lunes, 30 de junio de 2014

Somos y seremos

Nos damos el alto con un compromiso útil. Nos encargamos de estar y de ser en el trayecto que nos dispone. Nos superamos.

Estemos de nuevo en el punto. Nos conformaremos con la realidad misma. Nos vamos a contar cuanto somos. Nos hallaremos.

No osaremos ubicarnos en puntos que no controlamos. Nos trasladaremos a los idealismos más gratos. Susurraremos palabras de amor.

Nos inmiscuiremos con razones de cariño. Nos aseguraremos con procesos claros. Hemos despertado ya con señales de algodón.

Nos agarraremos a los puntos básicos. Nos elevaremos con fuerzas que son desde ahora mismo. Nos llamamos amigos. Lo somos y lo seremos.

Juan Tomás Frutos.

Predecimos

Gestamos desde la emotividad.

...

Nos sugerimos estancias renovadas.

...

Nos conjuramos.

...

Destacamos todo lo bueno.

...

Nos preparamos con claros porcentajes.

...

Nos interpretamos.

...

Predecimos.

Juan T.

Nos lo proponemos

Eres más.

...

Nos aceptamos.

...

Vamos en lo suficiente.

...

Nos conformamos.

...

Resolvemos desde la amistad.

...

Nos comunicamos.

...

Te diré que sí, que podemos.

...

Nos proponemos avanzar.

Juan T.

Afinidad

Nos nombramos.

...

Nos incrustamos en la verdad misma.

...

Sanamos.

...

Nos recordamos con todo el amor del que somos capaces.

...

Generas afinidad.

...

Te estimo estupendamente.

...

Nos rodeamos de paciencia.

...

Aplaudimos el nuevo día.

Juan T.

Tocamos

Construyes mi ser.

...

Me abandono a ti.

...

Consultas.

...

Estemos bien.

...

Nos aclararemos.

...

Tocamos.

...

Hemos abierto los más altos planos.

Juan T.

Llegas

Por ti es.

...

Nos protegemos.

...

Hay serenidad.

...

Nos declaramos.

...

Nos endulzamos con amor.

...

Llegas.

Juan T.

domingo, 29 de junio de 2014

Cerca de la felicidad

Hemos hallado suficiencias mientras nos gustamos en las travesías de unos órdenes confiados. Nos amoldamos a las esperanzas, que son muchas.

Demos con ese trasiego que manda mensajes de amor hasta el final de lo recóndito. Somos en una realidad de distingos.

Nos hemos de aventurar por los espacios siderales, por los que nos convencen de pensamientos claves. Nos debemos proponer situaciones singulares.

Seamos, sepamos. Nos hemos de consolidar a través de esos pasos que nos dieron ansias de vivir, de existir, de compartir cuanto fue.

Los elementos han de figurar en francas alianzas con el destino que nos universaliza. Tenemos mucho que referir, y ahí estamos para hacerlo. Siempre siempre hemos estar cerca de la felicidad, por lo que pueda pasar. Seguro que sucederá.

Juan TOMÁS FRUTOS.


Te hallo a ti

Busco las palabras
que fueron importantes,
mientras lo fueron,
entre suposiciones
que nos dieron
un paso más,
un aviso, una emoción,
y te cuento que soy feliz
en ese trayecto
que me disipa
las dudas calladas
gracias a construcciones firmes
que brindaron
por los mejores días,
que nos han venido
y que ahora compartimos.

Busco las palabras
que considero adecuadas,
y te hallo a ti.
Creo que ahora debo callar
para saborear el momento,
para que disfrutemos
sin intermediaciones de vocablos.

El silencio, excepcionalmente,
se hace rentable.

Juan T.

Lo primero, con los demás

Empatizas
con mi ser hoy,
ahora, en esta escuela,
que ha sido la de siempre,
como si el escenario
nos mereciera la significación soñada.
Así es.

La pregunta la hice ayer:
hoy no tiene ni el mismo sentido
ni el mismo interés.

Lo deseable es que aprendamos
para que amoldemos
las circunstancias al presente.
Nada permanece,
ni debe,
y lo ideal es que desayunemos juntos
cuando las premisas
lo sean de verdad.
No hay prisa.
Tranquila.

Empatizas de nuevo.
No te olvides de quiénes somos,
siempre lo primero
en y con los demás.
Ejerzamos tal aserto
con convicción, con mucha.

Juan T.

Señales destacadas

Cursamos la mejor petición, que es la dicha, que nos hará eternos. Juremos que podemos. Hemos de averiguar cuanto queremos.

Nos hemos de postular como buenos amigos, y seguir por estancias que nos han de procurar continuidad. Nos supondremos.

Los aires de las peticiones honrosas nos deben dar un poco más. Nos guardaremos. La existencia es felicidad.

Nos podemos conjugar con las gracias de una suposición que está ahí. Hemos sido. Las tormentas son menores.

Los hechos de antaño nos deben llevar por las sendas de la gratitud. Nos debemos poner a platicar. Las señales son destacadas. Las hemos de interpretar.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Te reconozco

Asomas
por esa ventana
que es amor en el trayecto
que nos pone
diversiones y caricias.

Nos aplaudimos
con una serenidad
que tildamos
para los amigos.

Hemos construido
el mejor plan,
que iremos disfrutando
en el itinerario de la vida.

Eres tú,
y te reconozco.

La genialidad se comparte:
los dos lo hacemos.

Juan T.

Ilusiones

Nos dignificamos.

...

Te estimo con sensaciones claras.

...

Lo más querido eres tú.

...

Consultemos.

...

Nos mostramos precavidos.

...

Hemos de atendernos.

...

Nos proporcionamos ilusiones.

Juan T.

Sonríe

No sonrías para la foto. Sonríe para el día.

Juan T.


Confirmamos

Nos miraremos de nuevo.

...

Nos damos ese todo que alimenta.

...

Nos sorprendemos con fuerzas sensacionales.

...

Te expreso mi ser.

...

Nos iremos conformando.

...

La claridad es total.

...

Nos damos lo que vale.

...

Hemos sugerido estar.

...

Confirmamos.

Juan T.

Pensaremos

Eres formidable.

...

Nos amamos del todo, mucho.

...

Hemos adecuado la vida misma.

...

Nos alargamos con reformas sanas.

...

Completamos el fin.

...

Nos apostamos donde debemos.

...

Nos damos lo absoluto.

...

Pensaremos.

Juan T.

Del mejor modo

Nos convenimos con un amor fundado en el deseo.

...

Mejoramos el entorno.

...

Nos camuflamos.

...

Vamos a entendernos.

...

Nos acercamos.

...

Saltamos para ser.

...

Nos miramos del mejor modo.

Juan T.

sábado, 28 de junio de 2014

Gracias

Vivamos en el nuevo espacio.

...

Te admiro y te entiendo.

...

Genero devoción.

...

Aclaro mi voz.

...

Nos miramos con actitud.

...

Los anhelos crecen.

...

Nos suponemos.

...

Nos damos las gracias.

Juan T.

Nos generamos

Nos invitamos a estar.

...

Los juramentos son eternos.

...

Nos ponemos en el sitio más ligero.

...

Nos adecuamos.

...

Volvemos.

...

Las responsabilidades son grandes.

...

Estaremos de nuevo.

...

Nos generamos.

Juan T.

Puentes geniales

Nos prevenimos con todo el amor y el deseo.

...

Juramos vernos.

...

Negamos lo evidente, pero sólo por el momento.

...

Hemos hallado motivos.

...

Los puentes son celestiales.

...

Nos consideramos.

...

Hemos hablado de amor.

...

Los puentes son geniales.

Juan T.

Recuerdos claros

Refuerzo.

...

Nos invitamos a vivir.

...

Disfrutamos de mucha generosidad.

...

Avanzamos.

...

Nos reponemos.

...

Estemos todo lo bien que podamos.

...

Nos asumimos con recuerdos claros.

Juan T.

viernes, 27 de junio de 2014

Solicitemos el todo

Llega la mejor ilusión.

...

Nos bastamos del todo.

...

Controlamos, conformamos.

...

Hemos dado el fin, que es comienzo.

...

Nos deseamos con reformas.

...

Nos enganchamos.

...

Solicitemos el todo.

Juan T.

En el mejor sitio

Gestionemos los buenos instantes.

...

Presentimos un amor, y es.

...

Nos importamos con registros sensacionales.

...

Nos hemos dicho que es posible.

...

Vamos, siempre vamos.

...

Nos incluimos en el mejor sitio.

Juan T.

Nos aprovecharemos

Reformas mi ser
con una entereza
que me maravilla,
que es,
que puede entre sábanas
de cariño usual.

Nos contenemos
con juegos de buen humor.
Hagamos que el fin
nos lleve
por lo más cuerdo.

Hemos de servir
de testigos de nuestro tiempo,
que se impondrá
ante los equívocos y detenciones.
Nos sanamos.

El tiempo hoy,
porque nos amamos,
juega a nuestro favor.
Nos aprovecharemos.
La fiesta continúa.

Juan T.

Con todo el amor

Nos hemos de confesar amigos de lo que nos merece un anhelo. Nos debemos procurar felicidad diaria. Hagamos caso al corazón, siempre al corazón.

Pongamos lo más diestro encima de la mesa como base de la excelencia que ansiamos compartir. Aseguremos el porvenir.

Nos hemos de fundir con la referencia máxima. Nos debemos dar lo justo y necesario para salvaguardar las escenas más queridas. Nos hemos de estimular.

Supongamos y, al tiempo, comprobemos. No dejemos al albur de las buenas opciones el final de una etapa que será comienzo también.

Contrastemos las memorias, y seamos en el tránsito hacia la verdad. Nos presentamos cada día, y lo decimos, con todo el amor del universo.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Lo ideal

Nos ubicamos con fuerzas.

...

Mudamos deseos.

...

Nos abrimos al mejor plan.

...

Nos cambiamos.

...

Nos damos virtualidad.

...

Cumplimentamos lo ideal.

Juan T.

Nos hacemos caso

Contactamos.

...

Nos reunimos.

...

Presentimos.

...

Nos importamos con razones claras.

...

Hemos dado todo.

...

Nos hacemos caso.

Juan T.

En lo esencial

Voy a ti.

...

Nos reformamos.

...

Besamos.

...

Nos congratulamos.

...

Nos fijamos en lo esencial.

Juan T.

Toca estar

Eres en el día.

...

Creces.

...

Me recoges en el aire.

...

Nos imponemos anhelos.

...

Toca estar.

Juan T.

jueves, 26 de junio de 2014

Por siempre

Nos frecuentamos con hechizos.

...

Vayamos para ser nosotros mismos.

...

Toca la vida, toda ella

...

Nos subimos al barco del puro amor.

...

La verdad se resume en todo cuanto haces.

...

Floreces.

...

Hay mansedumbre.

...

Te creo por siempre.

Juan T.

De lo nimio a lo relevante

Generemos amores con los que seguir con registros claros. Nos hemos de proporcionar consecuencias. La vida es aprendizaje continuo.

Constituimos los fines que son. Nos enamoramos de construcciones que nos aclaran los fines más hermosos. Deseemos qué hacer y cómo. La prontitud no siempre aconseja bien.

Nos hemos de testimoniar una realidad con la que adelantar los planes del cariño más singular. Hemos de insistir en la memoria. Los fundamentos ayudan.

Nos debemos controlar con recuerdos de plenitud. Nos dejamos transportar hasta el mismo inicio que es. El programa es pródigo.

Nos maravillamos ante las opciones que aparecen por doquier. Hemos consolidado la vida, y con ella nos alegramos desde lo más nimio a lo más relevante.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Te entiendo

Nos acogemos.

...

Planteamos responsabilidades.

...

Nos decimos que sí.

...

Hemos dado con lo que fue.

...

Nos conculcamos.

...

No hemos dado con la cercanía.

...

Nos confesamos.

...

Te entiendo.

Juan T.

Al fin somos

Nos subimos
al carro
de la vida
que nos traslada
a los anhelos de aromas
silentes.

Resolvemos el amor.
Nos preocupamos
con recuerdos supuestos.
Hemos dado ansias.
Nos alzamos con deseo.

Hemos dado planteamientos
que nos dejan ir
hasta el inicio del cariño.
Nos ponemos a cantar.
Presentamos
lo más querido, lo soñado,
y somos,
al fin somos.

Juan T.

Nos fundimos

Miremos con cariño.

...

Nos hemos añadido amor.

...

Nos aproximamos.

...

Nos aseguramos procesos claros.

...

Nos fundimos.

Juan T.

Regresos

Pidamos amor.

...

Nos damos los buenos días.

...

Nos queremos sin obligaciones.

...

Tengamos todo lo deseado.

...

Nos insertamos en el mejor plano.

...

Planteamos regresos.

Juan T.

Llegamos a ser

Nos intentamos.

...

Nos marcamos.

...

Hemos asegurado el deseo.

...

Nos planteamos rescates.

...

Llegamos a ser.

Juan T.

Amemos

Nos hacemos ir.

...

Registro mi amor.

...

Nos hemos enganchado al fin.

...

Nos damos carácter.

...

Generemos más.

...

Todo sigue. Amemos.

Juan T.

Anhelos

Ya estás.

...

Nos hemos recreado.

...

Giras.

...

Es.

...

Nos emplazamos.

...

Resolvemos los anhelos.

Juan T.

miércoles, 25 de junio de 2014

Cumplimentar promesas

Conjuntamos las presencias con unos reinados de amores que nos van a eternizar. Nos diremos que podemos ir, y trataremos de contribuir a las experiencias que nos proponen mejorías notables.

Comuniquemos con razones de pureza. Supongamos. Nos hemos de maravillar con las gracias que hicimos confiadas.

Nos hemos de confabular. Pongamos todo el anhelo donde corresponda. Los instantes de pasión nos deben dar cobijo.

Importemos desde la verdad direccionada para el bien común. Debemos procurarnos todo género de esperanza para, con confianza, avanzar.

La vida es cuanto es, y cuanto le dejamos ser. Las promesas se han de cumplimentar con recursos que debemos exponer con el signo más sereno. Nos vale.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Nos felicitamos

Nos tenemos en cuenta
con un ósculo de pasión
que nos lleva
al comienzo del día,
que nos aconseja.

Nos deseamos
en el tránsito hacia el cariño
que nos previene
con sus intenciones maestras.

Somos porque sí,
y seremos por siempre
con esta estima
que nos añade conjuras señeras.

Hemos tenido la suerte
de hallarnos:
nos vamos a defender
a capa y espada,
con abrazos pensados,
con sensaciones eternas,
con un recomienzo constante,
con lo que somos.

Nos felicitamos con hechos.

Juan T.

Entereza

Nos ponemos en el punto ideal.

...

Nos damos la mejor travesía.

...

Convengamos.

...

Sigamos.

...

Nos daremos entereza.

Juan T.

Te señalo

Me repongo.

...

Te creo del todo.

...

Nos intuimos.

...

Hemos sido con un referente.

...

Te señalo.

Juan T.

Con un beso razonamos

Te estimo.

...

Mucho es.

...

Nos hemos convencido de lo que podemos realizar.

...

Parlamentamos.

...

Nos aseguramos.

...

Razonamos con un beso.

Juan T.

Hablemos de cariño

Nos conducimos bien.

...

Las reglas contribuyen a la vida.

...

Nos invitamos.

...

Hemos descubierto qué hacer.

...

Nos rescatamos. Hemos sido.

...

Hablemos de cariño.

Juan T.

Remedios de amor

Nos vehiculamos.

...

Hemos acudido.

...

Las previsiones son excelentes.

...

Te creeré.

...

Nos consentimos.

...

Apliquemos remedios de amor.

Juan T.

Nos necesitamos

Ya eres.

...

Te admiro.

...

Del todo eres.

...

Nos conjuramos.

...

Vayamos al momento.

...

Nos necesitamos.

Juan T.

Estemos

Reluces.

...

Nos declaramos con todo el amor que sentimos.

...

Pido tiempo.

...

Creo en cuanto haces.

...

Nos rodeamos de querencias.

...

Estemos.

Juan T.

martes, 24 de junio de 2014

Una verdad

Generemos todo el amor posible.

...

Nos hemos de llamar con refuerzos sinuosos.

...

Iremos otra vez, para siempre.

...

Construyamos todo.

...

Somos necesidad.

...

Vamos a vivir.

...

Nos hemos dado formación.

...

Construimos una verdad.

Juan T.

Aprobamos

Respondes
con todos los datos
de un deseo
que haremos realidad
en forma de abrazo.

Nos conjugamos
con gratitud eterna,
con resortes colmados
de experiencia.
Tenemos mucha suerte.

Nos iremos besando
lo que queda de camino.
Hemos confabulado
con toda la complicidad posible
para una dicha
que nos eternizará.

Aprobamos.

Juan T.

La vía del porvenir

Aumenta el deseo, y nos implicamos para que ultimemos lo que ha de ser principio de amor que se extenderá más y más.

Nos hallamos en mitad de otros caminos con los que iremos creciendo hasta dar con las amistades más hondas.

Hemos de señalar los motivos con los que caminar hasta el nuevo mar, que nos aclarará los conceptos con los que nos emparentaremos con los más excelentes amigos.

Procuraremos la dicha propia y ajena, y nos participaremos con miradas cómplices. Apostamos ya por el porvenir de conjunto: sabemos que saldremos adelante.

Nos situamos con toda la fortuna real. No fijemos tarifas que no funcionan. Nos intuimos con reformas que abrirán la vía del porvenir, que lo tenemos.

Juan TOMÁS FRUTOS.

El mejor ejemplo

Juntemos empeños.

...

Nos sugerimos estancias repletas de amor.

...

Nos establecemos.

...

Nos presentamos con claridades sinceras.

...

Cunde el mejor ejemplo.

Juan T.

Respondemos

Apareces, y eres.

...

Nos congratulamos.

...

Pidamos todo.

...

Asomas al deseo.

...

Nos aclaramos.

...

Respondemos.

Juan T.

Puede ser

Curioseamos.

...

Nos ablandamos.

...

Reiteramos qué hacer.

...

Nos pedimos estancias nobles.

...

Nos miramos.

...

Todo puede ser.

Juan T.

Aseguramos

No sintamos temor.

...

Nos hemos dado pensamientos claros.

...

Nos hemos de imponer con claridad.

...

Hemos asimilado creencias.

...

Vamos a departir.

...

Nos insertaremos en las claridades.

...

Nos aseguramos.

Juan T.

Nos ponemos a navegar

Beso tu ser.

...

Nos sentimos en plenitud.

...

Gastemos deseos.

...

Nos hemos de modificar.

...

Vayamos para estar bien.

...

Sonríes.

...

Nos ponemos a navegar.

Juan T.

lunes, 23 de junio de 2014

Crecemos

Te considero.

...

Aplaudo tu ser.

...

Me mejoras.

...

Hemos tecleado el deseo.

...

Nos reiteramos como fórmulas de amor.

...

Nos ponemos a platicar.

...

Ya nos vislumbramos.

...

Pidamos ser en la noche misma.

...

Creemos y crecemos.

Juan T.

Será

Vestimos de amor.

...

Nos insistimos con voluntades de creer.

...

Todo va siendo.

...

Visionamos el amor.

...

Nos recorremos desde gracias de eternidad.

...

Nos tenemos que decir que será.

Juan T.

Mucho que contar

Reforcemos
los textos de amor
que nos escribimos
con hechos de un buen día
para que ahora nos animen
a seguir
por la senda del equilibrio.

Estemos en paz
con el futuro mismo,
en él mismo,
siendo entre negocios destacados.

Abriguemos esperanza
por un futuro
que nos debe presentar
las caricias como salvación.
Existimos,
y lo sabemos,
y nos lo demostramos
con gran sinceridad.

Nos hablaremos de ser.
Tenemos mucho que contar.
Vienen buenas eras.

Juan T.

Anhelos básicos

Soñemos con nuevos hábitos, y propongamos al destino una nueva encomienda con la que recorrer los espacios en los que creemos.

Nos hemos de dar lo suficiente para atender las opciones que son vitales. No dejemos atrás cuanto merece la pena. Calculemos desde lo objetivo mediando lo subjetivo. 

La existencia nos impone sus criterios desde la mesura y la flexibilidad que seamos capaces de fomentar. Las causas son loables. Las tenemos, y las compartiremos.

Impliquemos a los que viven de estar en ese nudo que avanza con recuerdos gratos. No titubeemos en la búsqueda de la felicidad, a la que tenemos derecho.

Nos debemos inmiscuir en ese calado que nos plantea ser dichosos con ideas que haremos realidad. No nos quedemos en la nada. Pongamos en alza los anhelos que consideramos básicos.

Juan TOMÁS FRUTOS. 

Ideales, especiales

Rescatamos los elementos que fueron.

...

Nos iremos nutriendo.

...

La existencia es plática.

...

Hemos de ser pacientes.

...

Las conclusiones son ideales, especiales.

Juan T.

Emotividad

Las reformas son elegantes.

...

Vamos a insistirnos.

...

Nos rodearemos de amor.

...

Hagamos caso al deseo.

...

Damos con toda la emotividad posible.

Juan T.

Grandes

Preparemos todo.

...

Juntemos las cifras.

...

Hablemos de futuro.

...

Nos iremos consolando.

...

Nos haremos grandes.

Juan T.

Nos supondremos

Sueño.

...

Lo tuyo es virtud.

...

Hay consuelo.

...

Nos hemos de recordar con claros pasatiempos.

...

Hablemos de honor.

...

Nos supondremos.

Juan T.

El instante de más pasión

Eres mi amor.

...

Nos comunicamos muy bien.

...

Me refuerzas en tus deseos.

...

Nos convencemos. Mudamos el momento.

...

Hemos llamado con razones cargadas de caricias.

...

Nos tenemos. Hemos inventado el instante de más pasión.

Juan T.

domingo, 22 de junio de 2014

Te lo propondré

Te propondré
ir al cielo,
y vernos en ese mundo
que hemos creado
desde el amor.

Te diré
que la solución,
y es verdad,
es el amor que nos mantendrá
tan vivos
como seamos capaces
de demostrar.

Calcularé
cuanto queda, lo que es,
y te diré que sí
con un gramo de felicidad,
que plantaremos juntos
para dar
con las estrellas del firmamento.

Te reclamaré
un poco de atención,
e intentaré estar a la altura
de mil circunstancias cariñosas
que suavemente obrarán
el milagro esperado.

Te lo propondré;
y, aún antes de hacerlo,
ya aguardo respuesta.

Juan T.

La mejor fiesta

Responsabilizamos al deseo.

...

Estemos donde debemos.

...

Nos regalaremos tesoros.

...

Hablemos de poder estar.

...

No hemos dado con la voluntad de antaño.

...

Aseguremos.

...

Propongamos los aires de juventud.

...

Tengamos la mejor fiesta.

Juan T.

Mi verdad

Bajamos.

...

Nos recordamos con toda la paciencia posible.

...

Hemos dado con el alto honor.

...

Refuerzas lo que es.

...

Nos reservamos.

...

Eres mi verdad.

Juan T.

Pura eternidad

Asumamos cada día como el último, y tracemos las pautas de un camino con el que crecer en mil oportunidades, que serán nuestras.

Nos haremos caso desde el milagro del amor, que nos permitirá calcular lo que somos. Nos apetece cada día estar, y ser, y experimentar en la secuencia de unos deseos que haremos realidad.

Todo cuanto nos hemos contado llega desde la consideración ideal. Nos maravillamos constantemente con los cálculos que nos destacan la verdad más descollante.

Superemos los temores con un tanto de buen humor. Nos debemos proporcionar ímpetu para superar los obstáculos, que son inevitables.

Realicemos lo preciso para que el amor esté por doquier. Nos beneficiaremos con promesas cumplidas. Conseguiremos pura eternidad.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Impecable

Nos damos buenas palabras.

...

Resolvemos las incógnitas.

...

Predices el futuro.

...

Sigues otra vez.

...

Nos solucionamos desde el amor.

...

Hemos abierto nuevas opciones.

...

Nos trasladamos.

...

La labor es impecable.

Juan T.

Sonríes

Nos damos el ser.

...

Nos cuadra todo.

...

Nos preparamos para amar.

...

Saldamos deseos.

...

Conjugamos los verbos.

...

La vida es aprecio.

...

Sonríes.

...

Nos regalamos espacios.

Juan T.

Abrazos unidos

Apuntemos maneras.

...

Rescatamos cuanto fuimos.

...

Te he dicho que podremos.

...

Será.

...

Los elementos nos animan a estar.

...

Las previsiones son de hechizo.

...

Acudo a tu llamada.

...

Nos comprendemos en el linaje eterno.

...

Nos pedimos claridad.

...

Unimos los abrazos.

Juan T.

Nos recreamos

Tendremos emotividad.

...

Nos sale la ilusión.

...

Complacemos.

...

Agradezco cuanto sientes.

...

Me envías al olvido, y te soy.

...

No podrá ser, o puede que sí.

...

Nos hechizamos en la devolución.

...

Nos prometemos estar.

...

Todo cuanto sigue volverá.

...

Nos recreamos en el Sol.

Juan T.

Mañana más

Eres un tesoro.

...

Nos conmovemos con refuerzos de besos.

...

Nos dejamos transportar por el día.

...

Nos suponemos.

...

Ya es otra vez.

...

Te creo de nuevo. Mañana más.

Juan T.

sábado, 21 de junio de 2014

LA BANDERA

Coloquemos la bandera donde se ve, donde se entiende, donde nos participamos con cesiones y amistad. Pongamos el himno del amor y del buen humor basado en el optimismo y en la ilusión por lo humano.

Y hagamos todo lo posible por defenderla. Hablo de la bandera del corazón, la que mejor nos puede guiar, la que no nos manchará, las que nos invitará a hablar y a darnos un mañana.

Hemos de izarla tan alto como podamos. Hagamos lo necesario para que todos la vean.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Estemos donde estemos

Me ofertas un beso,
y otro,
y otro más,
que se multiplican.

Superas las razones
de un amor
que surge
por ramas que extenderemos
hasta un  recomienzo
embriagador, que sanará.

Me regalas el día,
que es pureza, serenidad,
entrega, aprendizaje,
y razono en la subjetividad
del cariño,
que me explica
hasta lo que no se puede entender.

Me brindas
un regalo único, muy valioso,
que protegeré con entusiasmo.

Estemos donde estemos
juntos estaremos.

Juan T.

Nos comprendemos

Me expongo a ti, a tu ser, a lo que nos merece un hábito, una razón, un poco de todo, y soy con una causa que es preferencia y amor.

Nos intuimos en ese linaje nuevo que estamos reinventando, y nos preparamos para una verdad que será todo, que siempre será.

Hemos de hablar de posturas extraordinarias para salvar el Sol, y nos hemos de presentar con una voluntad de guiños cómplices.

El mar nos propone estancias de caricias singulares. Somos eternos, siempre eternos, mientras nos decimos que podremos estar de nuevo donde nos merece la pena.

Nos preparamos para dar el vuelo. Nos colocamos en ese punto donde el encuentro es viable. Nos comprendemos.

Juan TOMÁS FRUTOS.

La gloria

Nos aplaudimos.

...

Tercia la emoción.

...

Llegas a verme.

...

Nos damos paz.

...

La gloria es estar juntos.

...

Nos dedicamos más y más.

...

Hemos señalado el camino.

Juan T.

Intensa emoción

Aplaudo mi quehacer.

...

Nos tendremos que dar todo lo bueno.

...

Acudimos a la cita más serena.

...

Hemos supuesto estancias renovadas.

...

Hablemos de entendernos.

...

Nos agarramos a la mejor tarea.

...

Hemos tomado la voluntad misma.

...

Nos repondremos. Los besos ayudarán.

...

La emoción es intensa.

Juan T.

Se comparte la existencia

Protegemos el aire del quehacer amable.

...

Vivimos en la influencia.

...

Nos reservamos.

...

Nos sugerimos elementos no extraños.

...

Suena el inicio.

...

Nos queremos con respuestas.

...

Nos postulamos como elementos rescatados.

...

No hemos dado, pero daremos.

...

La existencia se comparte.

Juan T.

Con el buen momento

El deseo es.

...

Nos fundimos en un buen abrazo.

...

Las brumas nos llegan al alma.

...

Nos solucionamos desde el deseo llevado a cabo.

...

Nos preparamos para amar.

...

Nos proporcionamos instrucciones.

...

No sé. Todo cuanto fue no lo sé.

...

Nos preparamos para resistir.

...

Damos con el buen momento.

Juan T.

La mejor fiesta

Hay y no hay.

...

Nos rememoramos.

...

Nos distinguimos.

...

Hablamos de ocio.

...

Reponemos tesoros.

...

Los gustos son gratos.

...

Tengamos la mejor fiesta.

Juan T.

Lo bueno en consideración

Razones hay. Todas.

...

Corregimos.

...

Nos insertamos en la memoria.

...

Nos metemos en el mismo limbo.

...

Abundamos.

...

Nos hemos de enseñar a estar.

...

Podemos seguirnos.

...

Las premisas son claras.

...

Nos reservamos.

...

Hemos tomado todo lo bueno en consideración.

Juan T.

Al despertar

Me encanta ver cómo las ciudades se despiertan. Poco a poco los rayos del Sol muestran sus hermosuras, sus rincones coquetos y bellos, algunos bulliciosos porque empieza la jornada o porque no ha terminado la anterior.

Te encuentras, al alba, a los primeros en despertar, prestos a trabajar, a estudiar, a pasear, a hacer deporte, a ir a cualquier parte, a disfrutar, cada cual a su  manera, como rezaba la canción.

Me gusta ver al ser humano en este viaje que llamamos vida. Con todos sus enseres pesados, con sus vaivenes, con sus incertidumbres, el nuevo día es una hoja en blanco que hemos de escribir. Incluso cuando las cartas no vienen dadas alberga una ocasión de oro, o de plata, o de volverlo a intentar.

En el paseo, apresurado o tranquilo, del amanecer nos encontramos con nosotros mismos, a veces sin saberlo, y vamos al encuentro de un tesoro, material o inmaterial, sin que logremos percibirlo en algunas oportunidades, que las tenemos. En ese afán hemos de estar más entregados.

Me maravilla contemplar cómo despierta mi entorno y sentirme tan vivo en él. ¿Te apuntas al día?

Juan TOMÁS FRUTOS.

viernes, 20 de junio de 2014

Alegría

Te creo
desde ese elemento
que nos estabiliza.

Te veo,
y te entiendo,
y trato de recorrer
cada espacio
de los que me regalas;
y te soy sincero.

Hemos asumido
anhelos esenciales
con los que navegamos
hacia lo mayúsculo.

Hablamos el mismo lenguaje,
y nos engatusamos
con el tesoro del amor.

Te creo
porque te contemplo
en esa salsa
que llamamos alegría.

Juan T.

Ubicados

Miramos siempre.

...

Nos consolamos.

...

Los deseos funcionan.

...

Vamos a estar bien.

...

Las reglas son mayores.

...

Estemos mejor y mejor.

...

Ya nos ubicamos.

Juan T.

Indulgencias

Me has puesto donde debes.

...

Generamos emociones.

....

Surges, y estás.

....

Nos brindaremos creencias.

...

Hablemos de opciones.

...

Vamos a seguir.

...

Te creeré.


Los pies se unen.

...

Nos proporcionamos indulgencias.

Juan T.

No sólo riqueza material

Resaltemos los anhelos que nos han de plantear hacia dónde ir y cómo. Nos hemos de asociar a las ideas más gratas.

Tendremos mucho que decir. Las historias floridas de otras etapas han de llegar donde nos complacen más. Acudamos al momento álgido del buen destino.

Nos hemos de sugerir bastiones que preservar, que defender como si fueran únicos, que lo son. Nos daremos la mansedumbre de quienes rompen lanzas para estar donde deben.

Las vitalidades de los instantes más gozosos nos han de portar a la vida más eterna. Tenemos ganas de vivir, y así será.

Hemos demostrado que la fortuna no siempre es riqueza material. Lo tuyo es mucho más. Los balances los haremos pronto.

Juan TOMÁS FRUTOS. 


Ultimamos

Nos declaramos emotivos.

...

Vamos a ser.

...

Nos hacemos caso con honor.

...

El cariño se multiplica.

...

Nos sabemos.

...

Gustemos.

...

Las obras son amores.

...

Ultimamos.

Juan T.

Amemos

Dibujamos planos y tesoros.

...

Nos hemos sentido muy cerca.

...

Nos comprendemos.

...

Asumimos opciones.

...

Nos tendremos cada día.

...

No hemos dado, pero lo haremos.

...

Los controles son nimios.

...

Amemos.

Juan T.

Sin encontrarnos

Sepamos con razones.

...

Florece el deseo.

...

Nos suponemos con toda la gracia.

...

Hallamos motivos.

...

Nos hemos implicado en lo estupendo.

...

Hay sugerencias plenas.

...

Nos reiteramos.

...

Ganamos sin encontrarnos.

Juan T.

Hermoseas

Abunda lo bueno.

...

Crezco.

...

Nos rodeamos de paciencias.

...

Nos sugerimos elementos claves.

...

Tendremos que denominarnos bien.

...

Hemos considerado lo más lindo.

...

Hermoseas.

Juan T.

jueves, 19 de junio de 2014

La calma del alma

Conectamos
con las formas encantadoras
y somos en la dicha
que nos propone
calladas ansias
de una paz
que compartimos.

Nos iremos deseando
unas importancias
que serán tan entusiastas
como relativas.

Nos amaremos
en lo querido, en lo borrable,
en lo que nos insertará
en el punto ideal.

Hemos de ser
en la noche misma que nos propone
sugerentes intenciones
de una calma
que nos recorre el alma
y todo lo expresa.
Cambiamos para mejor.

Juan T.

Nos insertamos en la alegría

Nos hemos de conocer en la vida misma, en la noche de varios tiempos que nos conforman con resortes que serán cuanto fue.

Nos hemos de animar desde la creencia en el deseo eterno. No quedemos en la nada que nos ahoga. Supongamos.

Los idealismos nos han de preferir con las causas y cautelas más hermosas. Propongamos lo que más nos idealiza.

Nos hemos de poner en el sitio más señalado. La existencia nos incluye donde somos. Las etapas nos corrigen. Estemos.

Nos dejaremos proponer qué realizar para ser libres. La vida es estimación genuina. Nos insertamos en la alegría que es. Nos posicionamos. Nos tendremos más y más.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Generosas caricias

Nos unimos.

...

La vida es razón.

...

Nos formalizamos anhelos.

...

Los elementos nos conforman con recuerdos.

...

La vida es todo.

...

Nos damos generosas caricias.

...

Nos aseguramos cuanto podemos confeccionar.

Juan T.

Nos reforzamos

Nos dejamos ir.

...

Nos preparamos con intereses.

...

La vida nos transforma.

...

Hemos singularizado un amor hermoso.

...

Nos reforzamos.

Juan T.

Raíces queridas

Nos anunciamos el deseo.

...

Hemos decidido qué hacer.

...

Nos transformamos.

...

La verdad nos sigue.

...

Hemos generado el todo.

...

Nos damos raíces queridas.

...

Tendremos que vernos.

Juan T.

Con recuerdos

Resaltamos todo.

...

Nos hemos insistido con amor, con mucho.

...

Nos iremos enganchando al deseo.

...

Nos necesitamos.

...

Vamos a tocarnos.

...

Nos dejamos llevar bien.

...

Nos entusiasmamos con recuerdos.

Juan T.

En los reflejos del nuevo día

Razonemos.

...

Los elementos nos unen.

...

Conjugamos el mejor verbo.

...

Somos en el punto ideal.

...

Vayamos, y conozcamos.

...

Los presentimientos son buenos.

...

Nos insertamos en el idealismo.

...

Nos queremos en los reflejos del nuevo día.

Juan T.

miércoles, 18 de junio de 2014

Anhelo básico

Nos mimetizamos.

...

Nos hemos asegurado los procesos.

...

Llegamos para saber mucho más.

...

Nos tomamos con valentía.

...

Los resortes son claves.

...

Nos tomamos muy en serio.

...

Nos aseguramos todos los procesos.

...

Hemos superado el anhelo básico.

...

Hay orden.

Juan T.

Hagamos caso al amor

Nos indicaremos el camino en un instante de pasiones que nos liberarán de momentos álgidos. Tengamos la paz de quienes viven con resortes destacados, únicos, recios.

Los elementos del presente se basan en cuestiones del pasado que abundan con la mejor energía de cara al futuro. Nos entretendremos.

Los conceptos con los que aprendemos nos conducen por sendas de cariño. Nos miramos. Contemplamos los más lindos caminos.

Las sorpresas que nos distraen nos permiten empatar ante las causas que poco a poco van sorprendiendo. Lo que fue volverá a tener las distracciones de antaño.

Supongamos y expliquemos con el máximo mimetismo. Hemos de atraer lo que fue esencial, lo que es hoy en día, lo que nos invita a seguir por las veredas más sensacionales. Hagamos caso al amor.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Intenciones ilusionantes

Apliquemos los entendimientos
que nos permiten vivir
en el máximo atractivo del amor.

Hemos resuelto los espacios
de quienes vinieron
con reglas de oro.
No apaguemos las causas
que nos motivan con cariño,
para trasladarnos en ese trance
de querencias que nos sugieren
seguir como si tal cosa,
con devoción.

Los fines nos reponen
ante unos intereses que son.
Las determinaciones aportan
calma, paz y dicha.
Nos tenemos para ser
y poder con intenciones ilusionantes.

Juan TOMÁS.

Tendremos que decir que sí

Los anhelos triunfan.

...

Los planos son claros.

...

Tendremos que estar en el punto.

...

Los ideales nos llevan al sitio justo.

...

Hemos de vernos en el deseo mayor.

...

Nos tendremos que decir que sí.

Juan T.

Nos solventamos

La generosidad es entre amores.

...

Nos insertamos donde es.

...

Nos apagamos y somos.

...

Nos insertamos donde es.

...

La virtud es querencia.

...

Nos hemos indicado qué es el cariño.

...

Nos solventamos.

Juan T.

Instantes apasionados

Nos explicamos.

...

Resopla la emoción.

...

Nos engatusamos.

...

Todo sigue igual o mejor.

...

Nos respondemos.

...

Apliquemos buenas fórmulas.

...

La existencia nos regala instantes apasionados.

Juan T.

Refrescante

Tendremos que estar.

...

La voluntad es creíble.

...

Nos alentamos.

...

La vida es.

...

Rescatamos lo refrescante.

Juan T.

Aclaramos

Te atiendo.

...

Sueño con verte.

...

Recojo las mieles del deseo.

...

También somos.

...

Recorremos buenos espacios.

...

Aclaramos.

Juan T.

Sensaciones claras

Busquemos la gentileza.

...

Nos propiciamos.

...

Hemos de asentir.

...

Nos volcamos en las esferas nuevas.

...

Nos importamos con planos reglados.

...

Separamos los elementos básicos.

...

Nos alcanzamos.

...

Reportemos sensaciones claras.

Juan T.

martes, 17 de junio de 2014

Nos arropan los eventos

Te creeré cuando podamos decirnos qué sentimos.

...

Las alabanzas son mutuas.

...

Nos incrementamos.

...

Hemos destacado lo mejor.

...

Serenamos los intereses.

...

Crecemos con todo el amor posible.

...

Nos auparemos.

...

Hemos incrementado los honores de amor.

...

Nos inculcamos algunos hechos.

...

Te diré que podemos ser muy felices.

...

Los eventos nos arropan bien.

Juan T.

Incrementar las ilusiones

Resopla la vida
con unos deseos
de estar en paz
con uno mismo,
que es lo básico,
que será lo esencial,
que podrá permitirnos estar
con ese toque maestro
que liderará
las ansias de existir
en sociedad, como ciudadanos.
El amor lo puede todo.

Resuena la emoción,
y nos contamos
que todo es posible
entre felices dichas
que compartimos.

Escucho el eco,
y por suerte te veo:
eres tú
con toda suerte de ilusiones.
Las incrementaremos.

Juan T.

Emoción enorme

Nos dedicamos a vivir en esa paz que fomentamos con recuerdos que están donde deben. Nos necesitamos para ser felices.

Podemos mucho, si nos asomamos a la escala de valores con los que añadir sensaciones renovadas, frescas, fuertes.

Nos hemos de disponer con un criterio de ansias sugeridas. Llenemos la existencia de prestaciones periódicas. Nos querremos.

Las astucias de otras eras nos deben llenar a las posturas más extraordinarias. Nos hemos de decir que sí. Las claridades nos arroparán.

Nos importamos de verdad. Hemos de demostrarlo. Los viajes nos consolidarán más pronto que tarde. Nos hemos sorprendido. La emoción, con todo el balance, es, debe ser, imaginamos, enorme.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Nuevos días

Mejor eres.

...

Nos mimetizamos.

...

Los recuerdos son de deseo.

...

La vida nos regala instantes apasionados.

...

Anhelamos nuevos días.

Juan T.

Claras invitaciones

Estemos donde debemos.

...

Nos apagamos, y nos encendemos, y volvemos.

...

Los deseos son claves.

...

Te tengo. Nos ausentamos, y regresamos.

...

Hemos llamado la atención.

...

Nos convencemos.

...

Hemos dirigido la mirada.

...

Los elementos nos llenan de amor.

...

Todo podrá ser.

...

Las invitaciones son claras.

Juan T.

Virtud correcta

Te querré.

...

Nos rastreamos.

...

Te quiero sin rodeos. La vida en ti.

...

Hemos de convencernos.

...

Nos quitamos todo.

...

La virtud es correcta.

Juan T.

Suprema dicha

Recreamos todo el amor.

...

Nos damos deseos.

...

Nos planteamos regresos.

...

Tengamos la fiesta en su punto.

...

Nos rodeamos de pasiones.

...

Nos veremos de nuevo.

...

Nos hemos pedido todo.

...

La vida es.

...

Estamos juntos, y eso es la suprema dicha.

Juan T.

Virtud común

Nos apañamos muy bien.

...

Nos contemplamos con luces.

...

Estemos donde tiene que ser.

...

Las claridades son enormes.

...

Te creo.

...

La virtud es común.

Juan T.

El todo que alimenta

Veamos lo del compromiso.

...

Nos serenamos.

...

Generemos todo.

...

La vida es un modelo.

...

Nos entregamos para ser y vivir.

...

Nos hemos dado pensamientos nobles.

...

Estemos todo lo bien que podamos.

...

Te recuerdo con amor.

...

Nos damos ese todo que alimenta.

Juan T.

lunes, 16 de junio de 2014

Compromiso

Hay pocas palabras que me gusten más que compromiso. Da miedo, lo reconozco, pero también mucho coraje para salir adelante. Hay más vocablos que me placen, pero son, realmente, pocos. Es, indudablemente, así porque, entre otras consideraciones, el compromiso supone acercarnos a los planteamientos de la solidaridad, de la bondad hacia los otros, de las obligaciones adquiridas interiormente, de las apuestas por un futuro en el que verdaderamente creemos... Es una suerte de intento de dar con la máxima verdad. Hay mucha carga de magnetismo en positivo en este término al que aludimos.

                Por fijar posiciones, resaltemos que el primer compromiso del ser humano ha de ser consigo mismo, con su felicidad, con sus aspectos formativos, con su paz interior, con sus mejores valores, que ha de extender, por supuesto, a los demás. Hay que compartir, a ser posible, lo que merece la pena, lo que alberga valentía, determinación y riqueza en el plano material y, fundamentalmente, en el intangible.

            Nos hemos de comprometer cada día con los que conocemos, con los que amamos, con los que están pendientes de que les demos cierto crédito, con quienes vienen con el afán de un aprendizaje prometedor. Hemos de realizar las expectativas de amor con hechos, desde eventos plausibles y practicables. El movimiento, lo que uno indica verbalmente, se demuestra andando.

            Cuando demos nuestra palabra, no lo olvidemos, hemos de proporcionar a quien se la ofrecemos un contrato escrito, un pacto de ley, un acuerdo de por vida, brindando razones y criterios de convivencia y de libertad. Los momentos se justifican con destacadas deferencias. Podemos hacer mucho si tenemos el coraje de no volvernos atrás, sobre todo si se trata de circunstancias y condiciones severas. Aquí es donde uno mide lo relevante.

                La vida está llena de oportunidades, pero para que éstas cuajen, además de voluntad, de firmeza, de formación y de entrega en un sentido amplio, y no siempre academicista, hemos de darnos seguridad en lo personal, en lo jurídico, en lo social y hasta en lo económico-político. Las cuestiones que funcionan son las que tienen  soportado el medio o largo plazo desde una óptica real, no del todo idealista, con premisas y obligaciones adquiridas de manera voluntaria. Aquello que se hace porque se cree en sus interioridades es lo que tiene porvenir.

Superar la increencia

                Uno de los graves inconvenientes, por no decir obstáculos, para superar la crisis es que a menudo no creemos en las probabilidades que nos propician unos y otros: nos referimos a todos los ámbitos, desde el financiero hasta el cultural, pasando por los demás. Hay una increencia generalizada, y ésta viene por el hecho de que no ha habido una realidad basada en el pacto atemporal que nos lleve a solvencias y a soluciones donde el conjunto tenga propuestas y alternativas. La visión global contribuye a que avancemos de verdad, de un modo arrollador.

Además, ha de ser una perspectiva de ventajas asumidas desde una obligación libre que responda al día de mañana. El seguimiento de las rutas, de los planteamientos, de los compromisos hablados, ha de ser metódico, preciso, contrastado y cercano. Cuando se produzcan desviaciones o desventajas, deberemos cambiar el rumbo. Las transformaciones, cautelosas, prudentes, lentas, cimentadas en la experiencia y en la mejoría frente los errores o equívocos, se irán produciendo desde la seguridad férrea de las situaciones bien construidas. Ése ha de ser el anhelo.

Compromiso no será la única palabra que hemos de pronunciar y de llevar a cabo, pero es una de las más fecundas en estos tiempos de puesta en cuestión de casi todo. La rubricamos en este artículo con fortaleza, porque, de ejecutarla, daremos con el lógico bienestar común, tan olvidado por algunos sectores en la actualidad. Comprometámonos, pues.


Juan TOMÁS FRUTOS.

Volverá a ser

Buscamos
y damos con los elementos
que nos proponen
seguir hasta el fin mismo
que es recreo
e ilusión de verdad,
siempre con vuelta alegre,
con entretenimientos y deseos.

Nos hemos de consolidar
con contestaciones que son.
Nos contamos
que aparecen en la noche misma.

Nos miramos,
y es,
y volverá a ser.
El amor nos repone.

Juan T.

Nos pertenece

Cultivemos los pormenores que son en la amistad que es profunda, real, con una secuencia de amor con la que corregir cuanto es lejano.

Nos debemos el cariño mismo. Los anhelos fraguan. Hemos de estar en el punto ideal. Las causas nos acompañan. Nos recordamos.

Las historias del pasado nos deben dar las gracias con reiteraciones esenciales con las que animarnos. Las vidas son.

Las intenciones son diáfanas, claves, sugerentes, hechas a medida, y con esas tonalidades que nos hacen frecuentar los números más altos.

Las existencias nos conducen por objetivos que remarcan lo que fue, lo que vino, lo que será. La noche, como el día, nos pertenece.

Juan TOMÁS FRUTOS.

El mar es

Nos retrasamos.

...

Tendremos que proporcionar el amor.

...

La amistad es.

...

Nos hemos señalado estar.

...

Los volúmenes nos dejan ir.

...

Nos regalamos estancias previstas.

...

El mar es.

Juan T.

Creo por ti

Tentativas hay.

...

Nos hablamos con mucho amor.

...

Recorro tu ser.

...

Te veré en otra presencia.

...

Las tentativas son enormes.

...

Creo por ti.

Juan T.

Conocernos

Nos veremos otro día.

...

Nos convencemos.

...

Nos tildamos de presencias claras.

...

Tengamos todo.

...

La vida nos exige volver.

...

Reforcemos los deseos.

...

Nos redondeamos.

...

Vayamos a vernos.

...

Nos proporcionamos sugerencias.

...

Vayamos a contemplarnos.

...

Nos hemos de conocer.

Juan T.

Te veo

Refuerzo tu ser.

...

Nos comunicamos bien.

...

Las reglas son de oro.

...

Nos determinamos.

...

Nos causamos deseos.

...

Ya te veo.

Juan T.

Nos abrazamos

Nos tendremos que ver.

...

Hemos hablado de amor.

...

Nos amaremos más.

...

Nos hemos reforzado con recuerdos.

...

Nos daremos el sí.

...

Todo está.

...

Nos abrazamos.

Juan T.

Sepamos

Ya de ya.

...

Nos hemos dado aflicciones.

...

Nos regalamos buenos instantes.

...

Pidamos vivir.

...

Nos hemos hallado.

...

Sepamos.

Juan T.

Iremos

Reformo.

...

Soy más.

...

Nos damos amor.

...

Nos regalamos felicidad.

...

Nos preparamos.

...

Iremos.

Juan T.

Vernos mejor

Vamos rumbo a lo conocido.

...

Nos saludamos.

...

Sorprendemos.

...

Generemos amor.

...

Todo está donde debe.

...

Recordemos cuanto es.

...

Nos alzamos para vernos mejor.

Juan T.

domingo, 15 de junio de 2014

Sorpresas

Nos gusta vivir en la paz, pero hemos de procurarla, hemos de bregar por ella, con ilusión, con toda la fuerza posible.

Hemos de sonreír ante el nuevo día, que nos debe dibujar creencias en nosotros mismos. Nos debemos dar suficiencias y lealtades.

Configuremos los pronósticos con "cuestionamientos" que aligeren los equipajes y las actitudes con las que los portamos.

Procuremos lo más bello. Nos hemos de interesar con reformas que nos han de dar las emotividades más singulares.

Ayudemos al futuro con una mayor implicación. Nos hemos de gustar con "implementos" de posturas geniales. Nos regalaremos sorpresas que son.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Por un beso

Aspiramos a vivir
con el amor como modelo,
y somos en ese trance
que nos traslada
con reclamos de suavidades
que serán
con presencias no perseguidas.

Nos damos pinceladas
de cariño genuino
que ya no se perderá.
Nos aclaramos
con respuestas que dan elucubraciones
con las que moverse
hacia el fin.

Estemos listos sin pereza,
que todo puede tener arreglo
en cuanto se mezclen
los componentes más eficaces.
¿Empezamos por un beso?

Juan T.

Gran pasión

Nos recibimos.

...

Hacemos de la felicidad lo mejor.

...

Terminamos e iniciamos.

...

Nos pensamos con recuerdos novedosos.

...

Es temprano.

...

Los entretenimientos nos sugieren regresos.

...

Nos rozamos.

...

Vivamos la gran pasión.

Juan T.

Nos sucedemos

Nos ponemos en el lado idóneo.

...

Nos damos requisitos.

...

Hemos pedido. Recibiremos.

...

Nos gozamos. Nos declaramos con cariño.

...

Nos refrescamos.

...

Pido. Eres.

...

Nos tendremos que ver en el margen más estimulante.

...

Nos juramos deseos.

...

Nos sucedemos.

Juan T.

Sueños vienen

Suena.

...

Nos encendemos de cariño.

...

Reflejamos lo que somos.

...

Nos iluminamos. Vemos el camino.

...

Los sueños nos siguen.

...

Rescato cuanto soy.

...

Sueños vienen.

Juan T.

Cuajamos

Nos regalamos presencias.

...

Hay buena intención.

...

Las pláticas nos llevan donde quieren.

...

Nos abrimos.

...

Nos hemos alimentado con reformas que se distancian con cariño.

...

Termino. Inicio.

...

Nos hemos puesto en forma.

...

Cuajamos.

Juan T.

Con mucho amor

Giramos para vernos mejor.

...

Identificamos qué hacer.

...

Los modelos nos sirven.

...

Hemos vivido hechizos.

...

Nos identificamos con recortes plausibles.

...

Nos solucionamos.

...

Pedimos menos impactos.

...

Nos reformamos con amor, con mucho amor.

Juan T.

Nos tocan

Dejamos que todo vaya.

...

Nos hemos sugerido estancias de amor.

...

Nos postulamos para vivir.

...

Reclamamos amistad, tiempo.

...

Nos hemos sentido en el nido.

...

Resolvemos el todo.

...

Vayamos para estar.

...

Nos hemos alegrado.

...

Las diferencias nos tocan.

Juan T.

sábado, 14 de junio de 2014

Siempre podemos

Nos consolidamos en la larga espera que dispensa lo mejor, lo más querido, lo que tiene un cierto aire de autenticidad.

Hemos de construir la vida desde emociones sinceras y singulares que nos han de ayudar a proseguir. Impliquemos lo más nuestro.

Nos hemos llamado con recuerdos más que nuevos. Supongamos con entusiasmo, en cada trance, en la vuelta al anhelo mismo.

Hemos de darnos una ocasión ideal. Si somos capaces de dosificar los esfuerzos, nos anticiparemos. Las causas son comunes. Nos complementamos más de lo que percibimos.

Hemos dado con las llaves que nos inculcan salidas ante los tonos que nos recuerdan los conceptos cruciales. Continuemos. Siempre podemos.

Juan TOMÁS FRUTOS.

El tiempo dirá

Veremos dónde poder estar
en este encuentro de amores
que nos dificultan el paso,
pero, al tiempo, arreglan
el deseo en el que nos movemos
desde la paz más libre.

Nos amamos y lo demostramos
en el tránsito hacia esa calma
que buscamos desde siempre.

Ahora nos gozamos
con referentes nada extraños
que nos proponen estancias
no heridas, únicas,
sinceras, sugeridas para estar
donde el destello es relevante
y diríamos que imponente.

Amemos y pensemos en continuar
con este sentimiento mañana y pasado;
y luego el tiempo dirá,
que lo hará...

Juan TOMÁS FRUTOS.

Nos agarramos

Nos simpatizamos.

...

Hemos dado con sensibilidades.

...

Reforzamos el todo.

...

Ya puede ser.

...

Los lamentos no sirven.

...

Nos agarramos al final, y somos.

...

Tenemos una enorme suerte.

Juan T.

Cuando estemos dispuestos

Silenciamos los motivos con una novedad que nos lleva donde la emoción es sincera. Nos agradamos en la noche que fue desde consideraciones nobles.

Todo cuanto ha estado presto nos regala instantes de pasiones que iremos liberando hasta llegar al mejor planteamiento posible.

Ajustemos los motivos con creíbles intenciones que nos amansen. Hemos de consolidar el futuro con presentes entregados.

Las existencias han de ganar las partidas de una existencia que prometerá y cumplirá. Hemos dado con los trances menos instructivos.

Podremos estar donde corresponda. Las opciones siguen vigentes. Todo ocurrirá cuando estemos dispuestos. Así suele suceder.

Juan TOMÁS FRUTOS.

El momento

El deseo
nos hace intuir
el futuro,
pero nos hemos de llamar
por nuestro nombre.

De lo contrario, habrá
equívocos, ralentizaciones,
fugas, silencios
no rentables, rotos,
o sencillamente por carencia
un buen día,
cuando sea,
no estaremos.

Nadie nos escuchará entonces,
y nadie verá
las lágrimas que dijimos guardar
para esa jornada
planteada, prevista,
en la huida permanente.

El deseo precisa un empuje:
puede que hoy sea
el lugar, el momento,
para la cita.
Puede, si así lo deseamos.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Nos involucramos

Eres mi sonrisa.

...

Nos hemos dado amor, mucho amor.

...

Generemos estancias renovadas.

...

Sigamos hasta el inicio mismo.

...

Comenzamos.

...

Nos involucramos.

Juan T.

Sabemos el camino

Construyamos.

...

Podamos ser.

...

Nos alegramos del deseo.

...

Vamos a ser en la noche que es día, en el día que invita a la noche.

...

Nos ponemos a aletear.

...

La voluntad nos conmueve.

...

Hemos dado con la salida. Ya sabemos el camino.

Juan T.

Eficiencias y dudas

Nos llamamos sin atenciones.

...

Reconocemos el futuro.

...

Nos recordamos con secuencias en paz.

...

Hemos sugerido, y hasta hemos vuelto.

...

Avanzamos.

...

Nos otorgamos beneficios cada vez con menos dudas.

...

Nos ilustramos.

...

Hemos dado eficiencias. Dudamos.

Juan T.

Nos conocemos bien

Simpatizamos.

...

Nos volcamos.

...

Resurges.

...

Me has señalado el mejor camino.

...

Destacas qué podemos realizar.

...

Nos sabemos en alza.

...

Importamos en el lento anhelo.

...

Nos conocemos bien.

...

Hemos averiguado dónde estamos.

Juan T.

El diseño es perfecto

Miremos el amor.

...

Nos controlamos.

...

Vemos las formas.

...

Dibujamos tesoros.

...

Reiteramos qué hacer.

...

Nos suponemos.Nos implicamos.

...

El diseño es perfecto.

Juan T.

SEAMOS VALIENTES

Apetece vivir en este nuevo día tras resacas comprensibles y otras que no lo son tanto. Hay que saber discernir lo importante de lo que no lo es tanto, si bien las ilusiones son cruciales para un futuro que no ha de prometer, sino cumplir.

Cada cierto tiempo hay que realizar balances. Debemos ver quién está a nuestro lado y quién no teniendo en cuenta lo que persiguen de nosotros, consciente o inconscientemente. No siempre salen adelante las cuestiones que consideramos fundamentales, pero, cuando menos, hemos de estar de acuerdo en intentar mejorarlas.

Dentro del ruido que nos inunda recurrentemente hemos de procurar dar con las claves del entorno: ver intereses, objetivos, opciones. Hemos de ser realistas en el marco de unos sueños que también deberían ser generosos. El cariño y la pasión, el perdón incluso por errores o equívocos, han de caracterizar ese comienzo de cero diario desde la experiencia (por supuesto) para no caer de nuevo en lo estéril e inútil. La propuesta está clara. Seamos valientes.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Te tengo que contar

Nos sabremos por siempre.

...

Juremos eternidades.

...

Nos damos mucha generosidad.

...

Nos recordamos con bondades reiteradas.

...

Nos suponemos.

...

Destacamos mucho.

...

Ya es.

...

Te tengo que contar.

Juan T.

viernes, 13 de junio de 2014

El amor mismo

Eres todo.

...

Me mimas, y soy feliz.

...

Nos reclamamos amor. Está.

...

No hemos sido, pero casi seremos.

...

Reiteramos el amor mismo.

...

Nos damos la bienvenida.

Juan T.

Un beso que salva

Me ofreces vivir bien.

...

Calculamos el todo.

...

No disimulamos.

...

Nos dejamos llevar hasta el deseo máximo.

...

Fluyes.

...

Somos en la paz mayúscula.

...

Decretamos lo mejor.

...

Nos subrayamos un beso que salva.

Juan T.

Te contaré

Respondemos con amor.

...

Nos aseguramos.

...

Predecimos el deseo.

...

Sumamos otra vez.

...

Nos aconsejamos bien.

...

Vibramos. Te contaré.

Juan T.

Disponemos

Vamos estupendamente.

...

Nos mostramos con generosidad.

...

Nos influenciamos.

...

Recalamos donde debemos.

...

Somos en la pura paz.

...

Nos hemos dejado llevar al mundo más mágico.

...

Las sensaciones son claras.

...

Disponemos.

Juan T.

Recomienzo

El beso sana.

...

Nos mostramos abrazados.

...

Te agradezco todo.

...

Nos relevamos con importancias.

...

Hemos sido en la mejor dirección.

...

Nos queremos.

...

Vamos a ser.

...

Los sonidos nos atraen.

...

La vida recomienza.

Juan T.

jueves, 12 de junio de 2014

Conservar la dicha

Rescatemos emociones con unas alturas que miren al futuro. Hemos de ser entre consecuencias claras. Podemos vivir.

Las paces de las alturas nos deben permitir estar donde las secuencias tienen algo más de sentido. Pongamos la fiesta en su justa medida.

Supongamos que es posible. Lo es en la medida de millones de experiencias con las que confabularnos. Nos hemos de poner en marcha cada jornada, como si fuera la primera.

Confiemos en el destino como base. Nos hemos de congratular desde la experiencia reiterada. Pongamos la máxima voluntad.

Los anhelos nos conducirán, si tenemos fuerza suficiente, al énfasis por el amor de verdad. Podemos dar con la dicha, y, lo que es mejor, podemos conservarla.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Maduramos

Respondes
a intereses que fluyen
por doquier
con un alma
que sugiere y llega
con aspectos nobles.

Me contestas
y acierto en ese amor
que contrasta con la soledad
del pasado.

No es cuestión de compañía,
sino de no sentirnos solos.
No lo estamos,
no lo somos,
no lo pensamos:
nos hemos enamorado de la existencia,
y todo está por ocurrir
en un lugar mágico, excepcional,
sugerente, único.
Nos tenemos y nos poseemos.

Nos subrayamos fines,
y con los deseos,
ya cumplidos, maduramos.

Juan T.

Amor amor

Nos haremos generosos.

...

Nos fundimos en claros momentos.

...

Los instantes son de puras pasiones.

...

Nos hemos de consolidar.

...

Construyamos.

...

Hemos de venir con un sí de amor amor.

Juan T.

Nos formalizamos

Generas tránsitos de amor.

...

Nos damos mucho.

...

Todo va siendo.

...

Los elementos son claves.

...

Los anhelos surten buenos efectos.

...

Hemos de llegar.

...

La existencia nos diviniza.

...

Nos formalizamos.

Juan T.

Resolvemos

Nos miramos muy bien.

...

Nos damos alternativas.

...

Entendemos el deseo.

...

Cuajamos las causas.

...

Nos alentamos.

...

Resolvemos.

Juan T.

De nuevo nos tendremos

Vamos a entender el mejor plan.

...

Nos convocamos.

...

Los anhelos son básicos.

...

Tengamos la mejor fiesta.

...

Nos vamos a asegurar las razones.

...

Nos tendremos de nuevo.

Juan T.

Generemos todo

Nos insertamos en el amor.

...

Hemos dado con todo.

...

Lo que fue es.

...

Nos proponemos sombras.

...

Generemos todo.

Juan T.

De deseo

Superamos las primeras horas.

...

Los sueños son reales.

...

Gestamos más emoción.

...

Sonríes. Me gustas.

...

Te creo.

...

Aumentas mis fines.

...

Los momentos son de deseo.

Juan T.

miércoles, 11 de junio de 2014

Más responsabilidad

Conformemos los buenos deseos de calma. Nos esforzaremos con resortes de poderes nuevos. Conjuguemos con reclamaciones que diferencien.

Nos hemos de poner en esa tesitura que nos añada, que nos arregle, que nos proponga, que nos permita continuar con la razón máxima.

Las luces comienzan a alumbrar los pasos que iremos dando en el vacío existencial para conformar la realidad más creíble.

Nos hemos de corresponder con las diversidades que nos aglutinan con esperanzas de salvación y de transformación.

Las ansias se cruzan en un umbral que propone silencios y opciones de garantías singulares. Nos otorgaremos más y más responsabilidad.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Versión correcta

Apareces como un destello
que ilumina,
que plantea recreos
en un trance simbólico,
lleno de creencias en el futuro.

Las razones
nos llevan a un beso
que nos encumbra
con pasiones y buenos planes.

Nos elevamos
con recuerdos que proponen
estancias y seguridades
que nos aclaran
cuanto podemos realizar.

El amor es una señal,
es un modo de vida,
es optimizar los pronósticos,
es regresar al deseo,
es vivir en paz,
es continuar con lo óptimo,
es ser positivo,
es continuar y expresarnos
con singularidades y versiones
de cierto idealismo...

Estimar es consagrarnos
a la versión más correcta.
La realizamos.

Juan T.

Recuerdos máximos

Nos da igual, pero no lo es.

...

Nos aseguramos.

...

Vayamos a decirnos que podemos.

...

Los regresos son geniales.

...

Nos numeramos.

...

Hemos dado con los recuerdos máximos.

Juan T.

Calidad

Comunico. Contrasto.

...

Me brindas caricias.

...

Vayamos a vivir.

...

Animo mi ser.

...

Nos damos "troníos".

...

Nos comprometemos a existir.

...

Nos proporcionamos calidad.

Juan T.

Reportamos bondad

Apuntamos al anhelo básico.

...

Nos llamamos con amistades hondas.

...

Nos subimos al mejor barco.

...

Hemos asumido estar.

...

Nos comentamos.

...

Hemos salido airosos.

...

Nos reportamos bondad.

Juan T.

Amigos

La fiesta nos pacifica.

...

Consultamos la esperanza.

...

Vayamos a sentirnos.

...

Nos hemos pedido soluciones.

...

Nos llamamos amigos. Lo somos.

Juan T.

Inicio ideal

Nos emocionamos en la espera.

...

Vertemos aires.

...

Consolamos al deseo.

...

Nos apoderamos el futuro.

...

El presente es total.

...

Nos convenimos.

...

Hemos dado con el inicio ideal.

Juan T.

La felicidad es el destino

Verte es vivir.

...

Me consuelo con rescates de recuerdos.

...

Hablemos de esperas.

...

La fe nos hace hallarnos.

...

Nos conmovemos.

...

Hemos tocado en el sitio adecuado.

...

Los elementos nos unen.

...

La confianza nos place.

...

La felicidad es el destino.

Juan T.

martes, 10 de junio de 2014

Por el mar

Reponemos muchas fuerzas.

...

Nos damos elegancias.

...

Predecimos qué hacer.

...

Nos anochece con recuerdos claves.

...

Tendremos que vernos en pura paz.

...

Sellamos los elementos más singulares.

...

Nos dejamos llevar por el mar.

Juan T.

Los más óptimos tiempos

Nos dejamos llevar hasta el inicio mismo de la era en la que somos felices. Nos comprometemos para ser en la dicha de cada día, que nos experimenta únicos.

Debemos dar con las noches que nos alimentan con intereses gratos. Nos alocamos con recuerdos sugerentes que nos deben conducir a los ideales mismos.

Podremos otorgarnos intereses en forma de jovialidades con las que contrastar los entusiasmos con recordatorios de cuanto podemos desarrollar.

Hagamos que sanen los olvidos con experiencias que no se repitan en sus equivocaciones, y, si lo hacen, que sea para mejor.

Nos hemos de disponer con criterios suaves que nos porten hasta el inicio de los más óptimos tiempos, que llegarán, que serán.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Felicidad posible

Generalizamos
ese amor hermoso
que nos hace seguir
por razones que hablan
de estancias sugerentes
que nos llevan
hasta el mismo inicio del fin.

Nos lanzamos
a esos planos de deseos
que nos alimentan
con recuerdos
que aparecen con recreos
del bien mismo.

Nos impregnamos
de conducciones de dicha
que nos resumen
la vida en abrazos y caricias
con las que alimentar
los egos más próximos.

La felicidad es posible.
Los dos la sumamos.

Juan T.

Mi devoción

Respondemos con actos leales.

...

Tendremos que ir donde sea preciso.

...

Nos alentamos.

...

Nos insistimos con amores nuevos.

...

Nos rescatamos al principio.

...

Vamos a consentirnos.

...

Te expreso mi devoción.

Juan T.

Muchas paciencias

Sonríes.

...

Me empeño en ser.

...

Curioseas.

...

Me ofreces caricias.

...

Nos olvidamos de estar.

...

Nos las apañamos bien.

...

Recuerda cuanto seremos.

...

Las paciencias son muchas.

Juan T.

Juntemos fines

Celebremos más amor.

...

Nos acercaremos para ser, para estar, para vivir.

...

Constituimos un cariño grande.

...

Hablemos de estimarnos mucho.

...

Nos dejaremos llevar hasta el fin.

...

Juntemos fines.

Juan T.

Señales de amor

Resolvamos experiencias nobles.

...

Nos estructuramos.

...

Vamos a vernos muy bien.

...

Consultamos.

...

Nos hemos dejado estar.

...

Los elementos se alían con nosotros.

...

Cultivamos señales de amor.

Juan T.

Armonizamos

Me veo en ti.

...

Suscitas pasiones.

...

Hemos hallado más anhelos.

...

Nos convencemos para ir.

...

Crecemos en paz.

...

Armonizamos.

Juan T.

lunes, 9 de junio de 2014

Rozarnos

Te sueño.

...

Sugieres estar.

...

Avanzas en plenitud y con garantías.

...

Me quedo donde debo.

...

Aproximo mi ser.

...

Me alcanzas. Respondo con mi ser.

...

Construyo y consolido.

...

Nos tenemos en parte sólidas.

...

Nos invitamos a vidas de causas no perdidas.

...

Tendremos que rozarnos.

Juan T.