamos a hacer, y lo realizamos con inteligencia y afán de cambio. El amor nos basta.

Nos tenemos en pie

cepto que me ignores, que no quieras acercarte a mí. Sueño con aquellas noches en las que el manto de la dulzura se extendía por nuestras venas. Asimilamos algunas cuestiones de dinastía imperial y nos conducimos como referentes para una visión con panorámicas y consultas especiales y directas. Nos comentamos algunas cosas más y nos destacamos que la lucha nos llevará a esa eternidad con la que viajamos por todas partes. Nos tenemos en pie, lo que es mucho.

Otro viaje

Prestamos la debida atención a lo que conocemos, y suspendemos cualquier actividad con una premura que nos parte en mitades que no vamos a contar. Hoy no somos los mismos de antaño: el tiempo ha pasado su factura, ahora impagable. Concertamos iniciativas y actuaciones para amarnos con esa locura que justifica que estemos vivos, y así es y será por siempre jamás. Nos vamos de viaje, otro, el mismo quizá.

Entereza y sentimiento

Te recuerdo como la primera, que lo eres, con una salpicada sensación de amor, que me genera un placer que no voy a describir. No es preciso. Somos quienes somos, y gracias a ello podemos consolidar muchos aspectos especiales que nos encumbran a esa realidad que nos ha de aderezar el destino al que tenemos derecho. Nos comprometemos con lo que sucede, desde la rueda emocionada de unos besos que nos mantendrán donde queramos, hasta donde apostemos. No nos faltará entereza y sentimiento.

Agotados en los recorridos

Suspiro por esa mirada que echo en falta ante el silencio que me embarga y que me puede. Soy todo tuyo, más que eso, antes y después, con una impresión que me descarga de algunas peticiones que no comprendo. No soy yo mismo entre anhelos que me proponen ser y estar con un sentimiento más que profundo. Nos agotamos en los recorridos que me consiguen hacer volver sobre unos pasos que no veo, que no determino. No soy yo mismo en un desván que nadie visita. Prefiero estar contigo. Quiero ser tu campeón, aunque no lo merezca. Ya sabes.

Ya no lo ves

Busco entusiasmo, alegría, conformismo para estar bien, y solo para eso, sin hacer daño a nadie, procurando la felicidad ajena, hallando en la levedad. Me gustas con esas fórmulas que todo lo arreglan. Nos hemos emparentado para existir como queremos, como somos, intentando estar a la altura de circunstancias entendibles, afables, queridas, sensacionales. Te amo de verdad, aunque creo que ya no lo ves.

Lo mejor que me ha pasado

No somos perfectos. Hemos atesorado unos gustos por la vida que ahora nos recrea en sueños incumplidos, lo que nos produce desazón. La totalidad nos deja con resortes que se pierden en la noche de los buenos tiempos, que existieron. Las controversias han de ser esa parte de nosotros que hemos de dejar para afianzar y abundar en los buenos propósitos, en los gustos por las verdades de unos sentimientos más que profundos. Te considero lo mejor que me ha pasado.

Podemos reír

Me dispongo a vivir en ti con una fórmula que me impacienta porque sí, en su totalidad, colaborando en una destreza que profundiza con unos ingenios de versiones enfrentadas a unos mundos hartos complicados. Nos elevamos a esa intención firme que compartiremos por todo cuanto somos. Los elementos nos confunden con sus aspectos básicos, y soñamos, y perdemos, y también ganamos. Hemos sido más que promesas que se acoplan al costado. Podemos reír.

Devolveremos las buenas vibraciones

Acostumbramos a compartir todo cuanto tenemos y sentimos que la voluntad se nos aleja del corazón, en pura lucha sentimental y amorosa. Nos hemos colocado un tanto a desmano, como intentando que todo salga bien, cuando no es posible. Nos ahogamos en un pozo que nos propone una densidad mayor en ese reino de los fenómenos que andan en pos de tormentas que ahora van a sufragar todo cuanto deseamos. Devolveremos las buenas vibraciones para ser más felices.

Sueño, unión y frutos

Neutralizo la vida con un poco de más deseo. Sorteo las dificultades hasta llegar hasta ti con una definición que me propone morir casi al mismo tiempo de la nada, que nos inunda con sus ahogos y soledades. No estamos próximos, no tanto como deberíamos, y soñamos con una unión que producirá sus frutos sin darle muchas más vueltas. Nos amaremos.

A punto del destino

Sospecho que estamos unidos en el futuro, casi como en el presente, y pido que todo tenga esa denominación que me ha de proponer como base de una amistad con una versión honorífica, real, querida, ideal. Hemos aprendido los unos de los otros con una voluntad que es media, que es ungimiento con honores de gloria, la que tenemos y hasta nos merecemos. No nos burlaremos del destino. Estamos a punto.

Eres amor hasta el final de los tiempos

La clave de nuestras razones se resume en ti, que eres el símbolo de todo cuanto tenemos para abarcar los puntos de esperanza con una mirada de blancura eterna. Nos resistimos ante las convenciones de una unidad que nos propone destacar que todo tiene más de un sentido, si estamos dispuestos a defender la realeza de las convenciones. Somos buenos de verdad, los que más, los que menos, y experimentamos el gozo con la eternidad de los buenos modales, los que poseemos hasta el final de los tiempos. Eres amor.

lunes, 29 de septiembre de 2008

Tendremos suerte

Echo de menos esa solución que nos determine como pareja. Los hechos nos aguardan. Tendremos suerte.

No nos dejemos atrapar

Hemos retrocedido a una etapa en la que fuimos felices. Nos debemos recrear por un instante, pero no nos dejemos atrapar por lo que ya no es nuestro.

De algún modo

Pienso en tenerte con una promesa vencida. No podremos dar con la clave, pero nos acercaremos de algún modo.

Llegan las olas

Experimento todo entre sensaciones que se ahogan con el paso de una verdad a un anhelo de perfiles azules. Las olas nos llegan.

Libro Europa y Ciudadanos. Presentación/Introducción.

ACERCAR EUROPA A LOS EUROPEOS

UN RETO VITAL










Encarnación Hernández Rodríguez













Euroeditions, 2008


ÍNDICE
INTRODUCCIÓN 6
I. Justificación del estudio y planteamiento de la problemática: reflexionar sobre la ciudadanía y la identidad europea en los ámbitos de la educación, la cultura y la sociedad civil 7
II. Hipótesis de partida y objetivos de la investigación: la ciudadanía europea como reto educativo, cultural y democrático 10
III. Estructura y contenido de los capítulos 12
1. CAPÍTULO PRIMERO: CIUDADANÍA EUROPEA E IDENTIDAD CULTURAL: ¿EUROPA DE LOS PUEBLOS O EUROPA DE LOS CIUDADANOS? 16
1.1. Ciudadanía, nacionalidad y ciudadanía supranacional: el encuadre de la ciudadanía europea en las teorías contemporáneas de la ciudadanía 17
1.2. De la “Europa de los trabajadores” a la “Europa de los ciudadanos”: la dimensión ciudadana del proceso de integración 20
1.3. La creación de una ciudadanía de la Unión: el contenido material de la ciudadanía europea de Maastricht al Tratado constitucional 23
1.4. La ciudadanía europea como referente sociocultural y de identidad para la construcción de una Unión política 26
1.5. Las bases para la fundación de una identidad europea: ¿origen común o patriotismo constitucional? 29
1.6. La necesidad de construir el “mito europeo” 36
2. CAPÍTULO SEGUNDO: LA POLÍTICA CULTURAL EUROPEA. LA BÚSQUEDA DE LA “UNIDAD DENTRO DE LA DIVERSIDAD” 39
2.1. La Unión Europea ante la cultura en la era de la globalización: de la “excepción” a la “diversidad” 40
2.1.1. La “excepción cultural”: el debate euro-norteamericano sobre el papel de la cultura en el comercio mundial 40
2.1.2. La evolución del concepto de “diversidad cultural”: la cultura ante los retos sociales, económicos y geopolíticos del siglo XXI 42
2.1.3. La Unión Europea, de la “excepción” a la “diversidad”: la protección y promoción de la diversidad cultural y el fomento del diálogo intercultural 50
2.2. El papel de la cultura dentro del proceso de la integración europea: el largo camino hacia un programa marco en materia cultural 53
2.3. El programa “Cultura 2000”: un marco único para el apoyo a la cooperación cultural comunitaria 57
2.4. Una nueva generación de programas para una “ciudadanía cultural”: el programa “Cultura 2007” 59
2.5. Otras iniciativas en materia cultural: la “Ciudad Europea de la Cultura” y el programa a favor de las organizaciones y de las acciones de interés cultural 63
3. CAPÍTULO TERCERO: ENSEÑAR LA CIUDADANÍA: POLÍTICAS EUROPEAS DE EDUCACIÓN Y FORMACIÓN. 66
3.1. La Educación para la ciudadanía y la identidad: “formar ciudadanos” 67
3.2. El camino hacia una “dimensión europea de la educación”: de la People’s Europe a la Europa del conocimiento 71
3.3. La construcción de un Espacio Europeo de Educación Superior: el proceso de Bolonia 77
3.4. La dimensión europea de la formación profesional: el Proceso de Copenhague y el programa “Leonardo da Vinci” 84
3.5. “Education and Training 2010”: un programa de trabajo para alcanzar los Objetivos de Lisboa 89
3.6. El programa “Lifelong Learning”: la apuesta por un espacio europeo del aprendizaje permanente 93
3.7. Otras iniciativas comunitarias en el ámbito de la educación y la formación 97

4. CAPÍTULO CUARTO: HACIA UN DEMOS EUROPEO: EL EJERCICIO ACTIVO DE LA CIUDADANÍA EN UN ESPACIO PÚBLICO TRANSNACIONAL 101
4.1. La ciudadanía europea ante los retos de la Unión ampliada: desafíos políticos, sociales y culturales para el nuevo marco presupuestario 2007-2013 102
4.2. Hacia una sociedad civil europea: los programas comunitarios de participación ciudadana 105
4.2.1. La ciudadanía activa como piedra angular de una sociedad civil y una esfera pública europeas 105
4.2.2. Las iniciativas para la promoción de la ciudadanía europea activa: el “reto democrático” de la Unión Europea 111
5. CONCLUSIONES: HACIA UNA CIUDADANÍA EUROPEA DEMOCRÁTICA Y CULTURAL 116
6. FUENTES DOCUMENTALES 122
I. BIBLIOGRAFÍA CITADA 123
II. PORTALES DE INTERNET 139
III. BASES DE DATOS 140








<
Esta Europa, que es la sede de un mundo, el mundo europeo (es decir, de una compostura: mundos en latín, cosmos en griego, dos palabras cuyo primer significado es buena compostura, buena ordenación, buena disposición), esta Europa que reúne un conjunto de países, sociedades, civilizaciones con las poblaciones que habitan en estos países, componen estas sociedades y son portadoras de estas civilizaciones, esta Europa no se define con unos límites geográficos estrictos, desde fuera de alguna manera, con la ayuda de mares, montañas, ríos y lagos; se define desde dentro con sus propias manifestaciones, con las grandes corrientes que por ella se propagan desde hace mucho tiempo: corrientes políticas, corrientes económicas, corrientes intelectuales, científicas, artísticas, corrientes espirituales y religiosas.>>
Lucien Febvre .
Curso profesado en el Collège de France (1944-1945)








INTRODUCCIÓN













I. Justificación del estudio y planteamiento de la problemática: reflexionar sobre la ciudadanía y la identidad europea en los ámbitos de la educación, la cultura y la sociedad civil

En 1974, Raymond Aron plantea en un famoso ensayo la cuestión sobre la posibilidad de construir una “ciudadanía multinacional”, más allá del marco jurídico, político, cultural y territorial del Estado-nación contemporáneo. La respuesta de Aron se expresa con rotundidad: “No existen individuos de la especie ‘ciudadanos europeos’. Sólo hay ciudadanos franceses, alemanes o italianos”.

Apenas dos décadas después, esta férrea argumentación en defensa del Estado-nación y de la exclusiva pertenencia del ciudadano a esta entidad política, es contestada por la propia lógica del proceso de la integración europea: el Tratado de Maastricht supone la fundación de la Europa política, cuyo principal símbolo, además de la PESC, es la creación del estatus jurídico de la ciudadanía de la Unión, que se convierte a partir de entonces en un auténtico “objeto de referencia” necesario para la construcción de una identidad europea.

La puesta en marcha en 1992 de la “Europa de los ciudadanos”, de la que ya se viene hablando desde los años ochenta , pero sin dotarla de base jurídica, justifica en buena parte el renacido interés por el tema de la ciudadanía, que se viene suscitando desde los años noventa tanto en círculos políticos como entre los intelectuales de las ciencias políticas y sociales. Expresiones de éxito como el “retorno del ciudadano” (Kymlicka & Norman, 1994) o “la ciudadanía está de moda” (Duchesne, 1997:13) son dos ejemplos de lo acontecido durante la última década del siglo XX en la producción teórica y en los discursos políticos en el mundo anglosajón y en la Europa continental. Tales dinámicas corroboran la acertada predicción de P. Ashdown : la década de los noventa sería la década del ciudadano.

El denominado “retorno del ciudadano” en las ciencias sociales y políticas, y el giro dentro del proceso de la integración europea desde la “Europa de los trabajadores” hacia la “Europa de los ciudadanos” dan buena muestra de la pertinencia de la reflexión sobre la ciudadanía y la identidad europeas en el contexto comunitario: se trata de cuestiones que afectan directamente al proceso de integración política, a la construcción de una unidad europea, a la legitimación de sus instituciones y a la obtención del consenso en la toma de decisiones. La ciudadanía de la Unión creada en Maastricht representa “algo más” que un simple haz de derechos y obligaciones ligados a tal estatus, e implica a su vez aspectos simbólicos relacionados con la identificación con una cultura política y democrática compartida por todos los europeos.

Del mismo modo, la reflexión sobre la identidad en el mundo actual cobra especial significación ante el avance de la globalización y sus efectos homogeneizadores sobre la identidad cultural, lo que provoca a su vez un proceso contradictorio de redefinición y de resistencia de las identidades bajo el reclamo de la particularidad. Como recuerda uno de los grandes teóricos de la globalización y la Sociedad de la Información, Manuel Castells, el poder de la identidad se convierte en generador de múltiples fuentes de conflicto en el mundo globalizado, con el empuje de nuevas identidades que emergen desde la resistencia (Castells, 1997/1999a, b).

En el marco estrictamente europeo, el proceso de integración, y la consecuente construcción de una ciudadanía y una identidad cultural europeas, generan de forma inevitable un conflicto con las identidades nacionales preexistentes. Además, las fronteras de identidad se amplían y redefinen tras la ampliación de la Unión Europea hacia el Este, con la consecuente integración en el proyecto europeo de una diversidad de nuevos espectros políticos y culturales, que se suman a la ya histórica “dialógica” (Morin, 1987/2003) de la identidad cultural europea. El complejo escenario europeo se enreda aún más dentro de cada Estado miembro: la internacionalización de los flujos migratorios transforma las sociedades europeas actuales, que se configuran como sociedades multiculturales, albergando en su seno grupos de distinta pertenencia étnica, cultural y lingüística. El desafío del multiculturalismo se traduce así en el imperativo de fomentar el diálogo y las prácticas interculturales.

Procesos de internacionalización de la economía, la política y la cultura; flujos globales de inmigración; ampliación al Este, etc., ante tales retos se enfrenta la construcción de la ciudadanía europea: desafíos que se configuran en el nivel de las pertenencias, de las identificaciones, al cabo, de la identidad. Estamos, por tanto, ante procesos de matiz cultural.

Pero también se trata de un reto de índole democrática: la construcción de la “Europa de los ciudadanos” exige acercar a los ciudadanos a la Unión y a sus instituciones Tal reto sólo puede conseguirse si las sociedades europeas albergan ciudadanos conscientes de sus derechos y obligaciones como ciudadanos comunitarios, impulsando la participación activa y democrática en un escenario público europeo donde la sociedad civil, fuertemente organizada y cohesionada, participe en un proceso de toma de decisiones abierto y transparente.

El resultado, en definitiva, debe ser una Unión Europea más democrática y más humana, configurada a partir del fomento de una educación de dimensión europea, del reconocimiento de una cultura común dentro del respeto a la diversidad y del aliento de la participación democrática. Los conceptos de educación, cultura y sociedad civil, insertados en el contexto de la actividad de la Unión europea, se enmarcan de este modo dentro del horizonte que plantean los retos comunitarios de índole político y democrático.

El desarrollo de esta problemática inicial conduce así a la delimitación del objeto de estudio de la investigación, centrado en el análisis del papel que ocupan las políticas de educación y formación, cultura y sociedad civil de la Unión Europea de cara a fomentar el ejercicio de la ciudadanía europea activa y el sentimiento de identidad europea.










II. Hipótesis de partida y objetivos de la investigación: la ciudadanía europea como reto educativo, cultural y democrático

La presentación de la problemática en relación a la ciudadanía y la identidad europea y su delimitación como objeto de investigación en torno a los ejes de la educación, la cultura y la participación ciudadana derivan en el planteamiento de una serie de hipótesis iniciales, preguntas de investigación y objetivos concretos, a partir de los cuales se despliega, desarrolla y concluye el presente estudio.

La investigación parte de tres hipótesis principales, articuladas en torno a tres argumentos básicos: la relación entre los conceptos de ciudadanía e identidad cultural; la importancia de la construcción de una identidad cultural colectiva para el proceso de la integración europea; y la dimensión cultural y educativa de la ciudadanía europea.

La primera de las hipótesis –“la relación entre ciudadanía e identidad cultural”-, arranca de la idea de que la cultura juega un rol determinante en la construcción y desarrollo de la ciudadanía, ya que actúa sobre el sentido de pertenencia e identificación –y los condiciona- de un individuo hacia una comunidad, ya sea local, nacional o supranacional. De la misma forma, en una relación a la inversa, la ciudadanía remite a una identidad cultural de referencia, que a la vez se va moldeando en el ejercicio democrático de la práctica activa de la ciudadanía.

El segundo argumento tiene que ver con “la importancia de la construcción de una identidad cultural colectiva para el proceso de la integración europea”. Las naciones, regiones y sociedades que se integran en la Unión Europea representan una diversidad de culturas, etnias y lenguas, a la par que una pluralidad de referencias, influencias y tradiciones políticas y culturales que hacen aún más decisiva la delimitación de las cuestiones relacionadas con la cultura, la identidad y la ciudadanía. En este sentido, la creación de una identidad cultural común europea se presenta como decisiva para llevar a cabo el proyecto de construcción política.

La hipótesis tercera subraya “la dimensión cultural y educativa de la ciudadanía europea”. La estrecha relación entre ciudadanía e identidad cultural permite la aproximación a un concepto de ciudadanía europea que se configura a través de tres políticas concretas que integran una dimensión ciudadana y que actúan directamente sobre la creación de identidad: cultura, educación y sociedad civil (participación ciudadana).

Estas hipótesis de partida conducen en un siguiente término al planteamiento de dos preguntas de investigación adicionales. En primer lugar, ¿qué supone la creación de una ciudadanía supranacional para la clásica definición de ciudadanía vinculada a la identidad nacional? En un siguiente aspecto, ¿sobre qué bases construir una identidad europea: sobre los cimientos de una historia común o sobre una práctica activa de la ciudadanía en un espacio comunitario democrático, legitimado y sustentado por principios constitucionales?

El necesario desarrollo teórico de las hipótesis y preguntas de investigación en torno al objeto de estudio se estructura a partir de una serie de objetivos de carácter general y particular en los que se inscribe la investigación. De este modo, el objetivo general de este estudio consiste en indagar sobre el papel que juegan las políticas comunitarias en materia de educación, cultura y sociedad civil para la construcción y desarrollo de la ciudadanía y de la identidad cultural europeas. Para alcanzar este objetivo general, la investigación se propone una serie de objetivos específicos, que se describen a continuación.

En primer lugar, realizar una aproximación al concepto de ciudadanía europea desde la perspectiva de la identidad cultural, a través del estudio de las políticas y programas comunitarios en aquellos ámbitos directamente implicados en la promoción de la ciudadanía activa y la construcción de identidad: cultura, educación y formación, y participación ciudadana.

En segundo término, examinar el desarrollo de la dimensión cultural y educativa de la integración europea: desde los pasos previos a su configuración jurídica en el Tratado de Maastricht (1992) hasta la nueva generación de programas puestos en marcha para el periodo 2007-2013.

En tercer lugar, evaluar las políticas destinadas a la potenciación de la sociedad civil europea y su contribución a la creación de un espacio público europeo de participación ciudadana que ayude a paliar el denominado “déficit democrático” de la Unión Europea.

Por último, fundamentar desde el punto de vista teórico una serie de conceptos relacionados con el objeto de estudio de la investigación: las nociones de “ciudadanía”, “nacionalidad” y “ciudadanía supranacional”; “cultura”, “identidad y diversidad cultural”; “educación para la ciudadanía”; “espacio público” y “sociedad civil”.

III. Estructura y contenido de los capítulos

El presente trabajo de investigación está dividido en cuatro capítulos, que a su vez están fragmentados en distintos epígrafes. Al final del estudio se incluyen, asimismo, unas conclusiones generales, que responden a las hipótesis, preguntas de investigación y objetivos planteados en la presente introducción. El trabajo se completa con un capítulo dedicado a las referencias documentales utilizadas para su elaboración, subdividido en tres apartados: el primero incluye la bibliografía citada a lo largo del estudio (libros, artículos, documentos Web HTML, y documentos y legislación de la Unión Europea –que se ha optado por citar en inglés- y de otras instituciones tales como la UNESCO o el Consejo de Europa); el segundo apartado incluye una lista de portales de Internet de consulta obligada en torno a las materias que incorpora el trabajo, y en los cuales se puede consultar buena parte de la información y documentación sobre tales materias; por último, el tercer apartado refiere las principales bases de datos que se han utilizado para la búsqueda del material relacionado con la Unión Europea citado en el estudio.

El contenido de los cuatro capítulos, estructurados de cara a responder a los distintos objetivos planteados en la investigación, está distribuido de la siguiente forma:

El Capítulo primero, titulado “Ciudadanía europea e identidad cultural: ¿Europa de los pueblos o Europa de los ciudadanos?”, introduce en primer lugar la cuestión del encuadre del concepto de ciudadanía europea, en tanto que institución supranacional, dentro de las teorías contemporáneas de la ciudadanía, que tradicionalmente vinculan el estatus de ciudadano con la pertenencia a un Estado-nación.

El segundo y tercer epígrafe están dedicados al desarrollo de los derechos otorgados a los ciudadanos de los Estados miembros desde el comienzo de la integración europea y al contenido jurídico –status civitatis- de la ciudadanía de la Unión configurada en Maastricht. El binomio de evolución “Europa de los trabajadores”-“Europa de los ciudadanos” describe la ampliación del derecho a la libre circulación y residencia desde la condición del ejercicio de una actividad económica, tal y como se recoge en los Tratados constitutivos de los años cincuenta, hasta su generalización a todos los ciudadanos comunitarios durante la década de los noventa, primero en Maastricht y posteriormente en Amsterdam, tras la incorporación al Tratado del “acervo Schengen”. El apartado tercero refiere el contenido de la ciudadanía de la Unión configurada en Maastricht y en Amsterdam, y finaliza con una reflexión sobre su incorporación al reciente Tratado constitucional, firmado en 2004.

El cuarto epígrafe del capítulo aborda ya directamente la contribución de la ciudadanía europea, como referente social, cultural y de identidad, al proceso de construcción política de la Unión y al desarrollo de una Unión Europea más humana, cercana al ciudadano, y no sólo anclada en los aspectos económicos de la integración. Estas cuestiones remiten ya al contenido del siguiente apartado, donde se responde a la problemática relacionada con las bases sobre las que debe fundarse la identidad colectiva de la Unión Europea: sobre un pasado compartido o a partir de la práctica de la ciudadanía democrática en un marco constitucional. Para finalizar, el sexto epígrafe aporta una reflexión sobre la necesidad de construir un “mito europeo”, un imaginario cultural compartido que siente las bases de la Unión política.

El Capítulo segundo, titulado “La política cultural europea. La búsqueda de la unidad dentro de la diversidad”, está dedicado a la política comunitaria en el sector cultural. En el primer epígrafe se atiende a la cuestión del posicionamiento de la Unión Europea ante la cultura en el contexto actual de la globalización, estudiándose su marcada evolución desde la defensa de la “excepción cultural”, en el marco del comercio internacional, hasta su posicionamiento, a través de la UNESCO, a favor de la protección y promoción de la “diversidad cultural”. Para dar cuenta de este “giro” hacia la diversidad, el estudio incluye también una delimitación teórica de los conceptos de “cultura” y “diversidad”.

La segunda parte del capítulo analiza el papel jugado por la cultura en el proceso de la integración europea. Desde las primeras iniciativas, que surgen en los años setenta, en pos de una dimensión europea de la cultura, hasta el programa “Cultura 2000”, pasando por el Tratado de Maastricht, que introduce en su art. 128 la base legal para la acción comunitaria en materia cultural, el estudio examina la toma de conciencia de las instituciones europeas sobre la importancia de la cultura para lograr el desarrollo socio-económico, la cohesión social y la inclusión de la ciudadanía en el proyecto político comunitario.

El Capítulo tercero, titulado “Enseñar la ciudadanía: políticas europeas educación y formación”, comienza con una indagación teórica en el concepto de “educación para la ciudadanía activa”, estableciendo así la conexión entre la educación y el desarrollo de la ciudadanía activa y la construcción de identidad. Los siguientes epígrafes abordan el desarrollo de la dimensión europea de la educación, desde las primeras propuestas que surgen a partir de la segunda mitad de la década de los setenta, hasta los proyectos definitivos de armonización comunitaria en materia de educación superior (Proceso de Bolonia) y de formación profesional (Proceso de Copenhague), y que se enmarcan dentro de un proceso más amplio definido por la Estrategia de Lisboa.

La actividad de la Unión Europea en materia de educación y formación tiene su base legal en los artículos 149 y 150 del Tratado CE, tras ser introducidos en Maastricht en 1992, lo que posibilita la puesta en marcha de una serie de programas desde mediados de los noventa, tales como Sócrates o Leonardo da Vinci, que continúan renovándose hasta la actualidad, aunque incorporados a partir de 2007 dentro de la nueva estrategia comunitaria de construir un espacio europeo del “aprendizaje permanente”.

Para finalizar, el Capítulo cuarto, titulado “Hacia un demos europeo: el ejercicio activo de la ciudadanía en un espacio público transnacional”, indaga en las políticas europeas que van encaminadas a apoyar el nacimiento y desarrollo de una sociedad civil y una esfera pública europeas. El capítulo se centra muy especialmente en la discusión teórica sobre la existencia de un “pueblo” europeo, que se configura sobre la base de una sociedad civil genuinamente europea que participa activamente en un espacio público transnacional. Fomentar el ejercicio de la ciudadanía activa y el fortalecimiento de la sociedad civil significa, en definitiva, incluir a los ciudadanos en el proyecto europeo, acercarles a las instituciones comunitarias, y conseguir que éstas sean más transparentes y democráticas: todos ellos objetivos vitales para alcanzar con éxito el proceso de construcción política de la Unión.

En esta verdad

Apareces en el mejor instante, mientras cruzamos el umbral del deseo que hemos de conservar a toda costa. Nos tenemos en esta verdad.

Faltan cosas

No te guardes de la nada, que hoy todo es todo. No estamos entre sombras. Las verdades nos suenan a bondad, a bien, a lo que perseguimos desde adolescentes. Nos faltan cosas.

Caricias

Te veo como lo que eres, y sueño, y me digo todo. No soy capaz de dar con la evolución de las caricias que nos hermanan.

Sonrisa serena

Pienso en ti cada día, en cuanto amanece, mientras sucede, cuando llega el ocaso, y te sonrío serenamente.

Contigo es fácil amar.

Verificamos la idea con un amor que nos endulza el deseo, que hacemos propio, común, único, certero. Contigo es fácil amar.

Replanteamos las misiones

Crecemos con renuncias que nos amparan. No tomamos decisiones entregadas al punto perfecto. Suspendemos los actos que pudieron ser en un acomplamiento devorador de sentimientos. No estamos tan decididos como parece. Nos instalamos. Hemos comprobado que las cuentas pueden salir. Estamos abiertos a cualquier solución. Replanteamos las misiones que podemos desarrollar.

La duda que nos derrota

Buscamos la legitimidad de un amor que nos asalta con todas las dudas de un mundo que se decanta por no desarrollar los mejores sentimientos. Los instantes nos rodean con sus recuerdos, que nos infectan de pensamientos que nos detienen en el momento crucial. Nos llevamos muy poco de algunos procesos amorosos, pero algo aprendemos. Nos iremos hacia esa duda que derrota lo que pensamos.

Perdemos la memoria

Comunicamos muchas cosas en los instantes de amores profundos, queridos, insertos en los lugares de puro aprendizaje. Nos proponemos sumar energías con rescates que no pagaremos. El amor nos deja en alta mar, y ahí quedaremos con rodeos y porcentajes que no vamos a cuantificar. No hay suficiente para vivir. Perdemos la memoria. Todo dependerá del valor de la contemplación sobre aquello que nos pudiera interesar.

Nos oponemos a nosotros mismos

Hemos dicho que sí y vuelve el no con sus ruidosos cascos que rompen y rasgan. Los desgobiernos en asuntos del corazón nos acaban haciendo daño. No estamos listos para proseguir con vaivenes que nos rompen los cuerpos y las almas. No estamos en la forma debida. Nos incrementan los dones en una ficción que memoriza lo que no haremos. Nos oponemos a nosotros mismos, y lloramos.

Otros valores sin olvidarnos

La tranquilidad vuelve ahora que estás, sí, pero que no te hallas como al inicio de un consenso que ya se ha perdido. Respetamos algo mas no es suficiente en esta etapa no sensata que nos hace pasear por ciudades que no son nuestras. Predicamos con una falta de nutrientes que dejan las mejores relaciones sin memoria histórica. No se trata de competir, sino de recuperarse en lo moral. Fomentaremos otros valores, con otras gentes, sin olvidarnos, claro.

Escondemos el amor

Ruge la voz que calla, que no se oye, que no se puede escuchar. Reitero algún pensamiento de libertad que otros se han apropiado, y lloro en el silencio de esa noche que ya es condena. No me acerco a tus manos por pudor. Tenemos penas que compartir, pero ya nos escuchan otros oídos. Escondemos el amor, y así morirá.

Incrementar el cariño

Versionamos con una clara emoción lo que es cántico y puro deseo de una paz que nos embarca hacia otra etapa, ésta, la nuestra, la primera y última. Nos declaramos dichosos de lo mejor, de lo bueno, de lo ideal, de cuanto viene por una senda de olivos y de palmeras que nos alimentan con sus mismos sueños. No estamos tan solos como pensamos. Procuraremos incrementar el mucho cariño que ya nos profesamos.

Razones de un amor lejano

Me planteo que todo irá al paso que deba, un poco antes, un tanto después, y seré con imágenes repetidas que salen con una voluntad un poco irreal. Nos llamamos amigos de las impaciencias y sellamos un compromiso con una llaneza que me suspende con un aviso que devuelve las razones de un amor lejano.

Las nobles defensas

Amo con una cortesía que responde con unas réplicas que se conducen de cualquier manera. Nos alimentamos de unas voces que sellan con silencios un trasiego de planteamientos y de demoras. Te aplico una sencillez que surte ese otro efecto que me retarda en el paso abrigado que nos defiende sin caracterizar de manera oportuna las defensas nobles.

Tela sin juicio

No te enfades en ese recorrido que disfruta el pasaje de quienes colaboran sin adentrarse en los recovecos de una consideración más que loable. Nos hemos querido como bobos, como locos, alimentando ilusiones que se quedan en un frasco que no abrimos. Terminamos mientras avanzamos con paso abigarrado hacia esa tela que nos quita el juicio. Ganamos y perdemos según los días y las perspectivas.

La cara del revés

Han pasado los años sin que sepamos lo que sentimos el uno por el otro. Has añadido estampas insólitas a una colección que me preña de virtudes que no quiero para mí. Nos hemos quedado helados, inertes, prestándonos un flaco favor en la ida y en la vuelta también. Nos corregimos en un aire vehemente y alocado que dirige los entusiasmos hacia la cara del revés.

De una fugacidad a otra

Buscamos el camino de una emoción que define todo cuanto es con una premura que nos olvida en el otro lado de una cruz que nos cuesta mucho trabajo levantar. Quedamos como al principio, pero apresados por el destino y por el recuerdo de lo perdido en el tránsito de una fugacidad a otra. Nos hemos enseñado muchas cosas, pero ya no sé para lo que sirven.

La era en la que no vemos

Haremos que los organismos correctores nos lleven por lados sin condenas. Nos declararemos amigos para y por siempre con una versión de idealizadas formas, y soñaremos, siempre soñaremos, con el camino de vuelta y con una tregua que no nos daremos. Venceremos al final de esa nueva era donde seremos casi más y mejores, pero ahora no lo vemos. Me fijo en todo lo que eres, y ahí lo dejo.

Plan de sugerencia

Añado vida a un deseo que forma parte de un proyecto que está por definir. Suscitas un plan de sugerencias mientras superas el sufrimiento de otra etapa en la que fuimos mucho más felices. No acierto con lo que hago, con lo que tengo, con lo que podría ser. Los instantes nos implican en destellos solícitos de resultados que nos amansan sin trances ni victimismos. Hemos reglado qué hacer, y ahora toca afrontarlo.

No estoy

Sello con un beso todo cuanto siento por ti, que te has convertido en estrella y entelequia esquiva y distante. Sueño con ese mundo casi perfecto donde tengamos cabida. Sé que llegará, aunque requiero tanta paciencia que no acierto a aguantar con la fuerza debida. Me has permitido ser en ti con una fuerza más que dichosa, y ahora pago con soledad lo que no he sabido ganarme. Te despiertas, y yo no estoy.

el alma cautiva

Aceleramos los deseos, que crecen sin que ninguno llegue a cerrarse en la forma debida. Me quedo en mitad de una aventura que traspasa los caminos de una era sin una tonalidad ligera y cómoda. Me despierto en una bruma, en ella, en mitad de la nada, y experimento las cautelas emotivas que me desgarran el alma, ya cautiva de la nada.

Acerté contigo

Me rompo en mil pedazos, me quemo, soy todo tuyo en la armonía de un destierro al que yo solo me he condenado. Aclamo las situaciones a las que me porta un destino que ya no cree en mí como tú y yo al principio de lo que era nada. Me he asustado por todo y sin motivo alguno, y me susurro a mí mismo que no debo dejar que el disgusto me atragante los buenos criterios. Acerté contigo.

Te fugas

Bordas ese traje que no te colocas, ese animismo que se desgasta antes de ser usado, y sufro una derrota cerrada por millones de años luz que me dejan ciego. Aplaudo la gran emoción que me traslada de un lugar a otro con una vehemencia que me indica qué hacer y qué no. Nos amamos en una cama virtual que nos aleja por no realizar lo que fue gozo en la sombra. Te fugas.

Te agarro en un sueño

Avisto tus pensamientos desde una altura que me impide poder compartirlos con el sosiego que a ambos nos agradaría. Resumimos algunos actos con botones de muestra que se nos caen y que perdemos con sentimientos apenados y alejados de la divinidad. Hemos dicho que vale la pena, y estoy convencido de que así es y así será. Te agarro en un sueño.

Las luces de la eternidad

Pido ese grito que nos saque de la fastuosidad de una memoria que no ve lo que debe. Reclamo una voluntad buena y distinta que no nos ciegue con disparates. Reitero mis posibilidades en un instante poderoso y jovial que nos aliste en ese catálogo de recuerdos por recuperar. Nos atemperamos en la vida que escala sin terminar de contemplar las luces de la eternidad.

A la espera de besar tus mejillas

Llamamos a esa puerta que está acostumbrada a los nudillos de unas manos desnudas de solemnidad. Nos agasajamos en silencio, en soledad, sin que nadie nos otorgue ese amor que largamente buscamos. Nos quedamos quietos y sin reflejos, sumidos en la torpeza más supina, incluidos en la destreza que nos desmenuza sin llegar al origen de la vitalidad. Es cuestión de esperar un poco más. Beso tus mejillas.

Nos recordamos por todo

Nos haremos tantos favores como podamos en esa retaguardia que no tiene amores. Nos lamentamos por cuestiones que nos hacen liderar las voluntades más fastuosas, y respondemos con un blindaje que nos elimina de la faz de un cariño que ya no tenemos. Nos acobardamos desde un lado de la ventana que se abre y se cierra para no dejar ver nada de nada. Nos recordamos por todo.

Ya te diré un poco más

Vivimos en un trayecto que nos permite ver, pero no aprovechamos las luces de un escenario de penitentes sin glorias definidas. Nos hartamos de esperar en una controversia que nos caracteriza con quimeras que nos colocan en ese sitio que nadie determina. No tomamos las decisiones de la buena era, y lloramos ante ese camino que está por suceder, por aparecer, por venir. Ya te diré un poco más.

Tranquilidad y pasión

Tomamos el camino de la prudencia y nos perdemos el mejor amor de cuantos hubo en la historia del cariño, si es que existe. Nos convencemos de quedarnos un paso atrás cuando deberíamos proponernos una astucia de intenciones reales. No estamos para el combate que busque el sabor agradable de las caricias. Nos contradecimos hasta con el silencio que nos otorga un poco de tranquilidad y nada de pasión. Te beso en alguna parte, y no estás.

No debemos escapar

Te quiero por lo que vales en ese vacío donde nos quedamos. No nos vemos, pero nos sabemos, reconocemos lo que suponemos el uno para el otro, los dos para los dos. Gustamos de unas camisas nuevas y de colores para buscar cuanto llevamos dentro, que es todo, pero aún sin caracterizar. Nos comentamos sin adentrarnos en los corazones que nos necesitamos, pero seguimos fallando en lo crucial. No escapemos.

Deberíamos entendernos mejor

Averiguamos quiénes somos estando los dos tan juntos como podemos, que es un poco más. Nos asustamos ante los recuerdos de quienes vinieron para contarnos sus grandes cosas, que ahí siguen. No estamos para abundar en recorridos extraños. Nos sabemos buenos amigos de las buenas razones, y subrayamos las aficiones que debemos fomentar. Nos damos más y más, pero deberíamos entendernos de manera creciente sin dar más importancia a otras cuestiones.

Fuentes vencidas

Resumes tu vida en cuestiones que animan casi todo con una gracia que me hará eterno ante tu amor, que será mío, como yo me entregaré a ti de cualquier modo. No valdrá. Ya lo sé. Nos anularemos como personas, pero nos amaremos por encima de todo, más allá, a lo lejos, con un vencimiento de sentimientos y de caricias que no surgirán como esas fuentes que un día mantuvimos.

Prestos a servir

Me entrego en cuerpo y alma para sentir que todo tiene ese sentido que durante tiempo hemos perseguido. Nos acurrucamos en esa cama que nos sirvió de escena perfecta. Nos hemos acostumbrado a la distancia, y eso no es bueno. Nos dirigimos con la voluntad en las manos, con la noria dando vueltas que marean, y sentimos que la razón nos ofrecerá una visión más querida y menos sentimental. Nos hemos enseñado a servir, pero ahora nos preguntamos si valemos. Estamos prestos.

El destino que nos puede

Sugiero mi cuerpo con el tuyo y trato de acertar en una ceremonia que me propone sentir que todo es un poco más o un poco menos en función de la verdad de sentimientos que nos regalamos. Nos decimos que todo es válido cuando vamos con el corazón en la mano, y no siempre vamos, ni volvemos, ni estamos. Nos burlamos del destino que tanto nos puede.

Escapar hacia el amor

Me gusta como hablas, como te expresas, lo que dices y piensas con una celeridad que nos aconseja y nos plantea ir y volver por un escenario de silencios. Nos anulamos con mezclas que nos proponen ser joviales y disciplinados hasta señalar las ventajas de los puntos que no contamos. No hemos sido los mejores, pero buscaremos escapar hacia el amor sin posibilidad de retorno.

Quedo contigo

Beso esas mejillas que me dieron fuerza para ser yo mismo. Hablamos mientras esperamos a que los milagros se produzcan con una visión gratificante de cuanto ocurre por un mundo harto complejo. Me quedo medio herido en una vida que me sorprende por lo mínimo y a lo máximo. No estoy bien. Las complicaciones me conducen por experiencias que nos adiestran sin que podamos ver cuanto ocurre. Quedo contigo.

Te busco para ser quien deseo

Suspiro por ese olor que me amansa con una libertad que no tengo. Te subrayo mis buenos deseos con un voluntarismo que me hace recrecer el terreno en el que me muevo. He complicado todo lo óptimo con una hermosura que me retira hacia ese hogar donde formaremos lo que meditamos, lo que buscamos con más o menos fortuna. Te has mostrado afable y sincera, y yo ahora intento encontrarte para ser quien deseo.

La cena donde somos lo más importante

Consumimos esa energía que nos relaciona y sumamos con números que no nos pertenecen. Reducimos y hasta amplíamos los efectos de un amor que nos recuerda de dónde venimos. Hemos atesorado algunos sentimientos a la espera de milagros sin fecha fija, y nos analizamos para ver cuál podría ser el problema que nos puede. Participamos en la cena donde somos lo más importante.

La cena donde somos lo más importante

Consumimos esa energía que nos relaciona y sumamos con números que no nos pertenecen. Reducimos y hasta amplíamos los efectos de un amor que nos recuerda de dónde venimos. Hemos atesorado algunos sentimientos a la espera de milagros sin fecha fija, y nos analizamos para ver cuál podría ser el problema que nos puede. Participamos en la cena donde somos lo más importante.

El amor es amor

Ponemos ese lunar que es parada y fonda sin que nos aprovechemos de sus posibilidades. Nos gustamos tanto y tan bien que colocamos fechas en bandas que nos descolocan. Hemos sumado esos grados que nos dijeron hacia dónde ir. Nos lamentamos por esas cuestiones que nos pasan por un agua que nos traspasa con reducciones que se desarrollan a su modo. No somos un accidente nefasto. Deberíamos aprender de lo ocurrido. El amor es amor.

La felicidad a la que tenemos derecho

Pensamos mientras perseguimos unos fines que nos presentan sin compromisos. Nos introducimos en el mundo de Alicia y viajamos como si empezáramos de nuevo. No estamos en el todo, ni en las fórmulas de unas soluciones que dejamos en pendiente sencilla. No sabemos de dónde procedemos, pero sí hacia dónde vamos. Nos encontramos con recursos suficientes para alcanzar la felicidad a la que tenemos derecho.

Vuelta al escenario

Estamos cualificados para tocar los bordes de un sector que nos arropa tanto como puede. Nos ocupamos de cuestiones que nos ponen en un contacto que nos propone vivir sin coto en materia amorosa. Nos damos algunos efectos sencillos y claros que nos encienden las llamas de un gozo que nos ayuda a aparecer en ese escenario que no debimos abandonar en otro tiempo.

Nos podemos entender

Los segundos nos llevan a las chispas de unas décimas en las que debemos reaccionar sin ser presas de ningún pensamiento de hostilidad no definible. Nos vemos con adopciones que podrían ser heridas en la oscuridad de la que hemos de salir. Nos acordamos de quiénes somos en una vida que se fuga con resoluciones que no vamos a repetir. Nos podemos entender.

Prisa y pausa

Te recuerdo de los buenos tiempos, que siguen ahí, que nos proponen adelantos sin prisas, que nos regalan la pausa de la conversación amena de la que tanto aprendemos.

Una magnífica aventura

No te quejes. No merece la pena llorar por lo que no depende de nosotros. Estamos emprendiendo una magnífica aventura. Todo irá bien.

Dispuestos

Nos hacemos caso
en esta nueva realidad
de preferencias
con guarniciones
de géneros variados
y más que variables.

Vamos a ver
lo que no pasa
por una realidad
de perdidos elementos
con los que no contamos.

Nos hemos suplicado
unos nuevos fines
que justifiquen
donde estamos,
y estaremos dispuestos
a cuanto haga falta.

domingo, 28 de septiembre de 2008

Reacciones ideales

Hemos sido diestros en todo lo que teníamos que hacer. Nos recordamos en la nueva coyuntura que nos provocamos con reacciones casi ideales.

Saldremos adelante

Eres todo en mi vida. Lo reconozco, aunque eso me coloque en una situación de extrema debilidad. Saldremos adelante. Te pienso mucho.

Ya te contaré

Vivo la plenitud de una existencia que vamos a compartir sin dar ningún rodeo más. No sueño a secas. Te pienso en todo instante. Ya te contaré más.

No llores

Me trasladas a un mundo donde todo es abundantemente complejo. No llores por lo que no podemos remediar. Te adoro.

Última oportunidad

No me cuentes lo que quieres. Dime qué deseas conmigo. Haré lo que me pidas, pero ya sabes que estamos en la última oportunidad.

viernes, 26 de septiembre de 2008

Otra vez

Hemos gustado de una experiencia que nos pone entre ilusiones que aclaran lo que sentimos, que es mucho y bueno. Te declaro, otra vez, que estoy entregado y perdido por ti.

En la inacción

Se de algunos detalles de un amor que reclama más atenciones, o, de lo contrario, fenecerá en un último olvido, que será como el primero pero empeorado por la inacción. Te quiero mucho: me falta demostrártelo.

En la pasión

Hemos vivido
con una afectación
que nos recuerda
hacia dónde no ir.

.....

Perdemos
las causas
y no sabemos
cómo volver
al espacio de antaño.

....

Te veo
en la justicia
más idealista.
Nos provocamos
en la pasión.

Algo perfecto

Recalo en tu ser en una noche que determina nuestras vidas. Hemos soñado con algo perfecto, y esto es lo que más se le parece.

jueves, 25 de septiembre de 2008

Los vientos más queridos

No voy a fracasar así por las buenas, ni por las malas. Me dejaré llevar hasta ti con los vientos más queridos, que existen, que están, que pueden.

Hablo de ti

Nos proponemos carencias que nos animan desde la libertad de un pensamiento que fluye y se inmiscuye todo lo que puede. Hablo de ti.

Pasión despierta

Me arrastro hasta ti con el mejor humor que puedo. Has liberado una pasión que durmió durante demasiado tiempo.

Una combinación

Sueña con vivir, y vive sin dar vueltas innecesarias. Intenta saborear lo que tienes, que es mucho, mi amor. Sé lo que tengo, y no quiero perderte. La vida debe ser una combinación de conocimiento y subjetividad.

Nos convertimos en realidades

Complementamos las ideas y nos convertimos en realidades. .... Precisamos un poco de tiempo, y lo tendremos para disponer al final de todo, de casi todo. .... Distinguimos y escuchamos con pronunciaciones que determinan desde la responsabilidad y establecemos qué es el amor. .... Tomamos ese alimento que nos permite seguir en disposición de acabar con un cariño temporal.

Nos amamos sin retorno

Nada se va a deteriorar en esta pausa que no es detención. Fecundaremos todavía más ese hehizo. .... Buscas palabras, y no las necesitas. Tan solo mírame y seré tuyo. .... Hallas ese verbo adecuado y medio asustado que tiene más razón de la concebida. .... Las sorpresas nos conducen por vericuetos especiales que nos aman sin retorno.

Dos en pareja

Es normal que me eches de menos, como yo a ti. Nos queremos. Las palabras deben ser sencillas. .... Me encanta tu arrojo contenido y humilde. Me has enamorado con tu sonrisa tímida, con tu bondad manifiesta. .... Contamos el uno con el otro, y el otro con ser dos en pareja. .... Nos tenemos sin remedio porque nos queremos, porque no deseamos paralizar nada.

Sorprendido y perplejo

Me reconvienes con una promesa de amor que nos lleva encendidos y con la incertidumbre en el frontispicio de la misericordia. .... Hablo de tu ser, converso del mío, me las apaño como puedo, y empiezo de nuevo. .... Me ofertas esa ocasión que es escapada. Hemos influido en un entorno que ya no avisa de caídas tremendas. .... Me comporto como un niño sorprendido por la amistad no correspondida. Perplejo, me vuelvo.

Duda y oficio

Me siento a tu lado, y te escucho, y vuelo un poco. .... Me atiendes con la boca llena de amor, con la simulación enlatada, en letargo. .... Me otorgas ese beneficio que es duda y santo y oficio. .... Me regalas una flexibilidad blanca que no hace gala de nada. Aprendo de ella, tanto o más que de ti.

Lo pasaremos bien

Somos primeros y casi últimos en un enredo que previene los detalles con una caricia un poco corta. .... Voy a no verte, a no sentirte, a conveniar lo que tiene una base para multiplicarla por una gran altura. .... Miramos, contemplamos el desierto, y nos convertimos en un vergel que es amor por obra y gracia de tu divinidad. .... Me planteo esa fiesta desbordante con un papel estelar. Lo pasaremos bien.

Me agarro a tu ser

Aprendemos a querernos con dulzura, con presentimientos de amor total. Nos rozamos. .... Me vienes con una idea fija y me centro en lo que me traes. .... Me agarro a tu cuerpo con un interés que olvida que puede ser. Es, somos. .... Me has llamado la atención con una cordial amistad. No salen las cosas como queremos. Pese a todo, somos capaces de aprender un poco.

Nos rompemos de gozo

Siento que tu vida es mía, y que yo me incluyo en tu sempiterno infinito. .... Te rompes de amor, de gozo, de sensualidad compartida y divina. Yo me rompo contigo. .... Te aplicas esa lección hermosa que nos hace dignos a los dos. .... Me has comunicado tus pensamientos más sinceros, y te doy las gracias por ello, amor.

Bromeas con el deseo

Beso tu corazón, herido en la juventud, con grandezas, con caricias, con medias verdades. .... No vienes a darme la razón, ni a quitármela. Vienes a verme, y me contentas por ello. .... Me complace tenerte a mi lado, aunque no seamos el uno del otro, pese a las dificultades. .... Bromeas con un arte que apenas recicla el deseo.

Me aportas vida

Llegamos como víctimas, y nos resucitamos a la vida del amor. .... No vamos a empañar las posibilidades y los alivios que nos harán encabezar un movimiento de amor. .... Me aportas vida, y vida soy. No hay discusión posible. Nos hemos desarrollado con cumplimientos periódicos. .... Eres una ola de sensaciones que me quita las carencias y que coordina sin prevención la salida de la pena.

Me implico

Es de noche, aunque es de día. Cambiaremos la posición de las luces. .... Me implico en tu existencia, que ya no se presenta marchita y carente de sentimientos. .... Me felicitas con una medida que pisa el freno de los sentimientos. .... No te escucho. Ahora me pongo a caminar en silencio, para sentirte.

Me inundas de sentimientos

Te beso, me tocas, te corrijo el movimiento, fluyo a ti. Es un ciclo que crece y vuelve a empezar. .... Digo adiós a las limitaciones. Destapamos las resoluciones que nos apagaron. .... Planteo lo que quieres ser, y me convierto en tu bufón con derechos y sin deberes. Puede que sea al revés. .... Me inundas de sentimientos. Me siento capaz de depender de ti durante siglos. Lo anhelo también.

Recomendaciones

Desgrano un futuro que construye sin disimulo. .... Subimos la escala de los remedios con fomentos de aventuras posibles. .... Te recomiendo una vuelta de tornillo para apretar mi cuerpo al tuyo, serenamente, y me lo recomiendo yo. .... Sospecho que podemos ser un poco más realistas, pero también creo que no conviene.

Un saco de sueños

Espero ser algún día cercano la obra de tu vida. Nos seremos desde la fortaleza y la valentía. .... Me enfrento a la nueva jornada con una división de elementos que acabarán con la mugre y la hostilidad. .... Me meto en el saco de los sueños azules, y me abro a todo tu ser. .... Superamos las dificultades con parlamentos que desempolvan los viejos recuerdos.

El sentido lo ponemos nosotros

No quiero controlar nada ni a nadie, y me pregunto por el registro que determina las últimas voluntades. .... He sido yo mismo en el momento de un fuerte oleaje de grises y negros que quedarán a la cola. .... No me das lo que pido, lo que ofrezco, lo que tiene un sentido menos extraño de lo que jamás pensé. .... Me apetece ser en la esquina que aclama la otra vida que presiente que el sentido lo ponemos nosotros.

Venceremos al mal

Me conformo con inclusiones que resuelven una voluntad tremenda. No atiendo llamadas. .... Postulo una caricia que rompe todos los grados con recetas impagadas. .... Me doy un tiempo, y otro, y otro también, y rescato la moralidad de otros momentos. No estoy para nadie. .... Me buscas con llamaradas de gozos extraños que predicen el otro lado del mal, al que venceremos.

Inocencias vacuas

Digo que voy, pero no tengo valor para una travesía de lanzas y presunciones de inocencias vacuas. .... Me dispones en un proceso que me gana la otra partida. No marcho. .... Recorres el espacio con una intención que me hace daño. No tengo en consideración todo lo que he aprendido. .... Me comunicas unas directrices que previenen con resacas y distracciones.

Olvido y recuerdo

Aprendo de todo tu cuerpo, y con él sueño en un estado de asimilación completa. .... Te muestro esa senda en la que aprendí a caminar, y los dos andamos juntos. .... Correspondo el deseo de olvido con más olvido, y no recuerdo qué ha de ser. .... Comprendes los avisos, pero no los tienes en cuenta, y sospecho de una misión que solo trae aspectos imposibles.

Regalos de sensaciones

Vivo entre tus destrezas, que prefieren otra razón, una vida mucho mayor. Nos recordamos que podemos amarnos, y así es. .... Iré a no verte, a pedirte precio, a convencerte de que estamos en el tono más adecuado. .... Preparamos esa cama en la que soñaremos juntos, por siempre, y nos acercaremos a los pasatiempos de los años mozos. .... No dibujes sombras: quiero luces, enredos, triunfos, regalos, sensaciones.

Seremos más felices

Viro hacia tu estampa, que me atrae como un imán. .... Te enseño a ser, y soy yo mismo gracias a ti, que me haces comprender mucho más. .... Sospecho que la alegría puede ser mucho más. Te cuento mi amor. .... Hemos sido felices, y mucho más que lo seremos, si nos esforzamos en ello de la manera más conveniente.

Respeto el momento

Me coges en un momento de esperanza, y sigo tu camino de luz. .... Me rozas con un cariño que no he conocido antes. Te has molestado y preocupado tanto que te entiendo como pocos. .... Respetas el otro momento, el ritmo de la posición clave que agudiza el ingenio frenético. .... Hemos comprendido que podemos estar juntos, aunque es complejo, pese a las directrices de otra historia más.

La dicha que resolverá millones de dudas

Vencemos a los malos augurios. Salimos del mercadeo, y nos proponemos más regalos sin precio. .... Empieza el día, la mañana nueva, y reclamamos fuerzas para poder aprovecharlo, para agotarla. .... Celebramos la elección de una dicha que nos resolverá millones de dudas. .... Nos inventamos la vuelta atrás con aprovechamientos de experiencias al aire. .... Suena la flauta, y no es por casualidad. Estás tú, y eso me indica todo.

Escalamos posiciones de honor

Repasamos esos actos que nos libran de las voluntades escasas. .... Nos incrementan las dosis del poder de un amor que nos ampara de verdad. .... Conversamos y nos sentimos plácidos mientras el mundo gira con sus locuras torpes. .... Nos defendemos de un amor que no pudimos calcular. Escalamos posiciones de honor.

Llegarán las bendiciones

Te pago con otra moneda, y solicito un adelanto. .... Me has comunicado tus decisiones con rescates de última hora. Sufrimos, pero aprenderemos. .... Nos calmamos ante esa lanza que nos atraviesa. Después del dolor llegarán las bendiciones. .... Sugerimos hechos que nos amparan con invenciones y bicéfalos deseos.

Hemos entendido los mensajes

Me asocio a tu existencia y me catalogo como afortunado. .... Te pido un poco de clemencia cuando me veas agotado. .... Hemos entendido los mensajes de las botellas rotas, pero ahora debemos ser consecuentes. .... Me ofuscas con esas insinuaciones que me envuelven con resoluciones hermosas.

Una noche de amor

Llegas, te acercas, me expresas tu amor, y te marchas. Quedo. .... Suspendes todas tus iniciativas para que seamos dos en un cortejo con fecha de caducidad. .... Resisto con propuestas y celoso de una vida en ciernes. .... Me das, te retorno caricias, y nos enzarzamos en una noche de amor.

Descanso en ti

No estarás sola en este día tan duro para ti. Has tomado una decisión y yo estoy para prestarte las lágrimas que derramas. .... Te he soñado tantas veces que me sugiero una voluntad mayor para tocarte en el hombro. .... No ofendas la gloria del gran dios que nos ha regalado este amor. .... Vamos a tomar ese licor que nos aproximará a la derrota sin anticipación. Descanso en ti.

Soy libre por ti

Te toco y me sanas. Asisto a la santificación de un amor que se cruza para darnos alegrías. .... Derramamos jugos de esperanza con una sorpresa añadida que nos salpicará con los años. .... Te acerco mi botón de muestra con una raíz que es problema y aire puro para afrontarlo. .... Respondes a mis deseos con una caricia que me devuelve la sonrisa. Te tengo y soy libre.

Palabra robada

La soledad nos roba la palabra. Hoy no decimos mucho, quizá porque no podemos contar nada. .... Suscitamos controversias que nos hacen dar un paso atrás. Ya estamos de nuevo en un planteamiento de voluntades en desequilibrio. .... No me sigues la pista cuando te beso. No me ves más, como soy. Puede que sea así. .... Me afliges con esa ignorancia que me destrona en aquel reino que yo mismo me formé.

El pasatiempo de curar heridas

Volcamos el carro de víveres y nos quedamos a la intemperie en pos de la nada. .... No hemos hallado el punto crucial en una pugna de apetencias sin dichas. .... Vamos a una fiesta que ultima un adiós que pregona con resortes engranados que hay una salida. Existe. .... Dedicamos ese pasatiempo a curar heridas. Perdemos determinadas esencias y perfumes que pudieron justificar encantos y abrazos.

Se agotan los argumentos

Hemos hablado de honores, y nos sentamos a la orilla de un río que ya no cree en nosotros. .... Vivimos el horror de la última batalla, que plantea una salida a marchas forzadas. .... Alegamos una defensa que ya no es legítima. Se agotan los argumentos y las caricias. .... No equilibres una vida que debe buscar otros intereses. Te beso en la despedida.

Algo no llega a ser

Verificas lo que quieres, y no aceptas el papel de un disimulo total y absoluto. .... Me quiebro en el otro lado de una barra que es metal demasiado pesado. .... Me ofusco con estrellas y deseos que nos impacientan en otra latitud. .... Perseguimos consentimientos azules en despachos de pan. Algo no llega a ser.

Reclamo de un poco más

Asusta pensar lo que me dejas. Las voces me hablan de ti. .... Disimulo con una pretendida actuación que reclama un poco más. .... Mueves las sillas donde nos regocijamos y planteamos asperezas limadas que aún pinchan un tanto. .... Me acorralas con ese molesto destino que me enciende luces que deslumbran.

La fe que mueve montañas

Hallo en ti lo efímero, lo callado, lo casi muerto, y me duele. .... Hoy no es ese día. Esperaré a mañana. La fortaleza ya no es mía. .... Me encantas por ese buen humor que repartes a borbotones. Me hallas con una gracia que me conduce al cielo, y soy plenitud en tu luz. .... Me conmueves con esa profesión de fe que mueve todas las montañas.

Alargamos el momento

No podemos soportar la locura de un amor para el que hemos nacido. Con él, agarrados fuertemente, llegaremos a una bendición. .... Me has comunicado lo que piensas, y ahora me toca ejercitar lo que te conté. .... Alargamos el momento porque no queremos padecer un equívoco tras otro. Nos sentamos en otra mesa. .... Pedimos una salsa de emoción que salta en una bolsa de creencias que nos incluyen en más y más desidias. Nos sobrepondremos.

Ya nos veremos

Hemos enloquecido en una noche de amor que nos ha vestido de hermosura. .... Presentamos la gracia con una visión querida y arreglada ante el desaire compartido. .... Te sueño en este verano ya extinguido, y presumo de ti por tanto como me das. .... Hemos soñado con una vuelta atrás que prevé una consecuencia y una razón. Ya nos veremos. .... Lo pasamos tan mal como parece, pero detrás del sufrimiento vendrá la reconciliación.

Vamos y venimos

Llegamos a la vida con muchas promesas, con todo por hacer, y nos desgastamos en multitud de esquinas. .... No he aplicado la razón y el criterio más consecuente, y me quedo parado entre perplejidades. .... Me tomo un trozo de tarta que pregona con temeridades amorosas que podremos compartir. .... Intentamos ir hacia la parte noble que nos complica la virtud inmaculada que nos hace sencillos. Vamos y venimos.

Pérdida incontrolable

Tenemos un marco emotivo que nos dará todo el rigor del mundo. Nos relacionamos con lo que hacemos, casi apartados, sin padecimiento por una pérdida que no podemos controlar.

Deprisa

Nos encontramos con plenitud con recortes de emociones que nos alejan de ese apoyo en el que tanto creímos. Nos vamos deprisa.

Mitad y más

Cultivo ese ser que me regalas cada noche. Me convences de un descarte en el que somos mitad y más.

miércoles, 24 de septiembre de 2008

Espero el milagro

Me afano en llegar hasta ti con una broma que me invita a tocar la música de fondo. La hermosura nos entiende, y callamos, y seguimos, y tocamos con registros abundantes. No te veré, pero aún espero el milagro.

En exceso

Te envío besos en la noche ahora que nadie me ve, ahora que nadie mira, ahora que no adviertes de las sombras que aparecen. Te asombras en exceso.

No me guardaré

Duerme sin ventaja ahora que gozas de la salud de un amor que nos hermosea con razones que no vemos. Nos gustamos en esa plaza de preferencias con dichas cuestionadas. Iremos un poco más lejos.

Te veo bien, y lo sabes. Hoy callaré por pudor. Creo que no me guardaré mañana.

martes, 23 de septiembre de 2008

Distancia del pasado

Te enumero sin hablar lo que siento, y siento que todo en ti es algo más. Hemos borrado los buenos momentos, y por eso somos infelices. Nos desgastamos en tiempo y forma mientras esperábamos un milagro que nunca ocurrió, o que no vimos. Nos quemamos en la voluntad de cuantos pensaron que pudimos ser con un belleza más que profunda. Nos invitamos a ser los mismos, pero lo que ha pasado nos distancia. Ya volveremos a vernos en otra dimensión.

El sosiego y la dicha de aquellas noches

Grito sin abrir la boca. Mi corazón desgarrado, harto de esperar en la nada, me vigila en la otra vida, que también lo es pero con otra perspectiva. Nos hemos empañado los sentimientos con esperanzas vacías en la forma, en el continente, y en la razón de ser de un mundo que se muda de árbol para coger diversos frutos. No estamos tan bien como fingimos, pero también es posible que nunca lo estuviéramos. Añoramos el sosiego y la dicha de aquellas noches.

Vuelta sellada

Estamos libres de ataduras para acercarnos a la realidad que nos pudo enseñar en su momento y que ahora lo hace de otro modo. Sonreímos en la distancia corta y media, pero no nos atrevemos en la larga impostura que nos hemos regalado. Nos quedamos de brazos cruzados ante las técnicas que los dos usamos. Nos distanciamos, aunque pensamos en otra cosa que no es. No acertamos con la idea, con la actitud, con el pronóstico, y sellamos la vuelta atrás.

Mundo al revés

Duele lo que pasa, lo que hacemos, lo que sentimos, y nos volvemos con la música entregada a ritmos odiosos. No comprendemos casi nada de lo que nos cuentan. Permanecemos como bobos esperando en la orilla de un camino por el que ya no transitamos. Perdemos unas perspectivas de razones diversas. No controlamos cuanto sucede en este mundo al revés. Ni decimos adiós.

Caminos paralelos

Generamos unas expectativas que nos dominan con sus perfiles de dolores intensos. No iremos a ninguna parte. Nos quedamos con los ojos sometidos a la perplejidad de unos aspectos que no entendemos. Las visiones de otras etapas nos olvidan en unos comienzos que tienen un linaje extraordinariamente estúpido. Nos hemos sometido a esos caminos paralelos en los que nunca nos hallaremos. Rompemos las miradas, sus gestos, esos benditos orígenes. No hay lugar para el sacrificio. Ya no nos entendemos.

No nos queda seguridad

Reiteramos pensamientos de amores hermosos que nos anulan los pensamientos en esos días de esterilidad a la que nos sometemos sin herencias. Los damos esos buenos deseos que no lo son en cuanto nos damos cuenta de que no somos los mismos de ayer. No otorgamos señales de vida ahora que corremos hacia los brazos de lo ajeno, de lo que no es como fuimos en su día nosotros. Ya no hablamos de lo mismo, ya no podemos con los claros ejemplos. No nos queda seguridad.

Ya no está en nosotros

Nos sinceramos en esta mañana en la que no atendemos las llamadas del corazón, precipitado al vacío más odioso. Nos sorprendemos con actuaciones que se desarrollaron mucho antes. Ahora las vemos con apuntes cerrados. No podemos comunicarnos con esas sorprendentes caricias que nos tratan con lo necesario. Pedimos apuntes de honores diversos y reclamamos estructuras de autoridades que ahora no acatamos. El amor existe, pero ya no está en nosotros, por desgracia para ambos.

Otra estela, otro color

Resistimos cuanto podemos, que no es mucho, para acercarnos a esa vida en la que mudamos los aspectos más controvertidos. Hemos servido de testigos ante la levedad de unos seres que nos dicen todo cuando aparece la nada, que ahora nos envuelve con su manto de colores. Yo soy el azul, y tú el verde, o quizá lo éramos. Cuando te miro hallo otro estela a tu lado que me da envidia, aunque lo entiendo. Sé feliz.

Algo faltará

Aplaudes la gracia de la retirada, el acercamiento de otra etapa en la que nos movemos con una visión de lo posible. Nos quemamos la ropa con heridas de una mañana que asegura que el rastro nos podrá facilitar un material harto imposible de definir. Nos volcamos en misiones difíciles que nos señalarán el camino de un mundo maravilloso donde faltarán dos grandes cosas, o quizá una. No estaremos los dos juntos.

Eres la mejor, pero no puede ser

Rastreamos lo más bendito, y vemos que ya no somos nosotros parte de ello. No estamos tan emparentamos como soñamos, como pedimos, como pensamos. Todo ha llegado tarde, como descosido, sin fuerza. Nos hemos mirado y hemos comprendido los criterios de un fallo que nos asalta el ánimo, que ya no distingue como antes. Eres la mejor del mundo conocido, pero ya no puede ser.

Eres ña

Rastreamos lo más bendito, y vemos que ya no somos nosotros parte de ello. No estamos tan emparentamos como soñamos, como pedimos, como pensamos. Todo ha llegado tarde, como descosido, sin fuerza. Nos hemos mirado y hemos comprendido los criterios de un fallo que nos asalta el ánimo, que ya no distingue como antes. Eres la mejor del mundo conocido, pero ya no puede ser.

Espero sin posibilidades

Miro y no te veo, no como antes. Sueño desde ese mundo de arriba que no ve a cuantos estamos abajo, solos. Estamos en la necesidad de amor. Nos agotamos con expresiones de dolores intensificados desde la distancia que nadie ve. Nos hemos olvidado de los orígenes de un universo que ya no se mueve por nosotros. Espero sin posibilidades. Antes fue igual, pero no lo vi.

Con el tiempo no importará

Te beso y me despierto. No quiero más sueños de ese estilo, que me pueden. Te has quedado en la nada que me devora. Soy yo en tu negativa, mientras te agarras a otro. Esperaba algo así, y lo siento. Te he adorado, y seguiré con el mismo afán, pero ya sin ti. Supongo que con el tiempo no me importará. Ahora me apena y me duele.