sábado, 30 de abril de 2011

Acolchemos la realidad con la comunicación

Venzamos esos reflejos comunicativos que nos impiden ver el bosque animado de la pasión y del conocimiento a partes iguales. No mantengamos un exceso de prisa que nos detenga antes de tiempo. La pasión ha de ser dosificada para que no nos falte. La virtud y el equilibrio casan bien.

Los escenarios en los que nos movemos han de animar el instante más estimulante, más sereno, ése en el que nos mostramos como somos en pos de una excelencia sincera, singular, con la fórmula de la ingenuidad, que es la que nos hace aprender. Los espectáculos nos dejarán un tanto a la deriva, pero, incluso en esos momentos, hemos de procurar aprender.

Los adelantos a las conclusiones deben permitir captar adeptos con los que cruzar el río de la vida con más afán de conocer. Dejemos a un lado lo que nos recuerda fracasos, y quedémonos con los éxitos como empujes firmes hacia el otro lado existencial. Crezcamos sin obviar la necesidad de apoyarnos los unos a los otros. Las mejores causas son las que nos envían al unísono en busca del riesgo moderado y suavizado con pugnas de fábula.

No desgastemos las premisas con las que nos debemos dar el regalo de unos aspectos que consideraremos como favoritos para que nada falle, sobre todo en la mecánica de los resortes que admiramos como fundamentales. Escuchemos en lo incierto, en lo que nos aclama con lo bueno y con lo mejor. Incluyamos lo que nos cambia pausadamente en las etapas que nos presentan tal y como lo que somos. Las penurias han de ser superadas con sabores de hechizos halagüeños. Festejemos lo poco o lo mucho que albergamos.

La felicidad tiene que ver con la comunicación que hacemos desde el mejor punto de salida, por las mejores sendas, con instantes para el sosiego y la reparación de las fuerzas y de los ánimos, que han de ser más eficaces con protecciones diarias. Nos hemos de poner en marcha con la habilidad de quien no espera nada a cambio. Nos hemos de fugar de lo que nos daña y afrontar, paralelamente, la existencia con las eternas voluntades de modificar lo que no ofrece la suficiente altura de miras.

No molestemos, ni sirvamos de correa de transmisión para los que fastidian. Acolchemos lo malo y soseguemos lo bueno con la esperanza de un buen día, que seguro que, en comunicación y en lo demás, será mañana. Creamos. La alegría de vivir se expande con esa perspectiva de la realidad.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Frontal verdad

Hoy somos y nos tenemos con toda la gracia de la que somos capaces en un camino de frontal verdad.

Planificaciones maravillosas

Tendamos puentes en la medida que nos parezca oportuno, y seamos con planificaciones que hemos de considerar maravillosas.

Dirigir la voluntad

Consideremos las motivaciones con un sabor de amores serenos que nos deben dirigir la voluntad.

Serán finalmente

Tenemos que estar bien, aunque nos parezca otra cosa. Hemos sellado planes de amor que, finalmente, serán.

Abundando en lo obvio

Defendamos el amor en estado puro, siendo nosotros mismos, abundando en lo obvio, en lo conocido. Esperemos.

Abundando en lo obvio

Defendamos el amor en estado puro, siendo nosotros mismos, abundando en lo obvio, en lo conocido.

Fórmulas queridas

Tengamos la fiesta en paz, y seamos con sensaciones nobles que nos deben fórmulas queridas.

Abundando en lo obvio

Defendamos el amor en estado puro, siendo nosotros mismos, abundando en lo obvio, en lo conocido.

Lo que es

Hemos implicado los mejores recursos con exposiciones de cariños sinceros. Lo que es está.

De lo que fue

Hemos digerido emociones que nos gustan. Nos hablamos de mucho amor, de más, de todo, de lo que fue.

Nos ofrecen más y más

Nos tenemos que divertir en cada caso. Hemos avisado de pensamientos lindos que nos ofrecen más y más.

Nos queremos como somos

Nos sinceramos con lo que somos, con lo que nos ofrece un buen espacio de vida. Nos queremos como somos.

Alegres cada día

Nos enfrentamos a la vida misma con todos los recursos más planos. Nos hemos alegrado cada día.

Somos más dichosos

Sugerimos un espacio en el que nos sentimos plenos para cualquier cambio para mejor. Lo estamos viendo, lo estamos compartiendo, y somos más dichosos.

Pensamientos cercanos

Apareces con la palabra dada en un consejo primero y último. Sigues, y eres, y pones todo en ese mundo de pensamientos cercanos.

Nuevo destino

Sé que sigues ahí como puedes, en lo que puedes, separando y dando con las esencias de un nuevo destino.

No sé conformar otra realidad

Todo te digo y nada te digo ahora que me falta lo que me dices que sobra. No sé conformar otra realidad.

Quedan más

Señalamos ese espacio que hemos de compartir como común. Lo es. Nos hemos enamorado muchas veces. Quedan más.

A última hora

Me escuchas con una atención que me rescata a última hora. Vemos lo que nos gusta y negamos lo que es.

Razones variadas

Sumo y sigo con un bagaje que me encanta. Nos hemos enamorado cada día de todo lo que nos define con razones variadas.

Tuyo y mío

Me has convencido de una especificidad que nos conmueve en un nuevo espacio que es tuyo y mío.

Millones de besos

Me dices y te digo con toda la parsimonia del mundo, y en el nuevo invento, que es renovado, nos damos millones de besos.

Como más lindas

Me sabe la vida a vida, y con ella estamos a bordo de emociones sinceras que nos aclaran las voces que cultivamos como más lindas.

Digamos algo

Destacamos lo que nos parece oportuno, pero algo queda en un tintero de pocas visitas. Digamos algo.

Voluntad que es medida

Me las apaño como puedo, y como puedo soy en ese trance que nos dipone con una voluntad que es medida.

Reflejos de paz

Definimos la vida con características propias que nos animan a cultivar algunos reflejos de paz.

Por ahí estamos

Suplicamos estar en ese trozo de vida que es más vida aún. No queremos abarcarlo todo, pero por ahí estamos.

Con vuelta a empezar

Ya podemos, ya somos, ya exponemos, y ya nos decimos que todo es un círculo con vuelta a empezar.

Dar mucho

Compremos emociones antes de que veamos lo que nos ocurre. Hemos esperado mucho. Nos tendremos que dar mucho.

Empeños adheridos

Cerremos algunos espacios para ver entre todos qué es lo que nos sucede. Hemos adherido empeños.

viernes, 29 de abril de 2011

Por el mejor Periodismo

Cada vez que surge un medio de comunicación, todos andamos un poco más libres por nuestro mundo. Por eso es un motivo de orgullo y de alegría, que ha de ser contagiosa en el buen sentido. Los tiempos que corren son para que valoremos todo, y, si es posible, como es el caso, en positivo.

Una nueva publicación es un elemento más para la crítica, para el conocimiento, para la formación, para el entretenimiento, para seguir los pasos de los eventos y las opiniones que se van gestando, produciendo y compartiendo. Es, en la interpretación que señalamos, un asomo de libertad, un soplo de esperanza, un ápice para constatar una mayor seguridad a la hora de movernos por los espacios que tenemos concedidos o marcados. Es, debe serlo, una bombona de oxígeno.

En este desarrollo imparable que experimentamos, con el añadido actual de la crisis en lo económico y en otros órdenes, nos hallamos ante la esperanza de que la verdad y la veracidad, que no la verosimilitud, vayan encontrando ese hueco en el que sentirnos más cómodos y con más capacidad para optar a lo que nos conviene individual y societariamente.

Creo que es lógico que demos la enhorabuena a quienes vienen con savia nueva y con agallas para aguantar el tipo en un momento complejo. Esperemos que no les falte coraje para decir su verdad, como también anhelamos que desarrollen el oficio desde la premisa de las buenas intenciones y atenciones, desde la consulta de dos o más fuentes (sobre todo en los aspectos más sensibles); y pedimos, igualmente, que se ponderen los derechos ciudadanos en el sentido de no hacer daño por hacer daño, de no difamar, de tener en cuenta a las minorías, a los menores, a los más desprotegidos añadiendo razones y buenas maneras a todo cuanto aquí se haga desde la óptica del Periodismo, del buen Periodismo. Seguro que así será.

Además, dentro de la sencillez a la que aludimos tan sólo pedimos que, cuando se produzcan distorsiones, errores o equívocos, éstos no sean mal intencionados, y que, en paralelo, se tenga la gallardía de corregir y de rectificar todo lo que sea preciso para que conciliación y reconciliación con la sociedad sean lo más plenas posibles.

Gracias, compañeros y compañeras, por el esfuerzo y el empeño, y adelante. Que la fuerza del mejor Propósito os acompañe. En él me hallaréis.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Fugaces

Nos invitamos a vivir, a ser, a corregir los espacios, y nos detenemos en las memorias que nos son vagas, queridas, fugaces.

Aleccionados

Nos imaginamos con atracciones de preferencias que nos transforman para dar con rutinas que nos pueden. Nos hemos aleccionado. Las actividades nos deleitan.

En lo variado

Consideremos la vida con toda la prestancia querida. No hemos avisado de algunas intensas aplicaciones de amor. Nos consideramos en lo variado.

Nos debemos

Nos suponemos en lo básico. Nuestros intereses han de ser comunes. Hemos elegido querernos. Nos debemos el uno al otro.

Antes de que nos superen

Tengo que contarte que la existencia tiene flecos que hemos de comprender antes de que nos superen.

Avanzaremos

Nos manejamos bien. Hemos abundado en lo obvio. Nos movemos con fichas de amores densos. Seremos en otras etapas. Avanzaremos.

Sin que entendamos las explicaciones

No hemos pensado en la vida misma. Ha transcurrido sin que entendamos las explicaciones que van surgiendo.

Nos queremos de verdad

Hemos invitado a los más cercanos para que nos convenzan de otras cuestiones. Nos queremos de verdad.

Sentimientos nuevos

Tendremos que ir hacia ese amor que nos anunciará convocatorias que provocarán señales de sentimientos nuevos.

No abandonaremos

Aumentemos con lecturas de preferencias que serán negociaciones importantes. Nos queremos con otros porcentajes. No abandonaremos.

Progresos

Consumimos un espacio que ya no es nuestro. No contaremos todos los espacios, pues son como son. Llenamos lo que no comprendemos. Los progresos continúan a su ritmo.

Nos equilibraremos

Me encanta la confianza que me trasladas. Hemos avisado de conjugaciones que nos precipitan hacia otra situación. Nos equilibraremos.

Apasionamientos

Testamos la vida con apuestas que nos recrean con unos apasionamientos que nos evitan en lo que somos.

Una misión especial

Tendremos que comunicarnos mucha paz. Hemos avisado de peticiones que se concretarán en una misión especial.

Buenas maneras

Nos damos unas sorpresas que incentivan ese amor que nos declara amigos para siempre. Nos anunciamos buenas maneras.

Convocados

Nos hemos divisado en lo poco y en lo mucho. No hay críticas: no debe haberlas. Nos gustamos con mucha decisión. Nos hemos convocado a otras medidas.

Tipologías que sirven

Eres lo positivo para mí. Nos hemos enamorado cada día. Los trances nos llevan con tipologías que nos sirven.

Crédito sentimental

Hemos asumido que la vida será en ese tránsito que nos posibilitará la actividad más fuerte. Nos quedamos con más crédito sentimental.

Me das equilibrio

Eres el todo, lo máximo, lo que sucede y lo que no, y lo más importante es que me das equilibrio.

Nos transformamos

Subiremos a ese carro que nos portará hasta el final de un ciclo que será otro más. Nos transformamos.

Con pasión

Nos agasajamos en una línea que se convierte en la vuelta más preciada. Nos llevamos con pasión.

Nos divierte

Entraremos en todo lo que tiene algo de sentido. Nos mudamos para ser. La vida nos divierte.

Amores sonoros

Nos dedicamos ese tiempo razonable que nos divierte con unas causas de amores sonoros.

Lo más preciado

Nos afincamos en los instantes que nos dan lo máximo. Nos hemos regalado lo más preciado: tiempo.

Lo que no es

Te considero con todo mi amor. Nos hemos ensalzado con generaciones espontáneas. Iremos a ver lo que no es.

Muy importante

Te conozco, aún sin saber por dónde podremos marchar. Nos generamos mucha afición. Eres muy importante.

jueves, 28 de abril de 2011

Integrando objetivos

Terciamos en las negaciones, en los hechos, en los intereses, y somos en los objetivos que se han marcado otros. Ya los iremos integrando.

Simpatías

Insistamos con las promesas que nos hacen existir en la mejor de las creencias. Hemos divisado simpatías.

Deseo de paz

Consultemos la vida con más vida, y seamos en la misma trayectoria que nos imprime el más grande deseo de paz.

Los tonos que no comprendemos

Te considero parte de mi ser, con todo ese entendimiento que me permite dar con la salida a los tonos que apenas comprendemos.

No faltemos a la cita

Señalemos con emoción todo lo que nos complace y digamos que lo mejor que puede ocurrir es compartirlo. Los deseos nacen de las experiencias más dichosas, de aquellas que aportan felicidad. No desgastemos las mejores esencias, con las que hemos de vivir cada día en el fin de la permanencia.

Experimentemos las emociones con una intensidad que no ha de ser, ni mucho menos, relativa. Seamos auténticos. No aceptemos las dudas que marcan en lo esencial, en lo que debería ser comprensible de manera sencilla. Razonemos en los tiempos sin dejar que las etapas nos puedan.

Las aspiraciones han de ser cuidadas, mimadas, tenidas en cuenta desde la afición más firme, más estimulante, más sana. No forcemos las situaciones, ni las iniciativas que nos deleitan. Ya aparecerán cuando sea menester.

La vida tiene más resortes a los que agarrarnos de lo que parece. Sintamos las premisas con las hermosuras de quienes nos previenen con sus planteamientos más enraizados. Seamos y consideremos las bases para una fortaleza de previsiones sin clientelismos en lo espiritual, en lo intelectual, ni siquiera en lo afectivo. Seamos nosotros mismos, transparentes, para darnos a conocer, y no como meros resultados de la dejadez y/o la negligencia.

Avisemos de las corduras que nos han de llevar por las sensaciones más extraordinarias y acudamos en ese despertar que nos ha de gustar con límites de corrección finita. Nos hemos preferido desde la voluntad más relajada, y ahí estamos, y ahí deberemos estar para que la dicha nos alcance en situaciones normalizadas y no extrañas. No faltemos a la cita comunicativa.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Respeto que intuiremos

Todo es en esa noche que nos regala la sencillez como base de un respeto que todo lo intuirá.

La parte que nos faltaba

Te digo todo y de todo. Nos producimos experiencias que nos deben dar esa parte que nos faltaba.

Superaciones queridas

Eres parte de una excelencia que nos responde con entusiasmos que nos esperan con superaciones queridas.

Incidencias estupendas

Crecemos con márgenes que nos acogen con vientos que nos llevarán a las mejores medidas para difundir cuanto somos. Nos brindamos incidencias estupendas.

Eso es bueno

Te vi. Sale. Soy. Me mantengo con unas voluntades que nos resuelven algunas dudas. Nos queremos como somos. Eso es bueno.

Parte de los mejores olvidos

Nos gestamos con la generosidad de unos amores que crecen. Nos hemos ilusionado con resoluciones que nos darán parte de los mejores olvidos.

Cuanto no es

Te tengo que pensar. Hemos abarcado la vida con más vida. Nos prestamos cuanto no es.

Serán las seguridades

Nos pensamos con dificultades que sobrellevaremos en etapas de disposiciones que colaborarán. Las seguridades serán.

Somos juntos

Abarco planes y deseos que nos coartan porque esperamos más de la cuenta. Los sueños nos recuerdan que somos juntos.

Honores lindos

Eres mi gran tendencia. Las posibilidades siguen con debilidades y ascensos a los honores más lindos.

No es cuestión

Nos hemos constituido en buenos amigos. Las felicidades vienen y van. No es cuestión de agobiarse.

Frecuentes experiencias

Todo en ti es puro interés en las afirmaciones que nos prefieren con sus vanidades y frecuentes experiencias.

Nos apoyamos

Te aseguro que te quiero. Lo ves en mis actos. Hemos dado lo mejor de lo que sabemos. Nos apoyamos.

Frenos negados

Lo posible se resuelve. Nos hemos rescatado de esas esperas que no sirven de tantos frenos negados.

Nos definen

Te he perseguido con resoluciones a los mejores conflictos. Nos imponemos con finalidades que nos definen.

Las fortunas que nos detienen

Destaco cuanto soy. Negamos las ilusiones que nos ayudan a superar las fortunas que nos detienen.

Hoy menos

Ya te contaré que nos embrujamos. Nos hemos resaltado algunas caricias. Las penas son menos, hoy menos.

Los días siguientes

Nos anunciamos que podría ser en las noches que nos levantan los ánimos pensando en los días siguientes.

Fuerzas centrípedas

Todo sana. Hemos avisado de negaciones que se transformarán para mejor. Los casos que aprendemos nos resaltan elementos que consultan lo que nos podría significar con centrípedas fuerzas.

Puede ser

Torcemos por vidas que son. Hemos rescatado lo que fue nuestro a nivel sentimental. Nos contamos que puede ser.

Estupendamente

Nos dedicamos esas palabras que reconocen lo que fuimos. Nos hemos tratado estupendamente.

No hay

Vayamos a ver las finalidades que nos hacen recrearnos en lo principal. Los mantenimientos nos son extraños. No hay gravedad.

Instante

Corremos con otro sí que nos quiere con fórmulas que nos hacen regresar. Nos marcamos con una totalidad que es instante.

Es todo

Generamos mucha pasión. Nos hemos visto con unas diversiones que unen. Nos volvemos. Es todo.

miércoles, 27 de abril de 2011

Algo más de sentido

Somos en la más diestra creencia de un amor que nos dirá lo que vale, lo que es, lo que tiene algo más de sentido.

Con una voluntad infinita

Nos hemos convencido de lo que podemos, de lo que somos, de las destrezas que nos definen con una voluntad infinita.

Destreza

Me apoyo en lo mucho, en lo poco, en lo que tiene una destreza que limar y potenciar.

La carestía

Tengo para mí que eres mi todo, mi ser, mis sensaciones, esa carestía que me pone donde haga falta.

Rescates de primeras facturas

Eres mi seguro. Las consultas nos llevan con implicaciones que se consultarán con rescates de primeras facturas.

Mi alegría

Nos vemos en un cortejo de amores que se disfrutarán. Eres mi alegría. Nos influimos en positivo. No nos dejaremos solos.

Lo que somos

Nos precipitamos para ver lo que fue, lo que tiene todavía un algo de sentido. Destacamos lo que somos.

Consideraciones mayúsculas

Vayamos. Seamos con unas influencias que nos dirán lo que puede ser. Nos hemos mantenido entre consideraciones mayúsculas.

Energías amorosas

Vivimos las eficiencias con unas cómodas posiciones con las que aprendemos sin premios. Nos damos energías amorosas.

Lo mejor de lo mejor

Tendremos que ir a ver lo que nos ocurre en un mundo de complejidades con retornos a lo que fuimos. Nos promovemos. Nos inspiramos en lo mejor de lo mejor.

Reposiciones variables

Evolucionamos con moderaciones que nos son. Hemos cambiado y sido en la noche de los tiempos consultados con reposiciones variables.

Por otras situaciones

Te doy mi todo, lo que soy, lo mejor de mí. Salimos a ver lo que no sucede. Nos hemos colado por otras situaciones.

Lo que deseamos

Eres mi amor total. Lo hemos experimentado con unas referencias que nos concluyen lo que deseamos.

Pasiones silenciosas

Tendremos que avivar las consecuencias. Generamos un poco de amistad con unos encuentros de pasiones silenciosas.

Con unos visos de ilusión

Eres mi centro, mis sensaciones, mis atenciones fijas y determinantes. Nos hemos recogido para contemplarnos con unos visos de ilusión.

Para poder

Ya nos vemos. Nos hemos mantenido en la vida misma. Nos hemos unido para ser, para estar, para poder.

Unas calmas que son

Eres mi motivo querido. Nos prestamos lo mejor. Hemos aprobado la vida con muchas creencias. Nos damos soluciones con unas calmas que son.

Confluyen los tiempos

Ya estamos. Las comunicaciones nos conducen por razones de motivos silenciosos. Nos vamos con incorporaciones que nos suponen buenos amigos. Demostraremos que lo somos. Los tiempos no son paralelos: ya confluyen.

En línea

Nos aplicamos con un poco de cordura. Iremos a ver lo que sucede y lo que no. Nos vemos en línea.

Reducir distancias

Tendremos que resumir las consecuencias de unos distanciamientos que iremos reduciendo.

Con tranquilidad

Vayamos con mucho entusiasmo. Vayamos con facilidades para ser en la prudencia máxima. Nos consultamos con tranquilidad.

Nos consultamos

Nos introducimos en esa vida que es. Nos hemos entendido. Consultamos lo que nos parece noble.

Nos rodeamos de pasión

Jugamos con ese amor que nos ennoblece. Nos queremos. Nos hablamos con cariño. Nos rodeamos de mucha pasión.

Con intentos silencios

Consumimos. Nos hemos parado. Las causas son. Las presencias nos sugieren con intentos en silencio.

Reglas de compromisos sentimentales

Tendremos que reconocer quiénes somos. Nos importa lo que somos. Nos hemos visto con reglas de compromisos sentimentales.

En la nada

Juntamos piezas que son. Nos movemos para ganar en la nada, que es donde hallamos algo de razón.

Nos enseñamos

Eres ese momento detenido para sacar el mejor sabor de la vida diaria. Nos enseñamos a vivir.

martes, 26 de abril de 2011

Anhelos de libertad

Buceamos en el interior y damos con la memoria que nos fecundó de anhelos de libertad que ya traen sus frutos.

Nos hemos querido

Te tengo en esa atalaya que nos hace comprender el sentimiento más profundo. Nos hemos querido como somos. Puede que volvamos a hacerlo.

Lo que vayamos a demostrar

Insistimos en ver, en dar, en tomar en consideración las simpatías como base para todo cuanto vayamos a demostrar.

Afrutadas caricias

Tiemblo de pura emoción en este nuevo y destacado objetivo por dar con todo cuanto nos envuelve con sus afrutadas caricias.

Sus convergencias

Saldemos cuentas con un deseo de dar con los equilibrios de otros instantes. Las existencias tienen sus convergencias.

Para estar bien

Ayunemos en este nuevo afán por salir adelante en pos de un amor que será la clave para estar bien.

Juntos

Tengo que confesarte mi amor, que decirte que estamos juntos por devociones y decisiones que hemos fomentado en común.

Con sus mejores hábitos

Tengamos en nuestro entorno los mejores regalos de unas vidas que nos deben hacer reír con sus mejores hábitos.

Razonemos

Avisamos a los corazones que nos dieron preferencias y complicaciones con sus toques más diestros. Razonemos.

Ya recordamos algo

Hemos avisado a los grandes cariños de seguir con más líneas sin argumentos. Nos hemos olvidado, pero ya recordamos algo.

Emociones que funcionen

Olvidemos lo que hemos sido, y sintamos la experiencia como un baluarte que nos imprime un carácter de emociones reiteradas desde el amor, que serán las que funcionen.

Sin fugas de antaño

Contrastamos la vida con un poco de buen humor, y destacamos las empresas con un agotamiento que puede resultar en lo colectivo, sin fugas de antaño.

Más amigables

Vayamos a conocer lo que nos devuelve el apego a las causas que se extinguieron con una simulación de profunda creencia. Vayamos a ver y a advertir que las cuestiones podrán ser un poco más amigables.

Emociones simplificadas

Tendré que recoger el testigo de una era que hoy nos atiende con visos de emociones simplificadas.

Derrotas superadas

Posibilitamos la vida con un poco de más vida, con la existencia implicada en un amor de derrotas superadas.

Ver lo que somos

Todo me sale desde el apaño mismo de un sentido de preferencias cansadas, y por eso continuamos, con el fin de ver lo que somos.

Los poros del cariño

Todo puede tener sentido en cuanto hablamos desde la óptica del amor. Nos hemos de sentar para ver, para vivir, para experimentar los poros del cariño.

El regalo del amor

Vayamos, seamos, demos con las sensaciones más supuestas, con las que estimamos desde el regalo mismo del amor.

Riesgos infinitos

Todo sale bien, todo sigue, todo es, y todo nos regala una fisionomía que nos consulta pláticas de experiencias con riesgos infinitos.

Benditas ocurrencias

Querríamos seguir con un poco de bondad en los ojos, con las visiones de lo que fueron benditas ocurrencias.

Las sustentaremos

Las tentaciones nos inculcan vacíos que hemos de llenar conformándolas en positivo. Si hay amor, seguirán, las sustentaremos.

Implicación en la paz

Suponemos lo que se puede hacer con todo lo que nos parece tener algo de implicación en la misma paz.

Expresiones a la fuga

Nos infundimos un respeto que nos detiene en la vida misma, con todo su cortejo de expresiones a la fuga.

Caso al corazón

La explicación de este amor nos ha de permitir anidar en las más puras creencias. Hagamos caso al corazón.

Mucho y bueno

Acreditamos experiencias que nos llevan a decir lo que sentimos, que es mucho y bueno. Nos hemos querido con razones y sin ellas. Las vidas siguen.

lunes, 25 de abril de 2011

Puertas comunicativas

Reflejemos las emociones con una moderación que nos haga ver lo que nos ocurre. Sintamos cerca las gracias más lindas. Acudamos a las causas positivas que nos deben acodar en los mejores sitios, intentando aprender de lo que nos sucede, de cuanto tiene una dirección salpicada de buenas vibraciones, en la que nos podemos mover aprovechando la chispa de la vida, que ha de ejercer como vehículo o instrumento de viaje.

Aceptemos el mundo como es, lo que controlamos, lo que no, todo lo que es oferta con destino incluido, procurando reforzar lo que nos aparece con una matriz simpática. No causemos baja sin dar con las verdaderas motivaciones. Los ejes han de prever que el todo pueda ser con las suficiencias debidas.

Nos caigamos en las frustraciones que nos pueden impedir caminar con la soltura de antaño. Demos vueltas a las opiniones que nos ofrecerán las perspectivas suficientes para solventar y apuntalar las motivaciones más sostenibles. Las posturas no han de cerrarse a cal y canto. Tomemos en consideración lo que pueda ser mejor. Las esferas nos permiten recorrer un espacio con un punto de retorno conocido. Lo aconsejable es aprovecharlo cultivando las relevancias en su auténtico anhelo.

Tengamos en cuenta todos los parámetros, incluso los más nimios, con el fin de fortalecer las líneas argumentales que han de tener curso de ida y de vuelta. Los trayectos han de ofertar ocurrencias de niveles fortalecidos y fomentados con nexos que nos unan de verdad. Acertemos en los pronósticos sin hacer reservas extrañas.

Hagamos de la bondad nuestra tarjeta de visita y atendamos las peticiones que nos pueden consentir el tiempo necesario para modificar y expandir los deseos de convenciones supuestas y reales desde la consideración más hermosa que podamos destapar. Hagamos que las rutas se conjuguen en puntos de convergencias espaciosas con las dichas como portadas de lo que hallaremos tras los umbrales de las puertas comunicativas que hemos de sugerir cada día. En todas ellas, desde el respeto, la tolerancia y la buena intención, puede haber un punto de aprendizaje. Puede que mucho más. De nosotros depende.

Juan TOMÁS FRUTOS.

La noche de los buenos tiempos

Dediquemos compromisos con solturas de ganas de amar. No podremos quedarnos en la noche de los buenos tiempos.

Bendiciones consultadas

Juntemos amores de todo tipo y seamos en la seguridad de un amor que nos dará bendiciones consultadas.

Donde sea menester

Nos confesamos amigos de esa amistad que nos debe lucir con razones figuradas. Iremos donde sea menester.

Expresiones de autoridad

Razonemos, seamos en la misma sensación que nos produce cambios con expresiones de autoridad.

Relación milagrosa

Nos comprometemos a ser felices con lo poco o lo mucho que nos administre esta relación que, como advertimos, es milagrosa.

Relación milagrosa

Nos comprometemos a ser felices con lo poco o lo mucho que nos administre esta relación que, como advertimos, es milagrosa.

En otro destierro

Nos detenemos en más ocasiones de las que podemos enumerar. Hemos sido en otro destierro.

Sin complicidad

Todo es en ti ahora que nos vemos con salidas hacia ese mundo en el que nos advertimos sin complicidad.

Como oportunidades

Llamemos a otra puerta y apliquemos las resacas como oportunidades más que dificultades.

De cierta profundidad

Hemos acudido a varias sencillas llamadas con las que vemos lo que somos, entre baluartes de cierta profundidad.

Cuestión de verlas

Apuntemos ese término medio que nos dará la medida de todas las cosas. Nos hemos abierto a las circunstancias más sencillas. Ahora es cuestión de verlas.

Seremos en varias puertas

Consideremos el espacio hacia ese universo que nos puede. Hemos llamado a varias puertas, y en ellas seremos.

Con todo tipo de amistades

Los casos son con pérdidas emocionadas que nos dirigen hacia el mundo más sereno. Hemos sido bondadosos, o lo hemos intentado, con todo tipo de amistades.

Desarrollemos las emociones

Vayamos donde sea menester con una agudeza que debe imprimer carácter a cuanto somos. Desarollemos las emociones.

Quehaceres liberadores

Supongamos que podemos, y podamos con unos quehaceres que nos deben liberar en el mejor instante.

El afán que nos gusta

Reaccionemos lo mejor que podamos y como podamos, dando, recibiendo, suponiendo, considerando las emociones como ese afán que tanto nos gusta.

Cordura

Tengamos la fiesta en esa paz que nos alumbra. Nos hemos de mostrar con una cordura de raíces profundas.

La sensatez que nos implica

Intentemos aplaudir con una causa que sea en la misma sensatez que nos implica y complace.

Con amor sereno

Sumemos y seamos en la sensatez del destino que nos quiere tanto, más, con amor sereno.

Nos fijamos

Separamos lo útil y lo sencillo para disfrutar de las detenciones que nos relevan. Nos fijamos a lo más instrumentalizado.

Más iniciativas abiertas

Iniciamos la vida. Nos mostramos colaboradores. Nos hemos dado precisiones que nos brindarán más iniciativas abiertas.

Como voluntarios

Nos advertimos esas tormentas que nos han de planificar aunque sea al revés. Nos vemos con manos vacías. Nos mostraremos como voluntarios.

Divididos

Es con adelantos que no sirven. Nos hemos implicado. Nos devolvemos lo que es. Nos hemos dividido.

Nos volcamos

Te ofrezco la vida como es, como somos, entre tiempos que vuelan. Miramos y vemos. Nos volcamos en la participación amorosa.

Lo cuantitativo

Nos hemos dado ese aviso que nos relega a los comienzos que nos ganan. Nos hemos contado. Ya no sé si vale lo cuantitativo.

En otra etapa

Todo me vale ahora que te veo con esa aplicación de soluciones que no están. Veremos en otra etapa.

La misma vida

Nos hemos facilitado ese todo que nos reduce con amores sentidos. Hemos aclamado la misma vida.

Nos examinaremos

Nos protegemos con preocupaciones que nos animan a vivir con sentimientos que nos aplican soluciones. Nos examinaremos.

Volverán

Ya veremos otro día. Las existencias nos llenan. Los instantes nos son. Hemos avisado de lo que pretendemos. Los amores se disiparon, pero volverán.

Respuestas que no damos

Eres ese momento que justifica todo. Nos captamos con razones novedosas. Hemos sido con respuestas que no damos.

miércoles, 20 de abril de 2011

Elemento mayúsculo

Sueño con vivir en esa paz que nos encendió la llama más querida, que hoy es un elemento mayúsculo.

Alentados

Ultimo pronósticos con vacilaciones queridas. Iremos a ver lo que no ocurre. Nos hemos alentado.

Llegaremos

Las consultas nos envuelven con papeles que no parecen nuestros. Puede que no lo sean. Iremos tarde, pero llegaremos.

Aunque parezca al revés

Dirijo mi mirada hacia ti dando y recibiendo esa niebla que disipa dudas, aunque parezca al revés.

Porque sí

Sigue mi espacio por un umbral de impaciencias, y soy con ellas, dentro de la nada, porque sí.

Comunicar, pieza clave

Auspiciemos las emociones con unos flujos de amores hacia ese instante de honor que todo lo toca y todo lo pone en su sitio. Nos hemos de imponer unas reglas de creencias simpáticas, singulares, selladas sin fuego pero sí con el suficiente ardor.

Nos debemos comprender pacíficamente, abriendo espacios, siendo nosotros mismos. No causemos esas bajas que nos prefieren con sus normas amplificadas para borrar los obstáculos y recoger el abanico de buenas experiencias, que nos nutren de las mejores correcciones.

No simplifiquemos las cuestiones que nos vienen con una realeza que nos define y distingue con palabras que nos son en las noches más largas. Hagamos caso con una impronta divina. Nos hemos de querer mucho.

Los buenos pensamientos generan más empatías, destellos de implicaciones para solventar las diferencias y los vacíos que se puedan producir. Hagamos que las posibilidades sean reales. No nos debilitemos sin complementar y añadir soluciones a las hileras de preguntas, de dudas y ante los lapsus que acontecen con explicaciones y sin ellas. Afrontemos la existencia simplificando procedimientos.

Las brumas de las mañanas han de disiparse con cariño, con esfuerzo por el entendimiento y con la gracia de compartir y siendo solidarios. Merezcamos y hagamos por merecer la dicha a la que tenemos derecho contando lo que somos, lo que hacemos, lo que perseguimos... La comunicación es una pieza clave. Arranquemos con paciencia, buscando la precisión.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Vivamos

Vivamos con pasión los días que están por venir, que vendrán pronto, y pronto se irán.

Compartimos voluntades

Las implicaciones nos han de llenar de gozo por las pretensiones que compartimos con voluntades.

Fermentar amor

Brillemos con todo el entusiasmo del universo. Las alianzas han de servir para fermentar y generar mucho más amor.

Nos acogemos

Los instantes nos hacen presentir lo que nos enciende la emoción. Nos impresionamos. Nos hemos puesto a aprender. Nos acogemos.

Lo que nos vale

Todo me vale. Hemos asegurado sentencias que nos portan con consentimientos que nos dedicarán muchos abrazos que asegurarán lo que nos vale.

Contarlo todo

Nos mostramos en la totalidad, con números que nos añaden ciertos valores. No vamos a contarlo todo.

Charlar

Comencemos con lo que tiene algo de valor. Hemos de acudir a la señal de amor de otros. Nos ponemos a charlar.

Queda mucha amistad

Disfrutemos de lo que somos. Estemos pendientes. Las historias nos han de llevar con aislamientos máximos. Queda mucha amistad.

Dar mucho más

Acomodo lo que soy a esa salida donde somos sin momentos extremos. Los recursos nos han de dar mucho más. No hay, no debe, problemas de relación, pues nos amamos.

Mejorar, cambiar

Acabaremos con intereses comunes. Nos hemos señalado lo mejor, lo justito para mejorar, para cambiar.

Otra primera vez

Asisto contigo, sin ti, a ese encuentro donde podremos compartir sin dar con las voluntades inciertas. Nos damos otra primera vez.