martes, 30 de junio de 2009

Todo averiguado

Aspiro ese aire que me regala toda la libertad del mundo. Nos consolamos. Hemos averiguado todo, o casi.

Más que grata

Te acepto como lo mejor que me ha pasado. Hemos liberado mucho deseo con una conformidad más que grata.

Desde hace años

Accedo a ti con una misión, hacerte feliz. Déjame que te dé todo cuanto llevo guardado desde hace años.

Desarrollar la voluntad

Seguimos por los itinerarios de un cariño que nos hace muy hermosos. Nos tomaremos la razón como parte de lo que nos place. Hemos indicado la voluntad. Queda desarrollarla.

Lo mejor de lo mejor

Adecúas el marco teórico a una práctica que hemos de compartir de principio a fin. Hemos señalado la voluntad donde seremos lo mejor de lo mejor.

Cumplimos deseos

Olvidamos
la generosidad
del otro,
del que viene
en una barca
llena de flores,
de mansedumbres,
de entregas secretas
ante la luz
de la Luna,
hoy por los dos.

Tiemblas de gozo
antes de empezar
bajo el manto iluminado
de otra versión
de una vida
que hace tiempo
que debimos mudar.

Te susurro
lo que son mis deseos,
y cumples con los tuyos.

Ya siento tu aroma

Descubrimos
nuevas posibilidades
para que aumente
este amor
que aún no podemos
ni definir.

Averiguamos
los movimientos
hacia ese origen
que nos propone
tomar la gota
con la partida
ya empezada.

Te enseño a vivir
de otro modo,
y, al tiempo, aprendo
yo mismo y en paz
con una sonrisa,
la tuya, verdadera,
que me brinda
saludos generosos.

Ya siento tu aroma.

Más me debía

Confieso
ese amor vencido,
que no pudo
con las palabras
de otros,
que pusieron
términos dobles,
con acepciones
forzadas
a caer en la nada,
de la que partimos.

Reconozco
que he fracasado,
aunque la distancia
la hayamos generado
los dos,
pues yo quise más,
y más me debía.

El desequilibrio
no es una buena receta.

Otras cálidas facturas

Me entrego a toda la pasión de un mundo que crece con la voluntad más sincera. Iremos a ver otras cálidas facturas.

De nuevo felices

Aplaudo
tu cortesía,
ese talante
con formas bellas,
pero aguardo
ese lado salvaje,
correcto todo él,
pero sumido
en el caos
que precisa,
para recomenzar,
este amor nuestro,
parado en ese instante
de cobardía
que no recordamos,
que no nos atrevemos
a rememorar.

Rompamos moldes
y seamos libres,
y, en esa libertad,
de nuevo felices.

Todo lo que queramos

Hemos aderezado la vida con un menú de grados calientes. Nos hemos empleado a fondo en la nueva noche, que se extenderá todo cuanto queramos.

Un punto de partida

Me he dicho que seremos todo lo que sea menester en la nueva era. Nos gustamos, y eso ya es un punto de partida.

Llegarás

Tengo que decirte que sí ahora que te confieso mi devoción. Hemos puesto todo en manos del destino. Tú llegarás.

Nueva línea

Te debo todo cuanto soy en la otra noche sin tiempos. Hemos bordado la nueva línea de amores queridos.

Tan linda

Tentamos ese cariño perdido de antemano. Afrontamos una nueva realidad que será tan linda como queramos.

Viaje y disfrute

Abundamos en amores eternos que nos dirán hacia dónde debemos marchar el día en el que todo sea viaje y disfrute.

El rostro que me enseñó

Ideas un nuevo deseo, y así no hay forma. Me quedo con tu amor, con ese rostro que me enseñó casi todo.

lunes, 29 de junio de 2009

El todo que eres tú

Bajo con temor a esa sensación que me puede, que me baña, que me hace comunicarme con el todo que eres tú.

La mejor

Apareces
con prestancia
y creyendo
en el milagro
de un compromiso
no escrito,
no hablado,
apenas intuido.

Libras
una batalla de premisas
que nos endulzan
la existencia
grande y sincera,
ésa que hemos de regalarnos
con un beso espontáneo,
surgido de una constelación
de intenciones buenas.

Te considero la mejor.

Mucho amor para el camino

Te he pensado durante largo tiempo, y he comprendido que la razón viene de ti. Hemos tomado mucho amor para aguantar el camino.

El tesoro de la vida

Compruebo lo que siento por ti, y procuro que la felicidad sea parte del tesoro de la vida.

Fórmula sencilla y mágica

Pensemos en todo el amor que llevamos dentro. Hemos aprendido el uno del otro con una fórmula tan sencilla como mágica.

Consultar lo que queremos

Te espero en el otro lado de un muro que nos levanta el ánimo. Nos volvemos para consultar lo que queremos.

Deseo que te vaya bien

Te amo con una suerte de locura transitoria que me llevará a la banda más querida. Deseo que te vaya bien.

Confío en tu felicidad

Te has buscado
el amor y la palabra
exacta, brillante ella,
y, por concisa,
distante de la amistad
que podría mover
las montañas
más arenosas.

Has querido dominar
la situación esterilizante,
y has dado con huellas
imprecisas e inexactas
de lo que será el amor
en el futuro,
en el que no estaré yo.

Sabes de la imposibilidad
del destino
porque los dos
lo hemos querido así.
No me arrepiento.
Confío en tu felicidad.

Sueño cansado

Aclaras
algunas dudas,
que no disipan
la niebla
del destino,
que hoy nos puede.

Articulamos
una especie de amor
que nos hace asomarnos
al destino
de claras apariencias.
Nos agasajamos
con impedimentos
aromáticos, sueltos
por campos
que ya no son nuestros,
y volvemos
con nostalgia
a lo que queda
en puro sueño cansado.

Te sigo deseando

Encajamos
el gol de la vida
y disimulamos
para que el entorno
no pierda
la esperanza
en otra moneda
al aire.

Caerá
con una suerte
variada y nada mezquina.
Te he dicho
que estamos bien,
pero juntos lo estaríamos
mucho más.

Ocurre
que no vemos,
que nos quedamos
sin suficiencias.

Te sigo deseando.

Un segundo de esperanza

Sanaremos en cuanto nos demos el beso mágico. No declaremos amores perdidos mientras haya un segundo de esperanza, que lo hay.

Felices de otro modo

Adecuamos los discursos a los instantes que se fugan por descontroles que no es menester citar. Seremos felices de otro modo.

Que pase el tiempo

Todo me vale para que seas feliz. No deseo otra cosa. Siento no haber estado a la altura. Te has mostrado con buenos planteamientos, pero hemos de dejar que pase el tiempo.

Te seguiré pensando

Me dirijo hacia otro lado. Nos debemos escapar de situaciones que nos rasgan el corazón. Hemos temblado de emociones y de miedo. Ya sobra todo. Te seguiré pensando.

Lo suficiente

Me conformo con tenerte cerca, con asumir que el papel principal no siempre es el más conveniente. Te amo lo suficiente.

Etapa a la fuga

Sí, te diré, pero cuando sea el momento. No esperes el desconocimiento en una etapa que ha de fugarse rápidamente.

En las grandes inspiraciones

Acudes a mí con todo ese entorno de paciencia que nos debe arropar en las grandes inspiraciones.

Más deseos abiertos

Acelero el momento, y lo pierdo, y te pierdo con todo lo que es una salvación sin tabla. Te quiero mucho. Hemos abierto más deseos.

domingo, 28 de junio de 2009

Un amor que no es ni será

Nos hemos emparentado con la visión más lujosa de un amor que es delgado, que no tiene más, que no puede, y que no es ni será.

La raíz de otro problema

Rastreo en mi corazón y veo todo lo que nos conviene. Nos influenciamos. Hemos tomado la raíz de otro problema.

Te pertenece mi corazón

Barro hacia esa pasión que nos nubla la vista y nos hace saltar de alegría. Te doy mi corazón, todo él. Te pertenece.

Eres lo más

Tú y sólo tú
puedes darme
la felicidad.

Si me ves atrás,
debes procurar
la fuerza
que yo no descargo.

Si me ayudas,
los dos podremos
ser ese complemento
con el que soñamos
desde siempre.

Andamos
sin opciones reales,
y te eso te indico
otro camino
de verdad
que nos encienda
cada día.

Eres lo más.

Te adoro desde el primer instante

Recuerdo quién fuiste, y todo lo que supusiste para mí. Te adoro desde el mismo instante en que te conocí.

Que pase el tiempo

Me devoran las ansias de tocarte, pero no lo haré. Dejaré que el tiempo mitigue lo que no terminamos de entender.

Sufro repetidamente

Confieso
que me falta
coraje,
que no deseo
abrazar tu causa
y morir
toda la noche
en tus labios,
en tu carne.

Reconozco
mi devoción eterna
por lo que hiciste
y quiero
soñar y anhelar
con una fortuna
relativa y rompedora
de moldes.

Acepto
que debí mirar
hacia otro lado,
pero no lo hice.

Por eso, amor,
repetidamente sufro.

Acercar caricias

Calculo todo el amor del mundo con una presión menos grave. Haremos caso a lo que venga y mientras sea posible. Te llamaré para decirte por dónde podemos ir para acercarnos esas caricias que tanto echamos de menos.

Pensamientos sólidos

No debes parar ahora que todo se comprende un poco mejor. Hemos añadido un espacio de pensamientos sólidos.

El dato mayor

Todo te diré ahora que me apeno esperando milagros que no aparecen. Surjo de la amistad para señalar el dato mayor.

Entorno favorable

Insistamos con las opciones que aún corren por un entorno que es más favorable de lo que pensamos.

Te haré feliz

Me empleo fuerte para dar con tus mejores soluciones, a las que amo con pasión. Te haré feliz.

Nos diremos que sí

Me corriges con una fórmula que ha de buscar menos apatías. Soñamos con otra gloria. Nos diremos que sí.

Faltas tú

Te tengo a mi lado durante un tiempo y lleno de sugerencias mi habitación. Faltas tú. Te espero.

sábado, 27 de junio de 2009

Ahora debemos hacerlo

Me has propiciado mucho amor. Te debo lo que es impagable. Los tiempos nos pueden. Hemos indicado lo que queremos hacer. Ahora debemos hacerlo.

Intersección querida

Te gusto en otro espacio al tiempo que señalo por dónde me gustaría discurrir. Las vidas se juntan en una intersección muy querida.

Cantinela fugaz

Hemos asumido que los cambios son los que son con una cantinela profunda, sana, realista, fugaz, suprema.

Más y mejores

Me distraes con todo lo que tiene un cierto sentido con influencias de querencias nobles. Nos demostramos más mientras trataremos de ser mejores.

Puros deseos de amor

Pedimos ser la voluntad con una caricia medio sensata. Nos mostramos con una voluntad que ha de confluir en puros deseos de amor.

Implementación de sensaciones

Ajusto mi plan con una salida a los problemas que no determinaron todo cuanto fuimos. Nos gustamos con implementación de sensaciones.

Podremos ser más

Dormimos con una salubridad que es negación de lo más auténtico. Nos damos muchas fortalezas. Podremos ser más.

Raíces tardías

Me dices que me ves entre flores que desganan las amistades menos visibles. Has demorado las raíces, que crecerán, pero muy tarde.

Un nuevo portal

Has influido
en mí
con una fortuna
que nos regala
nuevas salidas
con el tono
de la amistad
que tanto florece.
Hemos insistido
en la cara nueva
de la luna
que nos inclina
a tomar las riendas
de una relación
distante, casi anónima.
Aplaudo tu valentía
que nos regala
un punto sincero
de amistad,
de recelos y galanterías
que nos acercarán
a un nuevo portal.

Hasta entonces, dolor

Me place verte
en esa noche
que otro te lleva
de la mano.

Era de suponer.
No naciste para mí.
Quedé en la sombra
muy pronto,
y pronto debí suponer
que no iríamos
por la ruta deseada.

La gloria
de la amistad
nos ofrece caramelos
de señales profundas.
Ganaremos los dos
con los nuevos caminos,
pero hasta entonces
sólo habrá dolor.

Callo y otorgo

Creo
en lo que dices,
pero me lleno
de nostalgia
sin que sepa
lo que puede ocurrir
ahora que la ventura
te deja
en el portal
de otro.

Me sincero
con la realidad
que disgusta
y atenta
contra el sueño
tranquilo y plácido.

No sé de ti,
ni supongo
lo que es distracción
entre posiciones
dominadas por carencias
que no distinguen
lo que puede ser.
Callo y otorgo.

Las oportunidades superan a los riesgos en Internet

Miremos la realidad que nos circunda, y veamos las ocasiones que tenemos delante. Son muchas. La existencia humana es una cuestión de tener en cuenta el riesgo y la oportunidad en cada etapa histórica, sobre todo cuando hay problemas, desconciertos o desequilibrios. Las TIC´S, como solemos repetir, son las grandes aliadas contemporáneas ante todo tipo de vicisitudes, incluyendo la actual crisis en tantos ámbitos, sobre todo en el económico. La red empieza a influir cada vez más en las compras, sobre todo en las importantes, esto es, a la hora de adquirir una casa, o un coche, o cuando decimos emprender unas vacaciones a buen precio o en el caso de que queramos realizar unos estudios complementarios, y hasta necesarios, para conservar el puesto de trabajo. Todo se compra y se vende a través de Internet. Superados los recelos iniciales, es constatable el aumento de transacciones que se producen por este sistema, como de ello dan cuenta tanto los Observatorios Regionales de Economía como los informes de las Cámaras de Comercio y de las diversas patronales. Los barómetros particulares de empresas también apuntan en este sentido.

Conviene recordar que los medios que despiertan más confianza son los periódicos, cuando hablamos de compras y de ventas (y también de otros ámbitos). Además, hemos de subrayar, como se puso de manifiesto en una jornada doblemente convocadas por la Asociación de Editores de Diarios Españoles y el Centro Internacional de Empresas de la Comunicación, cuando hacemos combinación de estas publicaciones con la esfera audiovisual, específicamente con Internet, se incrementan las ventas, la calidad de éstas, la visión y la visibilidad que tienen los posibles consumidores, su valoración, etc. La Red de Redes se ve ya como una oportunidad, como una gran posibilidad de mejora.

Tengamos en cuenta que Internet permite mirar las cosas con más sosiego, a cualquier hora, sin que el espacio ni el tiempo (ni siquiera un vendedor más o menos coercitivo) nos condicionen de manera notable. Las estrategias de relación contractual, de ventas, de compras, de economía en sus diversos géneros o posibilidades, varían, pero está comprobándose que los anuncios en Internet se leen cada vez más, se atienden cada vez más, se comprueban cada vez más, y son cada vez más fiables también. Hasta las entidades más serias, con la banca a la cabeza, confían de manera elevada en las posibilidades de Internet, así como de las publicaciones actualizadas “on line”.

Debemos tener confianza

La crisis se ha convertido en una ocasión para confiar en un instrumento de gestión hasta ahora desconocido u hostil, según se mire. No ha habido más remedio que optimizar costes y tratar de aprovechar lo poco o lo mucho que tenemos, y eso nos ha llevado a costas ignotas, en otro re-descubrimiento de América, en este caso de la Red de Redes, ya no como oportunidad para el espionaje, como en sus inicios, ni para la aventura o el ocio, como ha ocurrido más tarde, sino para saltar a la micro y macro economía. La opción, grande ella, se está asumiendo. Sacamos provecho a los recursos materiales, y también a los intelectuales. Corremos con fortaleza hacia una nueva meta, hacia una nueva frontera.

El último Informe Anual sobre la Riqueza en el mundo, avalado y publicado por Merrill Lynch y Capgemini, nos habla de que dos de cada diez ricos han dejado de serlo en los últimos doce meses. La caída de la riqueza, o la mayor concentración de ésta, que las dos cosas están ocurriendo, nos llevan a un nuevo mundo, donde no debemos olvidarnos jamás de los pobres, que siguen creciendo exponencialmente.

Internet se presenta, en ese universo de contradicciones, como una voluntad de constituir una “panacea”, siempre y cuando la solidaridad sea bondadosa y plena, algo, por otro lado, difícil. Por donde sí podemos empezar es por la cara de la moneda que nos aproxima a un nuevo planeta en lo financiero, del cual, si sabemos aprovechar las lecciones de los últimos fracasos, todos podemos salir beneficiados (repito, todos). El bajón de actividad nos ha conducido por nuevos derroteros que hemos de convertir, no en derrota, sino en éxito para los que ofrecen y para los que recogen, para los que compran y venden, para un reequilibrio de lo social y, asimismo, de lo económico.

Y no olvidemos que Internet sigue brindando una parte muy ínfima de sus posibilidades para que sigamos creciendo en todas las esferas humanas. Crezcamos. La naturaleza de las cosas, también de la Red, nos impone cambios y mejores perspectivas. La medida ha de ser el obtener beneficios aprovechando todo lo que tenemos al alcance desde una visión ética. No tengamos prisa para el camino que hemos de desarrollar, pues está lleno de sueños que podemos hacer realidad en el mejor de los sentidos.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Trances de amores

Me dominas con tus inexactitudes. Has comunicado una verdad que es ruina con trances de amores hermosos.

Esperamos más

Eres auténtica. Siempre lo he dicho. Tiemblo demostrando que la viveza es también ternura. Esperamos más.

Elección compartida

Vences al final
perdiendo lo mejor
de nosotros mismos.

No me gusta
que ganes,
porque perdemos
los dos
tras demasiadas
oportunidades gloriosas.

Obtienes
todo lo que buscabas
cuando apenas sabías
lo que era.
Tiento la suerte,
toda ella,
y sigo convencido
de lo que no será
tras la equivocada mirada
de tu elección,
que también es mía.

Compartimos
el gran descalabro.

Disposición y deseo

Amansas
esas razones
que tratan de ganar
la partida
al corazón,
entregado a la causa
de vivir
en la dicha.

Posicionamos
los labios que besan
para indicar
otra gloria,
que eres tú de nuevo.

Hemos marcado
con calor de la noche
lo que queremos hacer
durante mil días.
La disposición
es plena,
y también mi deseo.

El sueño con tu nombre

Sitúas
tu amor callado
en esa escalera
sin peldaños.

No numeras
tus acciones:
únicamente sigues
el corazón alado
que es regalo
del amor presente.

Nos prestamos
toda clase
de sentimientos
casi profundos
y negociamos
las aspiraciones
que nos alteran
para darnos
más vehemencia
en ese sueño
que porta tu nombre.

No se puede pedir más

Empatizas
con las reglas
que no nos ponemos.
Sigues
la estela
del cambio
hacia mejor
que promovemos
con besos
inalterados, llenos
de pasión.

Aprendemos
los dos de ese sí
que es garantía
en el positivismo
de una relación
que rozará la felicidad.
No se puede pedir
mucho más
con nuestros antecedentes.

Seguro que lo daremos

Señalas tu propia derrota. Aprendes de la experiencia que ya no tiene nombre. Nos pedimos más amor, y seguro que lo daremos.

Nos veremos por la vida

Alteras la mirada con un gesto que todo lo dice. Te arrepientes de lo que me dijiste. Es igual. Nos veremos por la vida.

Una fórmula mayor

Hemos negociado qué hacer y qué decir en la nueva era que nos propone para salir de una fórmula mayor.

Una conducta real

Nos postramos en la noche de esos tiempos que nos nublaron la vista con una conducta real.

Ahí seguiremos

Me marginas porque dices que no tengo suficientes fuerzas. Hemos aguantado todo cuanto hemos podido, y ahí seguiremos.

Besos y tú

Agudizo mis deseos para tocar en la diana de los tuyos. Hemos importado sustancias que saben a besos. Las envuelves tú.

viernes, 26 de junio de 2009

Vivos en el recuerdo

Comienza el día con una constelación de dolor, de ése experimentado como intenso y que es difícil dejar atrás. Me puede. Ha muerto Michael Jackson, que se ha ido emparejado al cielo de los inmortales con otra señora querida desde mi más tierna infancia, Farrah Fawcett. Dos bellezas complejas en lo interior y en lo exterior, con abundancia de talento, de inteligencia, de voluntad y de trabajo, eso sí, todo ello aderezado de controversia, de amores infernales y de polémicas varias y variadas.

Estoy convencido de que la música de los últimos 35 años no se podría entender sin Michael, como los años 70 en nuestro país no se comprenderían sin aludir a ese fenómeno que fueron “Los Ángeles de Charlie”, con Farrah a la cabeza. Son muchas las imágenes que se adueñan de mi mente y de mi corazón, mientras caigo en la cuenta, una vez más, de la fugacidad de la vida, de esos ríos que dan a la mar, en palabras del poeta.

Ha sido un año duro. Muchos se han ido de mi entorno, y todos han dejado una huella imborrable. Con el paso del tiempo sabes de lo efímera de la existencia, y adviertes cómo ésta transcurre a pasos agigantados. Es terrible. Hay posos de felicidad que quedan en el subconsciente, que se perciben en el ambiente, pero, de vez en cuando, digo, un jarro de agua fría nos congela las entrañas.

Y ahora se han ido dos grandes, dos grandes de verdad en la escena, en el cine, en la música, como artistas... Sin embargo, uno, Michael, será recordado por muchos como el negro que quería ser blanco. La otra se verá como la estrella de los años 70 quizá ahora en su ocaso.

Yo prefiero recordarles como esos puros sentimientos que supusieron, y aún suponen, para mí, para ese niño que todavía viaja conmigo. Fueron, y son, guías en un mundo de sueños que tanto necesitamos cuando las prisas afloran. Siempre hemos precisado hados, y ahora las cosas no han cambiado en ese sentido. Los miro con mucha nostalgia, al tiempo que me acuerdo de aquella canción, casi de despedida también, de Freddie Mercury, que decía que, pese a todo, el espectáculo debe continuar (“Show must go on”).

Ha bajado el telón para estos dos fantásticos artistas. Yo los recordaré riendo, interpretando, bailando y cantando, haciendo esos guiños tan especiales con los que se hicieron famosos. La mirada de uno y la sonrisa de la otra siguen siendo referentes para mí. Y continuarán siéndolo. El espectáculo avanza. Después de llorarlos, les haremos el sentido y merecido homenaje de mantenerlos vivos en el recuerdo.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Mis ansias

Reparo en ti.
Después de mucho tiempo,
de haberte visto
media vida o más,
me doy cuenta
de que te has convertido
en el río
de mi existencia.

Busco tonos rosáceos
y azules,
combinaciones para mis sueños,
que hoy te tocan
en el pecho
para arrancarte pensamientos
que han transitado
sin hacer ruido.

Hallo una parte de mí
que tanto echaba en falta.
Te declaro mis ansias.

Abramos puertas y ventanas (*)

Amigo lector, amiga también, éste que tienes en tus manos es un opúsculo que es fruto de la reflexión quieta, sosegada sobre diferentes aspectos del Periodismo, de la Comunicación antes que de éste, del mundo súper-informatizado en el que vivimos, en torno a lo que debería ser el oficio de periodista y la interconexión personal, familiar, profesional y hasta societaria de un oficio que representa un interés societario (y un anhelo, y un derecho) de estar informados. Tocamos aspectos éticos, racionales, subjetivos, empresariales, vocacionales, noticiosos, etc.

De fondo subyace una cierta anarquía y también la tranquilidad de que analizamos los aspectos más inquietantes, o que pensamos que lo son, para la sociedad, sin echar nada en saco roto, sin dejar en el olvido las cuestiones que más ocupan y, asimismo, nos preocupan. No hemos descubierto nada, pero sí hemos sistematizado y clasificado algunas ideas, las más relevantes, con el objetivo de seguir abundando tras esta ruta sencilla que planteamos sin pudor.

La obra es el resultado de las interpretaciones y de las opiniones que hemos ido vertiendo a propósito de los grandes asuntos del Periodismo, que tienen que ver con aquellas preguntas clásicas de dónde venimos, a dónde vamos, pensando, claro está, en lo que somos, o en lo que deberíamos ser. Nada surge de manera gratuita en la naturaleza de las cosas, y a todo hemos de darle la suficiencia y la importancia que tiene. Por eso hemos procurado no pasar de puntillas por los más rutilantes perfiles. La idea es abrir puertas y ventanas para tocar ese fondo que busque la densidad de fines y la mejoría en los resultados de un oficio que tiene ya, profesionalmente, más de 300 años, y que se pierde, más allá de la etapa moderna, en los mismos orígenes del ser humano.

Por lo tanto, la propuesta específica es que pase el aire y que sembremos todo de dudas y de vacilaciones que nos lleven a las verdades compartidas, solidarias, ésas que sí construyen en todo momento la sociedad, por buscar alianzas y comuniones de intelectos y de espíritus. Esperamos que disfruten y que nos hagan llegar sus aportaciones. Las esperamos.

Juan TOMÁS FRUTOS.

(*) De la presentación de mi próximo libro, titulado: “Entereza y equilibrio en torno a los medios (Plenitud de objetivos)”.

Nada falta

No me distraigas ahora que todo lo comprendo. Ya te digo quién soy, y supongo que nada falta.

En la medida de lo posible

Incluimos el amor en un deseo de pura paz que hemos de controlar en la medida de lo posible.

Nos gustamos mucho

Me asusto un poco mientras aguardo ese milagro que nos ha de conformar de otro modo. Nos gustamos mucho.

No escaparé

Declaras tus ideas, y te conviertes en esa valiente de mi vida que todos los días me enseña a contagiarme de ilusión. No escaparé.

Desde la otra cara

Despertamos el día con un poco de más emoción. Nos miramos desde la otra cara de la existencia.

Antes de que se agote la noche

Complico las redes que podrían dar con la voluntad más divina. Nos sumamos a la idea de un cambio nada radical. Nos besamos antes de que se agote la noche.

Nos soñamos

Me acuerdo de ti todos los días. Hemos disfrutado con todo lo que soñado, y puede que con algo más.

Otra estructura de amor

Ganamos en las voluntades de relaciones eternas. Nos hemos puesto manos a la obra para configurar otra estructura de amor.

Aprendemos y consideramos

Aprendemos, siempre aprendemos, y decimos, siempre decimos, mientras consideramos, como siempre, cuál es el camino.

Nos consultamos qué hacer

Sentamos bases que no son de descanso. Nos consultamos qué hacer, pero no damos respuestas concluyentes.

Cosas que contarnos

Resoplamos de puro deseo y nos decimos que no ha de bastar si tenemos cosas que contarnos.

La fuerza de la soledad

Agudizamos un ingenio fugaz. Nos lastimamos. Hemos sentido la fuerza de la soledad, pero no ha servido como experiencia de vida.

Sin correspondencias

Me distraes. Hemos comprendido que la voluntad no es suficiente. Hablamos de correspondencias que nos determinan tarde y mal.

El examen de la vida

Aceleramos algunos momentos que se extinguen como la misma materia que ya no saldrá en el examen de la vida.

Alejarnos de otro beso

Hoy me dirás cosas que no querré escuchar, pero ya estamos convencidos de que debemos alejarnos de ese otro beso.

jueves, 25 de junio de 2009

Nos veremos bien

No te muevas. Dime que estás ahí, e iré a tu encuentro. No te vayas. La felicidad no tiene muchas más oportunidades. Nos veremos bien.

Mucha aflicción

Aplaudes todo lo que hago, ahora que me canso de no tenerte. Hemos mostrado mucha aflicción.

Parece que no puede ser

Rascas en tu corazón, y virtualmente aparecen sentimientos que creíste perdidos. Temes perderme, pero ya parece que no puede ser.

Nos complacemos

Me planteas un rodeo que me marea en la espera que tanto descontrola mis sentimientos. Nos complacemos.

Otra sonrisa de fortuna

Nos sinceramos
sin mediar palabra.
Hemos sentido
lo mismo
en esa etapa
que se rompió
por inanicion amorosa.

No acertamos
en las cifras
y en esas definiciones
que nos mandaron
a la ubicación
más oportuna.

Te di todo
y todo entendí
mientras esperábamos
otra sonrisa
de fortuna.
Llegará algún día.

Ahora, un adiós

Llega
ese aroma
de la adolescencia
olvidadiza
en la que creímos
en el amor.

El mundo
nos ha pasado
como una losa
fría, dirigida,
rota, distante,
y apenas reconocemos
a ese enamorado
de los firmamentos
azules y plateados.

No ha habido suerte,
y el ahora es un adiós.

Otro principio

Nos podemos decir
algunas cosas bonitas,
pero lo importante
es que las sentimos.

Suponemos naturalezas
de amores profundos
que nos otorgarán
la razón de ser
en esta entrega
que no tendrá capítulos,
sino únicamente hilo conductor.

Te mereces
toda la felicidad
de la que sea capaz
de regalarte.
Es el principio,
otro principio.

Respiro de amor propio

Me trastocas
algunas emociones
que considero
aleatorias.

Me enfrento
a la corrección
de un destino
que se fugará
en cuanto todo parezca
parte o totalidad
de cuanto somos.

Hemos respondido
a la querencia
que nos invita
a tomar ese respiro
de amor propio.

En la entrega total

Me sincero contigo,
o lo intento,
mientras corres,
más bien vuelas,
hacia otro fin
que no tiene principio.

Respondes
con una voluntad férrea
que mueve
las montañas
de la ignorancia
a la que nos sometemos
con el paso de esa etapa
en la que fuimos felices,
o eso pretendimos.

Te recuerdo
con nostalgia,
y te soy en la entrega
que considero
casi total.

Nos vivimos

Te cuento un sí con un no que es grande. Sigo con un poco de amor. Nos vivimos.

Con buena voluntad

Haremos caso a todo cuanto sea menester en un mundo de complejidades más que cercanas, por soluciables, si ponemos buena voluntad.

Muy adelante

Añado la consideración al amor que siento por ti. Todo junto es una mezcla que nos llevará muy adelante.

Pase lo que pase

Asumo que estás contenta, y eso me complace. Quiero que seas feliz. Nos hemos unido de algún modo, y siempre estaremos juntos, pase lo que pase.

Ya te echo de menos

Creo todo
lo que me indicas,
pero sabes
que me quedo solo.

Me ato
a la columna
de tus palabras,
que estarán vacías
al final de la velada.

Se acaba
la llama de la esperanza.
Otro te lleva
en sus brazos:
no lo envidio,
mas lloro
por lo que pudo ser
y no fue,
ni será.

Ya te echo de menos.

Con un beso

Me desdigo para volver a ti con una gracia mayúscula. Nos hemos comentado algunas cuestiones que hemos de validar con un beso.

Movimientos queridos

Tiemblo en la nada que es absolutamente todo. Nos negamos a negociar, y, si lo hacemos, es con el compromiso de adecuarnos a las palabras de movimientos queridos. Los vamos a repetir.

Diremos el todo

Miramos y vemos todo. Hemos secuestrado razones sin contemplaciones extrañas. Diremos el todo con una parte que nos alineará con el amor.

Cariño y respeto

Sellamos ese cariño con respeto, y somos conscientes de que así durará mucho más.

Libertades nuevas

Restauramos la paz. Hemos presentado respetos que son noches con libertades nuevas.

El cansancio hace mella

Rescato mi deseo por ti. Será la última ocasión. No habrá más. El cansancio hace mella.

Hemos acudido

Presto un amor que es razón y anhelo de libertad. Nos complementamos. Hemos acudido a la cita.

Nos debemos algo

Reflexiono sobre lo que podremos ser en la noche que no llega, y, si llega, no la vemos. Algo nos debemos.

Un día y otro

Me acerco a tu ser para brindar por esa vida que podremos compartir un día sí y otro también.

Mucha pena

Hago de mi corazón el tuyo, o lo intento, y sigo creyendo que sangrar no es bueno. Hay mucha pena por tu marcha, por ese adiós que ni se produjo.

Mucho o más

Rastreo esa senda en la que dejaste el testimonio de un amor casi nuevo. Te quiero mucho, o más.

Hacia ti

Me duele la sombra que nos agudiza el ingenio y hasta la intención. Me muevo hacia ti.

miércoles, 24 de junio de 2009

Te diré más

Pregono mi amor
por ti,
que estás,
y no te atreves.

Has dado pasos,
pero te has sentido
amenazada por las miradas
de quienes envidian
lo que podríamos compartir.

Nos sentamos
a la diestra de un deseo
que haremos transitar
en la noche mágica
de todo un año
de intensas caricias
que abrigarán
las voluntades
que ya tienen ecos
y puntos de partida.

Te diré más,
aunque ya adivinas
lo que es.

Y no estás

El día ha sido duro,
pero no me importa,
si estás tú
esperando en casa.

Todo ha ido del revés,
mas lo superaré.
Cuento con la idea
de tu apoyo,
y eso me basta.

He sucumbido
ante los ataques
de los competidores
en ámbitos materiales
cuya importancia
es relativa,
como bien sabemos.

Todo va y viene
en difícil definición,
pero no me importa
si tú estás ahí.

Eso es lo malo:
llego a casa,
y no estás.
Alguien te enamoró
entre tanto quehacer.

No sabes si me ves

Guardas
esa alfombra azul
que nos sirvió
para viajar
en la nueva noche.

Las costumbres
nos conformaron
con realidades
de adecuada factura.

Fuimos
en la noria
de la fortuna
con gustos complacientes.

Te diré
todo cuanto vale
en esa otra cara
con moneda variada.
Me distingues,
pero no sabes
si me ves.

Enjuciamiento novedoso

Me nace seguir por esa senda de una doctrina que se ha de fugar con un enjuiciamiento raro, novedoso, controvertido en materia de amor.

La salud y su doctrina

Tiemblo en el equilibrio nuevo que me viene para dar con la salud que nos ha de impartir doctrina.

En equilibrios extraños

Predecimos cambios que llegan, que nos hacen amanecer con un poco de deseo. El amor se mantendrá en equilibrios extraños durante un tiempo.

Breve esbozo de la crisis mediática

La evidencia se impone. Se han sumado muchos factores, y la coyuntura es la que es. Hemos esperado mucho, y todo se ha vuelto más del revés. Hay que reconocerlo a las claras. La tesitura es dura, compleja y complicada. Los medios de comunicación están en una situación casi desesperada. Miles de despidos, bajos salarios, un exceso de oferta laboral ante una demanda precarizada y pequeña: éste es el escenario. Las causas de las dificultades de la Prensa, de la situación crítica por la que atraviesa, son, sin duda, mucho más profundas que las de otros gremios o sectores. La crisis actual generalizada se ha sumado a la que ya padecíamos desde hace una década al menos. La precariedad laboral, el intrusismo, la falta de movilización del sector, la carencia de una complicidad mayor con la sociedad sobre lo que somos y lo que hacemos, el no reconocer errores en algunos planteamientos éticos y empresariales, etc., nos han llevado a una coyuntura de difícil salida. Es momento de reaccionar, o perderemos el tren de las posibles iniciativas o medidas que deberíamos llevar a cabo.
Las ayudas, al igual que ha ocurrido en otros ámbitos, pueden ser la solución, o parte de ella. Hablamos de subvenciones directas o indirectas desde las Administraciones Públicas. Si se conceden con buenos criterios, siempre consensuados con el sector, y con transparencia, no tienen por qué ser, esas ayudas, una injerencia. Se otorgan ayudas a otros sectores, como la banca o el automovilístico, y nadie las cuestiona. El objetivo debe ser defender la creación y/o el mantenimiento de puestos de trabajo estables y bien remunerados, o suficientemente remunerados. La calidad ha de ser la premisa.
Pese al caos, a las ínfimas perspectivas, hay motivos para la esperanza. Sin duda, hay soluciones, hay futuro, que pasa por una mayor unión, por una apuesta por la credibilidad de los medios y de sus profesionales, por una mayor conciencia ciudadana y social, por una puesta en común de los problemas profesionales y económicos, y por el consenso en que la competencia atroz y desmedida en muchos parámetros no es la solución. Las pruebas de lo que digo se obtienen del panorama actual, que enunciamos entre todos cada día que amanece. Hemos de cuidar, en paralelo, que no haya un mestizaje de formatos, de soportes y de géneros. Digamos en cada momento lo que hacemos, cómo lo hacemos y qué es lo que se debería realizar. Cuestionemos y denunciemos, asimismo, las actividades que no redundan en más credibilidad del gremio periodístico.
Por otro lado, señalemos que los gabinetes de comunicación de las empresas parece que están aguantando mejor esta crisis tan descomunal que padecemos. Todo indica también que los soportes de las nuevas tecnologías nos pueden llevar, a medio plazo, a conseguir incrementar los puestos de trabajo en los medios periodísticos que se ofertan a través de Internet. Por el contrario, la Prensa, la Radio y la Televisión viven momentos, casi por igual, bastante pésimos. Por eso, porque es una situación muy extendida y muy delicada, tenemos que poner en marcha mesas de trabajo para buscar y desarrollar medidas paliativas y soluciones a largo plazo. Estrechemos las manos y contemplemos ideas de conjunto para salir adelante, que podemos. La fe, con movimientos simultáneos, mueve montañas, sobre todo montañas de una incomunicación que ha imperado, aunque parezca mentira, en nuestro ámbito. Adelante. No miremos atrás, ni nos dejemos llevar por la inercia de una historia que, en esta esfera, como en otras, no ha sido precisamente halagüeña.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Locura gratuita

Me llamas amigo, y lo soy, pero también conoces que anhelo algo más de lo que exponemos los dos en esta locura gratuita en la que hemos caído.

Dime algo

Esculpes
algunas emociones
interesadas, materiales,
inocuas, muertas
de antemano.

Sabes bien
en qué te equivocas.
Has expuesto motivos
que nos eliminan
el plano lindo
y expresivo
de lo que es cariño
en estado creciente.

Reparo en ti,
y me doy cuenta
del milagro,
pero no acierto
en la responsable salida.
Dime algo.

No supe elegir el camino

Responsabilizo a mi corazón de la falta de fuerza para seguir adelante. Fue mi cabeza la que me dijo que no. No supe optar por el buen camino.

Estoy por ti

Me hechizas con esos suspiros que me ponen entre la medida y la cautela de no decirte lo que pienso. Estoy por ti.

La que tenga que ser

Nos hartamos de esperar, y nos decimos que la voluntad será la que tenga que ser.

Mejoramos

Restauro mis buenas impresiones con un gusto que considero extremo. Mejoramos.

El ser que me ilumina

Respiro hondo con la imagen de ese ser que tanto y tan bien me ilumina. Te quiero.

Sensación de amistad

Adecúo los mensajes hasta llegar a la sensación de amistad que nos hará navegar entre tempestades.

Más que un instante

Tiento la suerte para acercarme a tu cara. El beso llega. La pasión es más que un instante de sueño.

Desde ese primer día

Termino como empecé. Te echo de menos desde ese primer día en el que tuvimos casi todo.

Enganchados

Razono. Te veo. Te quiero. Te siento como lo más mío de mí. Nos hemos enganchado.

Cuando sea valiente

Sonrío
en otro espacio
mientras llego
a la versión
que no quieres
escuchar.

No vamos a temblar
en la espera
que nos procura
una mudanza
primera y suprema.

Te diré algo más,
pero será otro día,
cuando la noche
me haga valiente.

martes, 23 de junio de 2009

Dedicado a Antonio López Baños

HOMENAJE A ANTONIO LÓPEZ BAÑOS
GUIÓN DEL ACTO

(Actuación del Cuarteto SARAVASTI)

Buenas tardes.

Excelente interpretación para un momento de excelencia, el que vivimos, el que vamos a disfrutar.

“Estos días azules y este sol de la infancia”.

No sé por qué, pero, cuando me siento triste, recuerdo estos últimos versos que encontraron en un bolsillo del traje que envolvía cuerpo del poeta Machado. Me parecen dos versos tan tristes, como nostálgicos y llenos de vitalidad, a la vez que de impotencia, sentimientos que seguro rezumamos todos hoy, esta mañana.

Que solos se quedan, nos quedamos, los vivos. Eso reflejó el pintor de los mil estados de ánimo.

Y, porque nos quedamos solos, necesitamos un acto como éste, en el que nos sintamos abrigados, a buen puerto, para afrontar el temporal de la pérdida de algo grande, de algo muy grande.

…….

Pues sí. Buenos días/buenas tardes. Sean bienvenidos a un acto, a una ceremonia, que pretende buscar cercanías, mirar en lo auténtico, y reconocer que, de vez en cuando, nos encontramos con modelos de convivencia, de tesón como el que nos regaló Antonio. Ahora toca, como dicen al final de la película “Salvar al Soldado Brian”, que hagamos todo lo posible por merecer ese presente, ese don, que fue el haber conocido, el conocer, a Antonio López Baños.


No es fácil reconocer los momentos, como se subraya repetidamente en Gladiador. No es sencillo interpretar las claves de los milagros que, de vez en cuando, disfrutamos en nuestras vidas.

Sí, el estar hoy y aquí es un milagro, por sencillo que lo veáis.

Pues para contarles las motivaciones, lo que se van a encontrar aquí, los fines, los instantes que vamos a compartir, les dejo con el presidente de la Comisión Gestora de UGT en la Región de Murcia, Antonio Jiménez. Hola, Antonio, Buenas tardes. Tu turno.

(Antonio Jiménez)

Hemos recibido cientos de cartas, de testimonios de adhesión al acto de hoy, a la figura de Antonio, a lo que hizo, a lo que supuso. Les leeré una de ellas.


…………

También son muchos los actos, los reconocimientos, las publicaciones que han destacado, y subrayan su figura. Como decían los griegos antiguos, el hombre, y su ejemplo, ha de ser, es, la medida de todas las cosas.

Si les parece, y, como quiera que unas imágenes valen más que miles, millones de palabras, les vamos a ofrecer un video, una proyección con instantáneas de Antonio, de algunos de sus momentos, de esos reflejos de los que hablaba Borges.

(Video).

Un sindicato es una gran familia, es una organización, es estructura, es tejido, es una constelación de personas que durante el viaje de la vida se encuentran y comparten objetivos comunes, en este caso de solidaridad, de entrega a los demás.

Uno de esos compañeros de viaje de Antonio, es Mario Sánchez Martín, que es representante de la sección sindical de UGT en la Consejería de Agricultura y Agua. Él ha compartido grandes, intensos y anónimos momentos con Antonio, y de ellos nos quiere dar cuenta.

(Mariano Sánchez Martín).

Sí, el sindicato es organización, pero, al tiempo, en paralelo, es sociedad, es servicio a todos y a todas las personas que componen una comunidad determinada. Por eso, como Quijotes, como Sanchos Panzas, hemos de buscar entelequias o realidades repetidas para dar con las claves de la existencia.

La búsqueda de intereses comunes, la proyección en y de lo que son los anhelos de cada sociedad, en cada momento, en cada etapa, es una máxima que conoce muy bien Fuensanta Guirao Ruipérez, Secretaria General de la Sección Sindical de los Trabajadores de UGT de la Región de Murcia.

Nos hablará ahora de esta vocación, y de cómo la vivió juntamente con Antonio López Baños.

(Fuensanta Guirao).

En alguna parte, he leído que no es bueno que andemos solos. Y, claro, un sindicato no está solo, no va por libre. Hay más organizaciones de este género, pero hay una especialmente con la que ha convivido prácticamente a lo largo de su historia.

Hablamos de otro sindicato de clase, de Comisiones Obreras. En esta búsqueda de la unidad sindical se han esforzado en ambas organizaciones, y sus líderes suelen decir que las relaciones en los grandes asuntos, y yo diría que también en los más pequeños, son óptimas. Daniel Bueno Valencia, Secretario General Regional de Comisiones Obreras en la Región de Murcia, tiene la palabra. Buenas tardes.







(Daniel Bueno Valencia).

Pero hay más caras en el poliedro de las relaciones, de las comunicaciones de la sociedad.
Y otro de los baluartes para esas relaciones, para esas negociaciones, que consideramos fluidas, son los empresarios. Ellos generan empleo, y con ellos se trata de buscar el máximo consenso.

La negociación, que supone cesiones y concesiones por ambas partes, es clave. Del talante negociador de Antonio López Baños nos habla alguien que le conoció muy bien, Miguel del Toro Soto, que es el presidente de CROEM, de la patronal murciana. Buenas tardes, Miguel.

(Miguel del Toro).

Decía Robert Suman que “la música es el lenguaje que me permite comunicarme con el más allá”. Porque queremos trascender, porque queremos escuchar almas y queremos vivir una comunión muy especial, tras la intervención de Don Miguel del Toro, vamos a hacer un poco de descanso en torno, precisamente, a la música.

Damos paso a la segunda intervención del Cuarteto Saravasti, que nos alegrará con rapidez, en una alocada traducción del italiano (En la lengua de Dante, “Allegro Molto, quasi Presto”), una intervención, les digo, con el alma de Beethoven, que hoy suena para A. López Baños.

(Cuarteto Saravasti)

Los sindicatos que tienen una vocación de presencia en todo el Estado tienen que tener relaciones, como es natural, con la estructura misma del Gobierno de la Nación. Buscar que no haya diferencias sustanciales, que haya un reequilibrio de intereses, donde todos tengamos las mismas oportunidades es una vocación mayúscula de un sindicato de alcance nacional. Ya saben: “La peor soledad es verse falto de una amistad sincera”.

Por eso hay que evitar la soledad, para hallar la amistad por la que tanto luchó nuestro recordado Antonio.

Pues para abundar en ello, en la amistad, en esas relaciones con el Estado, contamos con el delegado del Gobierno en Murcia, Rafael González Tovar. Buenas tardes, delegado, es su turno.

(Rafael González Tovar).

Antonio López Baños creía mucho en lo público, en el servicio público, en la entrega a los demás, algo de lo que sabe mucho nuestro siguiente interviniente, Julio Lacuerda Castelló, que es Secretario General de la Federación Estatal de Servicios Públicos (FSP-UGT). Además, él sabe, como yo, que el amor, como lo público, y estamos parafraseando a la Madre Teresa de Calcuta, para que sea auténtico, debe costarnos.

Adelante, Julio. Buenos días/buenas tardes.



(Julio Lacuerda).

Decíamos antes que los sindicatos tienen que defender los intereses de la sociedad en su conjunto, y eso supone arduas negociaciones, perennes negociaciones con los responsables políticos. De ello sabe el Presidente de la Comunidad Autónoma de Murcia, Ramón Luis Valcárcel Siso, con quien tuvo que reunirse Antonio a menudo para cerrar acuerdos o afrontar situaciones de distinto tipo.

Le vamos a pedir también al señor Presidente de la Comunidad Autónoma que se acerque al estrado a decirnos unas palabras.

(Ramón Luis Valcárcel).

Y ahora, gracias señor Presidente, les dejamos unos instantes con el cuarteto Saravasti, con su tema “Americano”, que será interpretado, nos dicen, vivace ma non troppo (vivaz, rápido, pero no demasiado). No olvidemos que, como reiteraba Von Weber, la música es el verdadero lenguaje universal.

(Cuarteto Saravasti)

“Ecos de un mundo invisible”: eso es la música, según Giuseppe Mazzini.

Música para un gran día, música para un día para el recuerdo, música para el entendimiento.

Y ahora entramos en la recta final de este homenaje. Antonio López Baños ha sido un sindicalista, una persona de altura, y por eso en este día no podía faltar la presencia del responsable nacional de su sindicato, Cándido Méndez, quien quería estar, y así nos lo resaltó, en una jornada tan señalada, tan especial, tan dura también.

Le voy a pedir, a continuación, que sea el propio Cándido Méndez quien nos dirija unas palabras.

(Cándido Méndez).

Gracias, Cándido, no se me vaya, que diría un mejicano, no se me vaya, que quiero que esté con nosotros en este momento crucial del acto de hoy.

Les pido también que suban aquí al presidente de la comunidad autónoma, Ramón Luis Valcárcel, al presidente de la gestora de UGT en Murcia, Antonio Jiménez y a la familia de Antonio López Baños, vengan todos, por favor.

También preciso que me eche una mano ahora José Soler Marín, miembro de la Comisión Gestora de UGT en Murcia, que leerá el acuerdo tomado de conceder la insignia de oro de UGT, a título póstumo, a Don Antonio López Baños.

(Lectura por parte de José Soler).

La entrega de la insignia y de un documento acreditativo a la familia corre a cargo de Cándido Méndez.

(Entrega de la insignia).

Por otro lado, también se va a proceder, por parte del Presidente de la Comunidad Autónoma, Ramón Luis Valcárcel, a entregar un óleo con la imagen de López Baños a su familia. Un óleo del pintor Carlos Callizo.

(Entrega del cuadro).


Momento para que un representante de la familia nos diga unas palabras. Sé que es duro, pero estamos pendientes de vosotros, de ustedes.

(Palabras de un familiar).


Gracias por estos intensos momentos a la familia, especialmente a la mamá. Les regaló una cita más:

“Un hermano puede no ser un amigo, pero un amigo será siempre un hermano”. Es de Benjamín Franklin.

Así que consideramos, muchos de nosotros, a Antonio, como un hermano, por amigo, y a ustedes como parte de nuestras familias.

……….


Gracias, le digo. Momento para la Interpretación de la Internacional con la que vamos a acabar el acto, pero les quiero decir tres cosas:

Primero: Gracias por haberme permitido estar aquí, junto a ustedes en algo tan entrañable.

Segundo: Esta tarde, se realizará el segundo acto de homenaje en la Casa del Pueblo del Llano del Beal, uno de los proyectos emblemáticos de Antonio.

Tercero: intenten ser felices y vivir en paz, como se dice en la película “Tres deseos”. Ya saben que, como dijo Gandhi, la Paz es el camino.


Un abrazo,
y hasta siempre.

No habrá amor

Me convences
de esa ilusión
que puede llegar
esta noche.

Pasará,
como se suceden
tantas negaciones
de esa dicha
en forma de compañía,
que no es.

La culpa
es un sentimiento
que cruza océanos
para llegar
al corazón herido
en más ocasiones
que guerras.

La franqueza
queda lejos
de las señales
de dioses en su ocaso.

No habrá amor,
no esta noche,
y me diré mañana
el motivo reluciente
del nuevo fracaso.

Ausencias provocadas

Hoy ayuno
mientras tú corres
por ese campo
que no me atrevo
a transitar.

Aceleras
el movimiento
hacia lo que te atrae,
que tiene mucho que ver
con las sensaciones
que transmitimos.

Hoy callo,
y me quedo sin nutrientes
para la nueva causa,
ya perdida,
sin estímulos,
sin trayecto,
sin meta alguna.

Hoy me pierdo,
como siempre,
por ausencias provocadas.

Sin motivos

Me intuyes,
y con motivos.
Me ves
como tú,
y puede que tengas
esa razón
que nos gustaría
compartir
una noche de locura.

Llegará
con dudas repetidas
hasta entonces.
Será cuando digamos
el final de la historia,
que, por desgracia,
se produce.

No hay motivos
para pensar
lo contrario, corazón.

Hoy he tenido valor

Rastreo en mi corazón, y te hallo a ti. Hace tiempo que lo sé, pero ha sido hoy cuando he tenido valor.

Nos buscaremos

Te echo de menos. Hemos sido en la negociación de una noche más. Nos buscaremos.

Muchas astucias

Presto ese amor que nos es útil a los dos, y nos quedamos con la presencia más dichosa. Hemos secuenciado muchas astucias.

Meditamos lo que será

Retrocedo hasta decir que podremos un poco más. Lo mínimo es hoy máximo. Meditamos de nuevo en lo que será.

Hemos aprendido a ser

Me sumo a ese momento en el que somos más que dos personas juntas. Hemos aprendido a ser nosotros mismos.

La fibra sensible

Me agarro a ti con toda la fuerza del universo, que me puede, que me toca la fibra sensible.

Más caricias y amores

Vemos, pensamos, decimos, volvemos, y nos entusiasmamos con unos pocos anhelos. Prestamos más caricias y amores.

Negaremos las evidencias

Restauro mi amor por ti con un poco de buen humor. Nos asaltan algunas dudas. Negaremos las evidencias.

Más amor

Tendré que comentarte algunas sugerencias con unos intereses nada creíbles. Te demando más amor.

Noches y lunas

Suspiro por ese ser que llevamos dentro con la fortuna menos reglamentaria. Nos ahogamos con las noches que son lunas, con las lunas sin noches.

Más amor

Aterrizamos con conformaciones de una realidad que nos distingue. Necesitamos más amor.

Nos basta de momento

Te pienso. Sabes que es así. Nos mostramos con nuestros mejores pensamientos. Nos basta, al menos de momento.

En la noche de los tiempos

Te dedico todo mi ser, pero parece que no basta. Nos agotamos en la noche de los tiempos.

Las cartas de la pasión

Predico con ejemplos que nos son ajenos. No hay amores válidos si no mostramos las cartas de la pasión.

La era de la felicidad

Rescatamos
algunas emociones
que creíamos perdidas,
y pensamos
en la vuelta
a esa causa
que haremos compartidamente
ganadora y nada fugaz.

Tenemos otra ocasión,
más que una oportunidad,
y la vamos a aprovechar
sin vacilación alguna.

Es la era de la felicidad
la que nos aguarda.
Seguro, mi amor.

lunes, 22 de junio de 2009

No esperamos milagros

Te reitero toda esa devoción que nos romperá algún hielo. No hemos aguardado milagros, ni primeros ni últimos.

No lo hemos olvidado

Restauramos las emociones que fueron creíbles y sinceras. Legaremos algunos aspectos vacuos. No hemos olvidado quiénes somos.

Con tanta desidia

Resisto los fuertes golpes de una ignorancia que me ubica más allá de la otra nada a la que me condenas con tanta desidia.

Nos convencemos

Registro mis deseos hasta que los mimetizamos con los tuyos. Fluctuamos hacia otro ser. Nos convencemos.

domingo, 21 de junio de 2009

Tú como antídoto

Vengo
de la nada
de esa tarde
en la que me dijiste
un adiós
que me sabe
a amargura
y dolor que hiere
lo más hondo
de mi ser,
que ya no es el mismo.

Me acerco
al puerto de la memoria
que rescata
una parte de lo que fui,
y que ahora intenta
regresar sin impunidad
a lo que soñó
un buen día de un año
que quedó como perdido.

Contemplo la luz
de ese rostro
que viene con cariño
y ansío que la voz
y la palabra,
cuando se escuchen,
sean el antídoto
de todo lo que me sucedió.

Sin escapatoria

Mi corazón
adiestrado y silencioso
te mira
desde esa vitrina
donde lo coloqué
cuando todo se vino abajo.

Subo con lentitud
la escalera
de una salvación
que se llama soledad,
que no implica fracaso,
o sí, quizá.

Estoy en un mar
de dudas sin método,
pues no contaba contigo,
no contaba con un alma
gemela y anhelante
de una vicisitud divina.

Miro el cielo
y te veo:
no tengo escapatoria,
ni quiero, amor.

Pensamientos de deseo

Insistes
en esa caricia
que te daré
cuando aparezca
la flor
que nos hemos prometido.

Te reitero
que la calma
es la mejor opción
cuando no quedan
por el camino
suficientes oportunidades.

Te destaco
lo que es palabra
hueca y sencilla
con versiones de un amor
más auténtico
de lo que soñé
en su día.

Me aproximo a tus labios,
que no veo,
mientras no me ves,
y te doy ese beso
que nos hace seguir
con pensamientos
de deseo y más.

Llegará el amor

Hemos nacido
el uno para compartir
el espacio
del otro,
que no su tiempo,
ahora destacado
en el infinito
que pace
entre llamas
que extinguen
el bosque apasionado.

Hemos nacido
para no saborear
la pasión que portamos
en el interior,
hecha para cuajar
tras un milagro
que no aparece.

Hemos nacido
para navegar
por océanos de cariño
que hemos de envolver
con besos de caramelo.

Nos miran
las estrellas,
y nosotros, de lejos,
cada uno en su sitio,
desde el conocido desconocimiento,
nos decimos que sí,
que el amor llegará.

Sobre nuestra almohada

Advierto que tiemblas,
lo que demuestra
la vitalidad
de la que me hablan
tus silencios.

Intuyo que tiritas
de puro miedo
en ese trance supremo
que nos aguarda
con espacios
y senderos luminosos.

Has mostrado
algunas cartas
que la vida
nos ha marcado
a fuego terrible.

No tenemos culpa
de las circunstancias,
pero sí de su interpretación.

El valor presupuesto
ha de seguir
por la senda
que es más que espacio.
Nos tendremos de nuevo
en ese globo
que nos llevará
a una Naturaleza comprensiva,
amorosa, ideal,
esponjosa, de gozo.

Sabes que te beso
mientras duermes
sobre la que será
nuestra almohada.

La complicidad de la Luna

Estás pendiente
de unos hados
que apadrinen
los hechos futuros,
y no vives
ese presente
que es un don,
más que eso,
un regalo.

El milagro
de habernos conocido
sin vernos
es ya en sí
una maravilla
que podremos compartir
en el firmamento
de nuevas estrellas
que ya brillan
al abrigo de la Luna,
siempre presta
a una sonrisa
de pura complicidad.

Más fuerte, más lejos

Hoy, compañera del alma,
desconocida furibunda,
cima de mis sueños,
llegas con entrega,
y me surto de tus dones
hasta el final de la noche,
que nos sobrepone
a la inexperiencia.

Apareces, lucero sin alba,
con impresiones delgadas,
con algodones suplentes,
con cautelas que son mías,
con posturas grandilocuentes.

Te empañas de mí
con voces y vahos
que se agolpan
con imprevistos galopantes
hacia la salvación,
que no surge,
pues se agota el sueño,
que ya no sé
ni cómo ha sido.

No daré otro paso,
me digo,
y añado:
¡Menos mal que no soy
nada fuerte!

Quedas lejos,
susurro en el olvido.

Escondidos a partes enteras

Me mueve
la misma pasión
que a ti,
pero todo nos separa.

Algo intuyes,
como yo,
mas las condiciones
siguen siendo
las que siempre han sido.

No ayuda
ni el tiempo
ni el espacio,
ni lo que callamos,
ni unas formas de ser
que no adquieren dimensiones.

Esperas
en alguna parte escondida,
y yo me escondo
de esa parte de mí
que tratas de conocer.

No será fácil.

Sueños compartidos

Estamos tú yo,
cara a cara,
aunque no nos veamos.

Sé de tu impaciencia
por recorrer estas letras,
fundidas en palabras,
expresiones y sentimientos
controvertidos, vencidos
al principio y al final.

Conozco tu deseo,
que podría ser el mío,
a tenor de lo que te digo
casi callando.

Como ves, me falta
ese valor de antaño,
cuando era más indocumentado,
para viajar
por esas experiencias
que sueñas,
con las que yo soñé
un buen día,
incluso sin saber de ti.

El mejor comienzo

Somos entre posibilidades que hemos de explorar y de explotar con una mansedumbre equilibrada. Nos amamos de verdad, y ése es el mejor comienzo.

El todo que nos encanta

La palabra nos conduce por vericuetos menos sensacionales de los que pensamos en un principio. A ella hemos de unir la voluntad, los buenos deseos, ese todo que nos encanta.

Adecuar discursos

Rastreo por un mundo de querencias que nos proponen adecuar los discursos a los pasatiempos menos descollantes.

Un poco de sensatez

Las prisas aconsejan mal cuando se trata de amar a quienes nos estiman de verdad. Nos hemos de pedir un poco de sensatez.

Lo óptimo recae en ti

Corrijo miradas para adelantar las pasiones de otros instantes queridos. Nos hemos aburrido por falta de perspectivas. Lo óptimo recae en ti.

Cuando éramos

Simulamos algún amor cuando éramos jóvenes. Sabemos desde entonces que ello no da resultado.

En otra era

Te tengo en mí. He aprendido a contemplar sensaciones muy nuevas. Te diré que vale. Seremos en otra era.

Un mundo de dudas

Temblaré con una fuerza descomunal que me dirá hacia dónde podemos ir. Hemos sembrado un mundo de dudas.

No podremos fingir

Te contradices con los pasatiempos que nos ponen en más de una prueba. No podremos fingir las jovialidades.

Ver pasar las estrellas

Venceremos en el tratamiento de otra etapa con la que consagraremos nuestro amor. Nos tumbaremos a ver pasar las estrellas.

Mucho mejor

Regresamos con otra experiencia para contemplar luces sin sombras. Así nos veremos mucho mejor.

Taza de amor

No me digas que no puedes, que todo es cuestión de voluntad y de gustos. Nos tomaremos esa taza de amor.

sábado, 20 de junio de 2009

Falta confianza

Te entregas a otro
pensando que es,
que lo nuestro calla,
que no hay otorgamiento
a la relación deseada.

Eres débil,
más que yo,
y todo sale del revés
por acción u omisión.

La existencia desbocada
nos trastoca
las divisiones
que nos agotan
con presencias dichosas,
únicas, excepcionales.

No vemos lo que sucede,
ahora que ocurre
con plasticidad y hastío.

Te diré hasta dónde
podemos llegar.
Supongo que no confías:
yo tampoco.
Nos falta algo,
quizá todo.