jueves, 30 de julio de 2009

Los besos pendientes

Te digo que estamos bien, y mejor que podremos estar en cuanto encaucemos los besos pendientes.

Con un poco de equipaje

Toco con pasión. Hemos visto lo que es. Nos hemos enseñado. Viajamos con un poco de equipaje.

Apariencias y esencias

Te veo incluso cuando los obstáculos tapan esos corazones que nacieron para estar unidos. Nos convencemos de apariencias que hemos de sustituir por esencias.

Para más adelante

Presumimos de cariños que nos dejan en cuanto las ocasiones no salen del modo deseado. Las superficies sacan lo poco y lo mucho. No sé qué quedará para más adelante.

Varita mágica

Me pongo a desfilar por tus intenciones, que hago mías para que la dicha nos toque con su varita mágica.

Parecemos

Me pego a tu ser con la intención de vivir al alcance de ese amor que estamos construyendo. Parecemos.

Un deseo nuevo

Te doy las razones de un amor que hemos de compartir completamente. Nos daremos un deseo nuevo.

Secuenciar la paz

Detecto todo el amor que debemos llevar dentro. Nos ajustamos. Hemos experimentado para secuenciar la paz.

Oportunidades al amor

Generamos las ansias más creíbles. No somos. La vida es lo que es. No daremos más oportunidades al amor.

De otra guisa

Controlamos los anhelos con rachas sin viento del que tanto nos gustó. Nos ponemos a vivir de otra guisa.

Sin la pasión de antaño

Consultamos las experiencias con un poco de alerta y de buen humor. Nos quedamos sin arder con la pasión de antaño.

Otra andadura

Suspendo mis intenciones. Quiero pasar la noche con otros sueños. Los nervios siguen. Nos ponemos en marcha para otra andadura.

miércoles, 29 de julio de 2009

Ya ha habido bastante

Se fue el amor.
Era de esperar,
lo aguardaba,
pero no pude evitar
el aturdimiento
de la distancia
y del calor
con llamas que queman
el alma agujereada
por la falsedad
de una relación
que mantuvimos en pie
con demasiadas precauciones.

Me callo
ante las inapetencias
de un destino cruel.
No quiero seguir
por la senda
de la inoperancia,
del fracaso repetido
con versiones con llanto
y sin sorpresas agradables.

No recomiendo nada.
Ya ha habido bastante.

De la mejor manera posible

Comparto lo que siento por ti. He adecuado mi discurso. Nos hemos convencido de que podemos. Nos ubicamos de la mejor manera posible.

No en el sentido ansiado

Grabamos los momentos más alcanzables con una caja de oro molido. No me muevo en el sentido ansiado.

No te diré

Escojo ser dichoso a tu lado. Sorteo deseos de otra época para marcar otros planteamientos. No te diré.

Manifestaciones

Sospecho que nos hemos enamorado sin darnos cuenta. Suspiro por esa manifestación primera y última.

Una felicidad mayor

Pensemos en lo que podemos hacer con ese recorrido vital que nos ha de procurar una felicidad mayor.

Nos damos claves

Tomamos unas muestras que se vuelven con la delicadeza de lo imprescindible. Nos damos claves.

Verdades entusiastas

Nos lucimos. Hemos compuesto las verdades más entusiastas. Los factores nos conducen más allá.

Soledades voluntarias

Sabemos de ciertas realidades que nos quieren hacer pensar. Nos dañamos con soledades que afrontamos voluntariamente.

Sin salsa

Moderamos las ansias de vernos y reducimos la voluntad. Nos quedamos sin la salsa de la vida.

El amor que nos mantiene

Me presto a sentir que las cosas de otro modo. Mejoramos las ideas con ese amor que nos mantiene cada vez más vivos.

Sucedemos

Soy en ti. Hemos evocado algunos recuerdos que nos hicieron entender todo. Nos hemos puesto entre varios anhelos. Sucedemos.

Avanzamos deseos

Nos contamos muchas cosas que nos gustaría vivir en común. Nos avanzamos deseos. No negaremos las evidencias.

martes, 28 de julio de 2009

No solos

Te aprecio. Eres lo más auténtico que tengo a mi lado. Hemos sido. La noche nos gusta. No estaremos solos.

Todo y de todo

Te aguardo en esa esquina donde nos contamos todo y de todo. No negociaremos esa falta de felicidad.

Nos gustamos

Nos descubrimos antes de que lleguen las lluvias de un adiós en forma de rostro solitario. Nos gustamos.

Todo lo que siento

Nos tocamos con una fuerza que nos llenará de auténtica voluntad. Te cuento todo lo que siento. Hablo de felicidad.

No secuenciamos todo

No hemos sido capaces de contarnos todo. Las señales nos llenan de puro orgullo. No secuenciamos todo. El tiempo juega a nuestro favor.

No veremos más

Suspiramos con lo que es y con lo que no. Hemos acudido a otros cimientos. No veremos más.

En el cuadro emocionado

Asentimos con la cabeza y seguimos las secuencias que nos ponen a cal y en el cuadro emocionado de la vida.

Un poco más

Acudimos a contarnos muchas cosas en las que creemos. Nos soñamos con un poco de más entusiasmo.

Lo más hermoso

Te he dicho donde quiero ir, cómo, y te soñaré ahora y siempre. El juego fue. Hemos ocultado lo más hermoso.

En el último momento

Destaco que la vida es lo que es, como es, con una razón que nos podrá en el último momento.

No te podré seguir

Te entrenas para tocar ese fondo que es forma con un poco de entusiasmo. No te podré seguir.

Te siento otra vez

Me abruma entrar en ese destierro permanente al que me sometes. No te guardes nada. Te siento otra vez.

El anonimato que me vence

Me paseo por un universo que no sabe de mí. Tampoco hago falta, ni necesito salir de ese anonimato que me vence.

Ocasiones suficientes

Hoy me planteo volver, pero no lo haré. Hemos fracasado en suficientes ocasiones. No iré a donde deseas.

lunes, 27 de julio de 2009

No en la nada

Te trato de ver con un divertimento que nos proponga hablar de las animaciones más queridas. No somos en la nada.

Mundo recreado

Recreamos el mundo que nos gusta con una normalidad que nos hace vivir entre situaciones máximas que no vamos a advertir.

Con quejas nuevas

Nos dejamos portar hacia ese nihilismo que se presenta con un gusto doble. Nos quedamos con quejas nuevas.

Nos complaceremos

Rastreo el momento y sus consecuencias. Nos damos un amor que será más profundo. Nos complaceremos.

Más de lo que creo

Vencemos el hastío con una norma que incumplimos en cuanto surgen problemas. No te diré lo que pienso. Te deseo más de lo que creo.

No damos nada

Me crees y te creo con advertencias que nos proponen seguir hacia otro lado. No damos nada, no lo suficiente en cuestiones de amor.

No nos comunicamos

Terminamos de entender lo que pasa con aplicaciones de raíces protestadas. No nos comunicamos.

Nos chocamos

Nos divertimos. Hemos señalado la vida con muestras de ausencias que aún duelen. Nos chocamos en lo espiritual.

Nueva carencia

Bajamos a los anhelos soñados y vemos que no serán alcanzables. Vivimos una nueva carencia.

En lo inmaterial

Te diré que vale, que es, que nos debemos dar más convencimientos con periódicos debates. Nos convenimos. No hablo de materia.

Amistades profundas

Tengo el compromiso de tenerte a mi lado. Nos engrandecemos con las amistades que se vuelven más y más profundas.

Mi corazón es tuyo

Convenzo a mi ser de otra actitud, y la tengo, y te pierdo, y lloro. No sé cómo conservarte. Mi corazón es tuyo.

domingo, 26 de julio de 2009

Tecnologías e Internet

Tecnologías e Internet,
un implemento de la labor periodística

Internet es la gran revolución. Lo es, lo ha sido, y lo será, para todos los sectores de la sociedad, sobre todo para aquellos que tienen como base la transmisión de datos y de información. Por eso conviene ver el impacto y la incidencia que van teniendo en ciertas labores, como la periodística. Los resultados de algunos estudios, como el que mencionamos en esta oportunidad, son muy positivos.

Un estudio realizado entre 84 profesionales de la comunicación de la Región pone de manifiesto el uso extendido de las nuevas tecnologías informativas entre estos trabajadores, que ven en las TIC´s, como no podía ser de otro modo, un instrumento de ayuda en sus respectivos trabajos, así como un apoyo a la hora de contrastar noticias y de buscar fuentes para sus noticias y reportajes. Todo avanza a un ritmo galopante, y también lo hace la utilización de Internet y de los ordenadores, con todos sus soportes, formatos y posibilidades. Los periodistas lo saben, y por ello hace ya más de una década que se han venido implantando estos avances sin pausa, buscando optimizar en todo momento los recursos. El estudio al que nos referimos fue realizado en el marco de un análisis de la Facultad de Educación de la Universidad de Murcia, dirigido por el catedrático Pedro Guerrero sobre la situación de los periodistas.

Por hacer una reseñable comparativa de datos, señalemos que un estudio de la Asociación de la Prensa de Murcia del año 2002 da cuenta de la necesidad que entonces, como ahora, se planteaban los periodistas en el aspecto formativo y en relación concretamente a las nuevas tecnologías. Veían las TIC´s como una oportunidad y como una necesidad, dos caras de la misma moneda. Sin riesgo, decían los antiguos, no hay ocasión. Y la ha habido: en unos años se han incardinado estas tecnologías en el sector periodístico, como en otros, y tanto en cuanto a su uso como fuente de información y transmisora de datos, como en cuanto a los soportes para la difusión de noticias, reportajes y todo tipo de géneros periodísticos.

Llegado el año 2008 conocimos que el 81.2 por ciento de los periodistas de la Región indican, según la mencionada encuesta, que hacen uso de Internet, y añaden, igualmente, que la Red de Redes ha mejorado su capacidad y su nivel profesional. Está claro que, como complemento, Internet se ha vuelto básica. Se gana tiempo, se consultan otros pareceres, otros objetivos, datos e intereses, y, en este sentido, ya no hay una unidad de criterios, sino muchos criterios. Ahora el profesional debe saber discernir lo importante de lo que no lo es, lo relevante de lo anecdótico, lo global de lo parcial, para ayudar a la sociedad a que comprenda las claves que nos conciernen a todos como individuos y como colectivo.

También se consideran los profesionales formados en materia de nuevas tecnologías (más de un 70 por ciento), si bien todos, en el apartado de observaciones de la muestra aludida, expresan la conveniencia de hacer más cursos, de más calidad, de más duración, fundamentalmente en el ámbito de las nuevas tecnologías y de los diversos programas. Está claro que es éste un proceso imparable donde todos convenimos que la formación ha de ser permanente y durante toda la vida. No obstante, hay un 42 por ciento de empresas que no suelen hacer cursos de reciclaje de ningún tipo, y en ese campo es preciso que todos trabajemos, especialmente las organizaciones profesionales. Debemos convencernos de esta necesidad, del valor añadido de este reciclaje.

La convergencia a la que nos lleva Internet de todos los medios existentes hasta ahora, esto es, la prensa, la radio y la televisión, supondrá ciertas adaptaciones de los géneros y espacios que hasta ahora hemos conocido. Únicamente así ganaremos con las tecnologías y con sus progresos, pues podremos optimizar y rentabilizar los recursos de los que disponemos. Lo que queremos decir es que no ha de haber una mera traslación de formatos, sino una mejora de éstos con “el nuevo gran soporte”. La experiencia de los últimos años ha de servir en esta esfera. También dice la reseñada encuesta que hay que trabajar para que los periodistas sepan rentabilizar los abundantes instrumentos de labor con los que contamos. El conocimiento precisa más conocimiento.

La mejora en las fuentes, como se ha dicho, y también en la consulta de eventos casi en tiempo real, sin olvidar las enormes posibilidades formativas y culturales que posee Internet, entre otras cosas por su permanencia en el tiempo, son los grandes aliados con los que hemos de caminar en el futuro inmediato de la profesión periodística. Será, como ocurre en otros ámbitos, el uso que hagamos de este gran medio de comunicación el que decida si prevalecen o no sus bondades. Por lo tanto, está en nuestras manos lo que queremos que sea, lo que deseamos que nos aporte. De nuevo, el ser humano debe hacer un buen uso de las máquinas y de sus engranajes. Aprovechemos otros errores históricos. En el fondo, estamos hablando, como en otros escenarios, de que el ser humano es la medida de todas las cosas.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Señales de humo

Te regalo ese momento más definitivo. Nos comportamos bien. Hemos averiguado las paciencias con señales de humo.

Paciencias calladas

Te diré, siempre te diré, lo que pienso, lo que soy, lo que me distrae en este universo de paciencias calladas.

Sin nada dentro

Hemos abierto el corazón, y eso no sé si es bueno. Nos convencemos de palabras que llegan tarde, mal, sin nada dentro.

Regreso posicionado

Te doy la voluntad, te regalo lo que soy, y sueño, siempre sueño, con un regreso posicionado.

Con roces periódicos

Me has señalado la vuelta a ese momento que fue estelar, o algo así. Nos ubicamos con roces periódicos.

Con sacos rotos

Repetimos las causas que nos olvidan en las narices lo que podría ser detenimiento postulado con sacos rotos.

No podremos consentirlo

Te comento lo que soy, lo que espero, lo que podría dibujar una nueva sonrisa. No podremos consentir lo que es.

Una voluntad que nos atrapa

Predicamos con trigos ajenos. No somos capaces de dar con la salida a una voluntad que nos atrapa.

Ilustre convencimiento

Me has planteado lo que podría ser un dibujo de la senda que nos gustaría volver a pisar con un ilustre convencimiento.

Iré a decirte

No te pongas en esa tesitura que nos ablanda el espíritu en el mejor homenaje posible. Iré a decirte algunas cosas.

Deseos de bienestar

Hemos pedido estar en la otra noche, con una soledad que es infierno menudo llegado de la nada. Nos comunicamos con deseos de bienestar.

Páginas no escritas

Suplicamos ser con otra actitud, y vencemos, siempre vencemos, en la noria de la noche que nos envuelve con páginas no escritas.

Pasiones de otra era

Cambiamos las páginas que nos ubican con suertes dispares. No damos con los enjambres apasionados de otra era.

El brillo de otra suerte

No consultamos la experiencia del corazón, y, aunque lo hagamos, fracasamos en la otra cara de una suerte que brilló para otros amores.

Hacia otro lado

Cambiamos la postura por una senda donde provocamos las comunicaciones con unas alturas que miran hacia otro lado.

No señalamos el buen camino

Suscitamos otras experiencias con unas ventajas que nos asaltan con todo género de dudas. No señalamos el buen camino.

De otra guisa

Hemos buscado ese espacio de inocencias que nos provocan más anhelos de cambio. No entendemos lo que sucede. Deberíamos ser de otra guisa.

El amor nos aguarda

Nos negamos a vivir en el trance que nos propone continuar sin hacer nada. El amor nos aguarda.

A otro universo

Nos insistimos con una franqueza que nos propone seguir con un poco de buen humor. Nos trasladamos a otro universo.

En el momento fundamental

Sorteo la vida con todos sus obstáculos para remover ese espacio que nos separa. Nos detendremos en el momento fundamental.

sábado, 25 de julio de 2009

Demasiado calor en la comunicación

Utilizar símiles a menudo es útil ante el escenario que cada día pintamos en los medios de comunicación. Hoy hablamos de calor, que se vuelve excesivo en muchos momentos. Decimos que hay demasiado calor porque imprimimos un exceso de adrenalina para que los diferentes espacios supuestamente “funcionen”. Hemos generado, a nivel de costumbres o de usos en los consumos comunicativos, unas rutinas que se han convertido en un círculo vicioso que nos puede, que se apodera de ese grado de autonomía que deberíamos saber gestar y defender.

Y hablamos de calor por la existencia de una temperatura demasiado elevada en cuanto a soportes, formatos y contenidos para perseguir y conseguir unas audiencias más y más altas. Concentramos muchos esfuerzos, a menudo vacuos en cuanto a las formas y los fondos, para tener u ofrecer la apariencia de una verdad atractiva que se queda más con lo segundo que con lo primero, por desgracia.

La clave del éxito de los programas se halla en lo truculento, en lo amarillista, en lo sensacionalista, en el morbo, en la estridencia, en los extremos que apenan y/o afean la realidad para que ésta impacte mucho más. Las conciencias no siempre están a la altura de las circunstancias. Atendemos lo urgente, pero no siempre damos con lo más importante. El desarrollo de estas posturas mediáticas no es, en todo momento, una vía de salida que edifique a esa sociedad que consume algunos de esos tipos de comunicación que estamos señalando.

Todos somos responsables y deudores de estas actitudes y comportamientos. Nos implicamos lo justo para decir lo políticamente correcto, pero lo cierto es que las programaciones audiovisuales sobre todo conculcan las labores de servicio público y de respeto que habría que potenciar. Está en nuestras manos el tomar medidas, mas, como en el viejo romance, lo dejamos sucesivamente para mañana.

Hace falta fomentar una pro-actividad que nos permita no digerir tanta basura y ser más coercitivos a la hora de demandar otra escuela, otra docencia, por parte de los “media”. No podemos, ni debemos, permanecer impasibles ante las imágenes de violencia, con contenidos monocordes o justificadores de lo injustificable. Los valores universales de solidaridad, de empatía, de corresponsabilidad, de respeto, de entrega, de colaboración, de ayuda, de bondad, etc., han de ser los vehículos de una etapa marcada por y para tener en cuenta las consideraciones y las circunstancias de los demás.

Todo no vale, pues, entonces, nada vale. Por eso, por más cosas, hemos perdido fe, esperanza, credibilidad, perspectiva, visión de futuro... No hemos sabido tratar a tiempo esas “malas maneras” que nos conducen a fomentar los peores sentidos olvidando, con frecuencia, aquello que nos ha hecho estar unidos como sociedad. Conviene que reflexionemos sobre el uso que hacemos del conocimiento, de ese costoso conocimiento, en algunos medios de comunicación que nos cuentan, por ejemplo, las intimidades de supuestos famosos como, si en ello, nos fuera una mejora social sustancial. Nos estamos engañando.

Por eso, cuando aprietan las temperaturas, cuando nos aprestamos a una cierta dosis de descanso, apostamos por una renovación del quehacer de lo periodístico y de lo comunicativo. Hay que refrescar y reinventar las mejores intenciones para convertirlas en hechos, y, como tales, habrán de ser tratados como “sagrados”, que lo son. Nos jugamos mucho en ello, así que no dejemos para mañana lo que debemos hacer hoy. Confiemos en que el descanso veraniego nos sirva para reflexionar.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Vacaciones que comienzan y acaban

Sé que llega el final de las vacaciones, y sé que surge ese destino irreparable en un momento malo. Siempre son inoportunos los finales, pero este año lo son más. Sí, hay nombres. Te vas, me voy. Ya no nos veremos, o eso me parece, o eso es lo que temo.

La vida, siempre convulsa, o en demasiados momentos agitada, nos deja con una especie de tormenta en ciernes por lo inexplicable del corazón, que se ve herido, cabizbajo, falto de alimento, con ausencias que están a punto de producirse. No lo entiendo, porque no quiero, pero comprendo que viene la conclusión de esta historia porque no es la primera vez que pasa, ni la última…

Te vas, sí, con tus rutinas de siempre, y surgen dudas sobre esos vencimientos periódicos, sobre las propuestas de vernos, de quizás amarnos, de sentirnos plenos en alguna etapa venidera (confiemos en que sea próxima)... El azar nos llevó a una ruta diversa, y ahora pacemos en prado ajeno, asustados por la inseguridad de una relación de trapecio sin red. La noche llega.

Echo de menos tu mirada, tu sonrisa, aún antes de esa marcha que ya se presenta imposible de detener. Tuvimos una suerte increíble de conocernos. La historia es, fue, será, muy hermosa, tan linda como esos instantes de pasión que nos sacaron del mundanal aburrimiento.

Advierto que la confianza se recuperó en una etapa de fortalezas no previstas. Por eso todo ha sido tan interesante en este mes de palabras que viajan mucho más allá de lo que vemos. Nos provocamos ser felices por necesidad, con el paso abigarrado de unos besos que se fundieron en negaciones de la tristeza. Ahora, sin embargo, comienza a ganar la partida la melancolía, y duele.

Hay promesas que no nos atrevemos a hacer. Hay un pavor que inunda los corazones que tanto han aleteado en estos días, después de una etapa en puro vacío. Parecía que algunos sentimientos no iban a volver a surgir entre las olas tempestuosas de un universo convencido solo a medias. Afortunadamente, todo ha ocurrido, aunque lamentemos la resaca de la soledad que se cierne sobre nuestras cabezas. Los lamentos son inevitables con tanta nostalgia como nos golpea, anticipadora de la sequedad que nos aguarda.

Se acaban las vacaciones, aunque para otros sigan, aunque las aventuras de todo género continúen su curso por vericuetos no escritos. Yo vuelvo a la rutina con la esperanza de que los sueños mitiguen un poco lo que tanto escuece ahora; y con la esperanza también de que algunas de esas elucubraciones se vuelvan realidad; y con la fe de poder pronunciar, en la nueva noche que ahora se apodera de mí, ese nombre, el tuyo, que tanto bien me ha regalado. Terminan las vacaciones para unos, y comienzan para otros…

Juan TOMÁS FRUTOS.

TVE-MURCIA

TVE en Murcia:
un fuerte aval de producción

El nuevo Centro Territorial de TVE en Murcia ha sido exponente, desde su inauguración en el año 2.002, de una ingente producción de espacios exportables a otras regiones, que incluso se han difundido a través del Canal Internacional y del Canal 24 Horas. Dispone para desarrollar su quehacer de servicio público, su extraordinaria labor de entrega a la sociedad, de dos estudios y de la más moderna tecnología. Sus flamantes instalaciones, situadas en la Calle Navegante Juan Fernández, en la ciudad de Murcia, se distribuyen en tres plantas y 3.200 metros construidos. Respecto al anterior centro, donde estuvo casi dos décadas, ha asumido una profunda renovación tecnológica, normal por otro lado.

Desde su implantación en la Comunidad Autónoma de Murcia, en el año 1.982, este Centro ha servido de eje “vertebrador” y comunicativo de toda la Región, consolidando de manera progresiva sus diversos programas y contribuyendo, en paralelo, a un mejor conocimiento común de los 45 municipios que integran el territorio murciano en todo el país y en el extranjero, gracias también a los envíos que diariamente se realizan para los canales de ámbito nacional e internacional de TVE.

Las distintas comarcas de Murcia viven, sobre todo, de la agricultura, de la ganadería y del turismo, si bien en los últimos años se han puesto en marcha iniciativas industriales de gran calado e importancia, sin dejar a un lado, no podemos, el “boom” de la construcción.

Sus informativos y programas

La imagen de marca del Centro Territorial de Murcia es la propia de la cadena: sus “informativos”. El más consolidado es el que se emite a las dos de la tarde, con un 40 por ciento de la audiencia que en esos momentos ve la televisión en nuestra Comunidad Autónoma.


Históricamente ha emitido, además, un informativo de tarde, en formato de segunda edición, a partir de las ocho, con un contenido más social y cultural. Como explicaremos más adelante, ahora se sufre, en este sentido, un cierto “parón”.

En los últimos años, con posterioridad al espacio informativo han tenido cabida varios programas de media hora diaria de duración. Así, los martes hemos ofrecido una entrevista a un personaje de la actualidad regional. Los miércoles hemos brindado a la audiencia de la Comunidad Autónoma sendos capítulos correspondientes a dos series: “De la Vid al Vino”, producida por este Centro Territorial, y “Mediterráneo”, que realizan en común TVE, la RAI y France-3. Los jueves ha sido el día de nuestro programa taurino, “Chiqueros”.

Como no podía ser de otro modo, esta programación añadida ha tenido, obviamente, más baluartes.

Los lunes, e inmediatamente después del Informativo Murcia-Segunda Edición, se ha podido disfrutar del “Lunes Deportivo”. Este espacio es casi de obligado cumplimiento tras el fin de semana, y siempre ha estado muy consolidado en audiencia.

Dentro de los espacios esencialmente informativos, TVE en Murcia ha ofrecido cada sábado, a partir de las siete y media de la tarde, y por La Dos, un resumen semanal, donde se han incluido varios reportajes sobre asuntos que han despertado un mayor interés en los últimos siete días. Solapado a este informativo, se ha insertado el programa “Patrimonio”, destinado a divulgar los recursos histórico-artísticos de la comunidad.

A toda esta programación se ha querido añadir una serie de espacios. En este sentido, hemos contado con un programa de debate en el que se ha dado repaso a los principales asuntos de la actualidad regional. Ello ha supuesto, como enseguida explicaremos, otras incorporaciones y “mudanzas” en algunos espacios, que han cambiado de día para dar paso a otros, mientras que algún programa ha desaparecido, con los lógicos avatares, de la parrilla.

Por otro lado, desde siempre se ha intentado ofrecer, más aún si cabe, noticias de calado social, así como las más descollantes iniciativas de carácter cultural.

En comunión con el mundo

Paralelamente, este Centro ha colaborado de manera muy activa con las emisiones nacionales, especialmente con los telediarios y con los canales temáticos. Asimismo, ha realizado reportajes y noticias para los dos programas que confecciona la Dirección de Centros Territoriales: “España en Comunidad” y “Agrosfera”. En los últimos tiempos se han incorporado otros como “América en España”, “Europa” o “Natural”.


Al carácter dinámico de TVE en Murcia ha contribuido el Convenio firmado entre el Ente Público y la Comunidad Autónoma, que ha permitido aumentar la programación de tarde y ofertar más de 70 transmisiones en directo de los principales acontecimientos ocurridos en la Región. Esto ha ocurrido así desde el año 1.998 y hasta el año 2.005.

El sempiterno deseo ha sido el de aumentar el tiempo de emisión, con el propósito de servir más y mejor a una de las comunidades autónomas más emergentes del país, con una población de un millón y medio de personas, centrada en una única provincia. Ahí estamos, y estaremos.

Debates y entrevistas

En la última etapa, justo antes de que se aprobaran los planes de reestructuración y de reducción de las plantillas, el centro territorial de Televisión Española en la Región de Murcia ha ofrecido una programación variopinta, en la que se han incluido debates y entrevistas en profundidad, respondiendo a la idea de lo que ha de ser un medio público.

En esta nueva parrilla de TVE en Murcia se han mantenido los informativos territoriales de las 14,00 horas, por la primera cadena, y de las 20,00 horas, por La 2, de lunes a viernes, así como el resumen semanal que se ha emitido los sábados, también por La 2, de las 19,30 a las 20,00 horas.

A las 19,30 horas, antes del informativo vespertino, se ha emitido cada día el programa "Por la tarde".

Después del informativo regional, a las 20,15 horas, cada día de la semana se ha incluido un programa dedicado a un sector diferente de la actualidad.

Así, los lunes se han reservado para informar sobre los resultados de los diferentes equipos y acerca de los deportistas de la Región, en el programa "Lunes deportivo", ya citado, que se ha emitido de 20,15 a 20,30 horas. Lo ha presentado un histórico de la casa, Francisco Alfonso Guzmán.

Los martes se han dedicado a un debate en un programa que ha llevado por título "La Región a fondo", y que ha moderado Juan Tomás Frutos, mientras que los jueves se han destinado al espacio "Tal como es", en el que la directora de TVE en la Región, Pity Alarcón, ha entrevistado a una personalidad en su apartado humano y profesional, entre las 20,15 y las 21,00 horas.

En "Miradas", los miércoles de 20,15 a 20,30 horas, se han mostrado documentos fotográficos históricos sobre la Región, a lo cual ha seguido la información taurina, con el programa "Chiqueros", presentado por el crítico Diego Vera.

Los viernes se han dedicado a los espacios "Patrimonio" y "Asamblea regional", consagrados, respectivamente, a mostrar los principales monumentos de la Región y a realizar un seguimiento de la actualidad en lo que concierne a la actividad política del parlamento autonómico.

El Centro Territorial de Televisión Española en Murcia ha ofrecido, de lunes a viernes, casi dos horas de producción propia, siguiendo la tónica de los últimos años, y aún a pesar de no contar con el anterior apoyo económico del convenio suscrito con la Comunidad Autónoma, que, como se ha dicho, estuvo vigente entre 1.998 y 2.005.

Durante el primer semestre del año 2.006 toda la programación de tarde, excepto los informativos, se trasladó a la franja comprendida entre las dos y media y las tres de la tarde, por la Dos de TVE. La mayoría de los espacios se brindaron al público murciano en riguroso directo. Tras el verano, la programación, al igual que la plantilla, se ha ido reduciendo drásticamente, y, en tanto dura todo el proceso, se mantiene únicamente el histórico informativo de las dos de la tarde, por la Primera, que es líder en su horario.

Es un empeño de todos continuar con la labor histórica de este servicio público de Radiotelevisión, que proseguirá impregnándose e impregnando a la sociedad murciana, cumplimentando, de manera paralela, las tres misiones clásicas de los medios de comunicación: informar, formar y entretener, y ello desde el equilibrio, la mesura y la mayor entrega. Para este propósito hace falta el concurso de todas las Administraciones Públicas, que han de hacer un esfuerzo de imaginación y de creatividad, en un momento en el que los retos tecnológicos se han superado en RTVE a nivel nacional, y en TVE en Murcia en concreto, con la incorporación de sus emisiones a la Televisión Digital Terrestre. Que así sea.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Suspiramos

Soy en ti, porque sí, y sigo con la voluntad de una noche que me pide seguir por otro lado. Suspiramos.

Podremos abrir más puertas

Tengo la inmensa fortuna de conocerte, de pensarte, de dedicarte ese tiempo que es común, que ha de ser la base de ese futuro que es de los dos en el ámbito amoroso. Podremos abrir más puertas.

Por venir

Nos aprestamos a vivir esa realidad donde el todo es la base para una sólida amistad. Nos veremos en otro momento. Las conclusiones están por venir.

Soñamos más

Hemos sentido que la amistad era lo prioritario, y, por fortuna, no nos hemos equivocado. Soñamos más.

Mostrar amor

Hay astucia en tu mirada, pero lo que debería mostrar es un amor que ya no aparece por ninguna parte.

Te seguiré soñando

Tiento la suerte y te vas. Era de esperar. Los dos nos equivocamos en la elección. Te seguiré soñando.

Cesan las oportunidades

Temo que las cosas no salgan del modo que hemos soñado. Nos hemos detenido ante el mejor de los momentos. Cesan las oportunidades.

Pensemos

Hemos acudido a la cita de la penitencia en forma de soledad. No hay maravillas esperando en parte alguna. Pensemos.

Premura y prestancia

Rescatamos ese camino que nos podría hacer vivir otra realidad. Hemos agudizado el ingenio con premura y prestancia.

Punto de inflexión

Hemos creído en la verdad que nos haría felices, pero ahora no aparece ese punto de inflexión hacia el infinito.

No hemos sido

Platicamos en una esfera donde hemos de hallar algunos aliados. No hemos sido lo suficientemente animosos.

No en otra frontera

Pensamos el uno en el otro, pero no pasamos de ahí. Nos debemos dar una segunda, o tercera, ocasión. No seremos felices en otra frontera.

viernes, 24 de julio de 2009

Consideraciones de un cronista novato

CONSIDERACIONES, IDEAS Y SENTIMIENTOS
DE UN CRONISTA NOVATO
EN EL COMIENZO DE SUS MENESTERES

Se aproxima el verano, y con él la mudanza estacional. Es una ocasión como otra cualquiera para hacer balance. Es bueno recapitular ideas y congregar sentimientos y deseos cada cierto período de tiempo. Lo hago ahora. Con ese ánimo, me detengo unos minutos y me hago a mí mismo una serie de consideraciones que espero cumplimentar e implementar todo cuanto pueda.

Además, quiero que ustedes sepan y conozcan las inclinaciones, a modo de sentimientos, que tiene quien les habla, venido de tierras cercanas, y que bien podría haber nacido aquí, habida cuenta del tenor de las gentes que hallo entre vosotros y vosotras. Con motivo de mi nombramiento como cronistas de Gea y Truyols he aquí unas cuantas reflexiones.

Lo primero que me gusta destacar es básico. Recordando a Ryszard Kapuscinski, subrayemos que debemos ser y comportarnos lo mejor que podamos, teniendo a los universales éticos como referencia. Defiendo, sobre todo, el mantener actitudes solidarias, el compartir todo, el desarrollo de la empatía, el fomento de la ayuda a los demás, el ser positivos, el adecuarnos a lo que sea más equilibrado y ponderado.

Actuemos, pues, y ése es mi consejo, baremando todo lo que podamos, con justo sosiego. Digamos también, con la mejor de las intenciones, todo lo que sucede, y pongamos en marcha un buen sentido de la orientación desde el que nos dispongamos a abrir la mente y a considerar al resto de conciudadanos y conciudadanas como iguales, porque lo son: no lo olvidemos. Todos somos iguales.

Pensemos que cada cual tiene su verdad, que podemos aprender incluso del que, a priori, menos conoce. La vida es un viaje hacia la experiencia en la mejor de las perspectivas. Lo ideal es que tratemos de ir enmendando los equívocos o los frenazos que se vayan produciendo.

Procuremos, cada jornada, aprovechar el tiempo, desde el mismo amanecer, para realizar el bien, para mejorar nuestra cultura y nuestro intelecto, y para subirnos al carro del progreso bien entendido, en compañía de los demás (insisto en ello), fundamentalmente de quienes menos tienen.

Los corazones han de ir abiertos de par en par, inclinados hacia el infinito, prestos a contemplar la luz de los convecinos/as. No hay nada más sencillamente útil para nuestro bienestar, para el cultivo de lo que nos rodea, que generar paz, sosiego, tranquilidad y una base coherente y fuerte para edificar, desde el cariño, el aprecio y hasta el amor, un engranaje fuerte y fortalecido.

El corazón a la escucha, el no dejarnos condicionar por aspectos estériles y baldíos, el seguir adelante ante la adversidad y frente al fracaso, son armas que, junto al coraje, nos invitan y permiten llegar un poco más allá. Sabemos que hace más el que quiere que el que puede: siempre es de esta guisa. Dejemos paso a la voluntad. Por delante tenemos muchas satisfacciones.

Y como uno quiere aprender con esta nueva tarea, que ya prometo que cumpliré lo mejor que pueda, os cuento que me debo a los 1.001 vecinos y vecinas que contempla el padrón del año 2008, pero también a todos aquellos que viven aquí de manera ocasional o que han decidido más o menos recientemente el estar en estos lares y disfrutar de sus gentes, de su geografía, de sus riquezas gastronómicas, de sus fiestas, del buen sentido del humor, de la cultura agrícola, etc.

Les resalto, asimismo, que ya me identifico con estas tierras cargadas de historia y de un rico paisaje que hemos de conservar

Son estas tierras, ya mis tierras también, situadas a 185 metros por encima del nivel del mar, con un perímetro, el de esta pedanía de, más de 51 kilómetros cuadrados, son, digo, unos territorios cargados de historia, una historia que viene desde la propia cultura argárica, de la que se han encontrado numerosos testimonios en las vecinas sierras del Garruchal o de Columbares, o del propio Puerto de la Cadena. Buscaban, aquellas gentes, alturas para no caer ante los peligros de una naturaleza, entonces, muy hostil.

Pero viniendo a momentos más cercanos, son los romanos, y también los musulmanes, los que ven en estos parajes unos lugares de fronteras para ejercer la agricultura y también la caza. La encrucijada es perfecta respecto de las concentraciones de población de Murcia y Cartagena.

El olivo, el almendro, los cítricos, como árboles controlados por el ser humano son testimonios del paso de éste por un lugar que, con las repoblaciones tras el medievo, ya tendrán los topónimos que ahora conocemos de Gea y Truyols.

Uno mira el cielo y ve rapaces como el águila perdicera, como el búho real, así como aves de tipo menor de todo género, como el gorrión. Miramos el suelo, y, con paciencia (no se alarmen, por favor), vemos huellas de gatos monteses, de zorros, de reptiles, de culebras, de anfibios, donde el agua aún permanece, etc.

Es un medio, éste, pese a la pertinaz sequía, un medio entero y lleno de luminosidad y de belleza, que compartís, vosotros y vosotras, vecinos y vecinas de Gea y Truyols, con los que vienen de fuera.

Hablamos, hablemos también, de la gastronomía, tan rica o más que en otros lugares del municipio murciano. Desde esas suculentas migas o el estupendo zarangollo hasta el tocino de cielo o los paparajotes, que hacen que dejemos la dieta para otro momento. No olvidemos tampoco esas migas conocidas en toda la provincia, y puede que incluso más allá de ésta.

El crecimiento de población más o menos itinerante hace que haya una vuelta a un deseo de recuperar historia y cultura. Precisamente ahora se está haciendo un libro que anhela recuperar esa estela.

Sitios para ver aquí, poniendo en primer lugar el paisaje, hay, son, bastantes: la plaza del pueblo, la Casa de Gea, la del Pino, los aljibes de arrastre, las mismas plantaciones, que arrancan lo mejor de la tierra. Además, cada átomo de aire esconde momentos de una historia tranquila y cercana, que hemos de participar al viajero, para que se “recoste” aquí sin prisa y sin pausa. Habrá que insistir en ello.

Me siento encantado, como ven, como veis, de estar entre vosotros y vosotras como cronista de la zona. Contaremos muchas cosas, y para eso ya sabéis que os necesito a todos y a todas.

Les cuento también que tengo el deseo y la vocación de la comunicación como conocimiento, como cercanía

Cinco mil años de historia avalan el hecho de que todo se aprende, haya más o menos obstáculos o dificultades. Con una sinuosa intensidad, el ser humano ha ido despertando a nuevas realidades y a progresos que le han llevado, y le portan, a cotas de bienestar muy interesantes, pese a los claros y oscuros existentes. Resaltemos que, hoy en día, hay más opciones que nunca, y, por ende, la obligación de mejorar nuestros intelectos es también mayor.

Las crisis financieras de quienes buscan más y más beneficios no han de ser las nuestras. El conocimiento en forma de planteamientos, de saber hacer, de experiencias, de críticas, de cautelas, de conformismos, de voluntades, de atrevimientos, de empeños variados, etc. sigue manifestándose de maneras muy singulares y siempre prestas a que todos unidos podamos aprender en la medida que queramos y lo precisemos.

El bagaje con el que nos movemos ha de ser ligero. Los conocimientos están ahí, y lo están siempre. No hay que atesorar lo que no podemos consumir, y, además, conviene que esa asimilación sea pausada para que la podamos entender, para que la vayamos digiriendo sin problemas. Estaremos listos cuando lo urgente sea habituarnos a ir más despacio. De este modo tendremos más memoria para todo, incluso para nosotros mismos, para nuestras cosas.

En este sentido, mi papel como cronista me permitirá mirar esa intrahistoria de la que hablaban los escritores del 98, de 1898, con el fin de entender más y mejor comportamientos, deseos, propuestas, actividades, iniciativas, filias y fobias, quereres y rechazos. Como quiera que lo gráfico cuenta y mucho, ese libro retrospectivo con fotografías de otros momentos, nos ayudará a ver parte de la realidad de nuestros ancestros.

Igualmente les planteo la necesidad de ir hacia una necesaria ética en las relaciones humanas, en la misma comunicación

Marean los números, pero están ahí. La existencia humana está rodeada de un gran número de circunstancias que a menudo hay que objetivar para entender lo que ocurre, e incluso para comprender lo que no sucede. Un niño contempla al año unas 9.000 horas de imágenes con un contenido claro y pernicioso de violencia. Algunos informativos emblemáticos de la televisión contienen hasta un tercio de noticias basadas o relacionadas con datos o hechos definidos por la violencia.

Las prisas, las búsquedas de mayores audiencias y el deseo de llegar los primeros con los impactos visuales y/o noticiosos más fuertes producen distorsiones. Decía MacLuhan que el medio es el mensaje. Creemos que ahora es así más que nunca, más que cuando se enunció este aserto.

Nosotros vamos a defender, desde estas funciones de cronista, que ustedes, que el ser humano, que el hombre y la mujer, son, sois, la medida de todas las cosas.

Como quiera que la precipitación y la competencia atroz nos conducen a una realidad profesional y empresarial que necesita un análisis y puede que alguna revisión, nos planteamos la necesidad de unos encuentros, los que hemos de mantener, basados en la Comunicación y en la Ética, unos elementos éstos que han de vislumbrar los derechos de la sociedad. La idea es abundar en todo esto, en más cuestiones comprometidas, y, sobre todo, llegar a algún tipo de conclusiones que nos sirvan conjuntamente. Juntos, compañeros y compañeras, siempre podremos.

Comenzamos, por consiguiente, la andadura de una nueva realidad, que es continuación de la anterior. Seremos felices conociendo quiénes somos, de dónde venimos, a dónde vamos. No habrá verdades absolutas, solo puestas en escena de deseos de verdad. Repito: juntos podemos. No dejemos que nos convenzan de lo contrario.

Gracias, de corazón, por este nombramiento, que me llena de orgullo.


Juan Tomás Frutos,
Cronista Oficial de Gea y Truyols.

Antonio Campillo, un gran comunicador

Antonio Campillo era muy guapo, sí, por dentro y por fuera, y muy real, por dentro y por fuera, y muy buena gente, por dentro y por fuera, y un moderno, por dentro y por fuera, y un gran artista, por dentro y por fuera, y alguien singular en todas vertientes de alguien que, ante todo, fue un gran ser humano. Tuvo, en todo momento, talento y talante, y lo demostró a muchas personas y entidades, entre ellas a la Asociación de la Prensa de Murcia, a la que regaló varias de sus obras y, lo que es más importante, a la que dio su consideración y todo su cariño.

En sus silencios (me encantan las personas que miden sus silencios) halló paz y equilibrio para configurar la realidad desde una óptica ya universal. Nadie como él vio la tauromaquia. Nadie como él vio al ser humano, y, especialmente, a la generadora de la vida, a la mujer. Su quehacer artístico nos mostró la intuición, la riqueza humana, la visión, la jovialidad, la ternura, la intelectualidad de un ámbito femenino tan profundo como querido.

Ir a la Asociación de la Prensa es respirar el amor que sintieron por ella personas como Antonio Campillo, a quien hemos podido disfrutar en multitud de ocasiones. Ahora nos deleitaremos de otra forma, con ese aire que siempre supo imprimir a sus obras, algunas con nosotros/as. Aprendimos mucho de él. En adelante procuraremos seguir aprendiendo de la atmósfera que nos legó. Con sus fascinantes esculturas y diseños, con sus silencios y miradas, con su bagaje y con los resultados de su extraordinario conocimiento del ser humano, nos confirmó, sin ningún género de duda, que es, que siempre será, un gran comunicador, un maestro también para nosotros, los periodistas.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Los elementos claves de la comunicación, en la tauromaquia

Cada vez me gusta más el juego, más el juego con el arte, más lo artístico con las esencias del ser humano, más lo humano con todo cuanto acontece. Me explico. Vamos a hacer algunas analogías, con el máximo respeto, claro. Si tuviéramos que definir de alguna manera la fiesta taurina, seguramente, desde nuestra óptica periodística, bien podríamos calificarla como un acto de comunicación. Tenemos todos los ingredientes, todos los elementos, para significar el proceso que rodea a este fenómeno, a esta realidad, a esta fiesta, a esta entrega que es el toreo. Contamos con emisores y receptores, con papeles intercambiados, en forma de aficionados, de torero, de toro bravo, de testigos del acontecer en una tarde cualquiera. También está el canal y el contexto, en forma de plaza, de la iconografía previa y posterior a los lances. No faltan los códigos, los lenguajes, los metalenguajes, los gestos, la kinesia, la proxémica, las distancias…

No falta de nada para entender lo que ocurre, incluso a través del frenesí, del jaleo, del aplauso, de la algarabía o del silencio. Hay, igualmente, entendimiento, retroalimentación de todo el proceso, entre emisores y receptores, entre los que están, los que no vinieron, los que entienden, los que no, los que se acercan a la fiesta, lo que se alejan, los que la viven, los que la rechazan… Además, a todo ello se añade la leyenda, la pasión, el gusto, el imaginario individual y colectivo, y luego, siempre, más entusiasmo, más querencia, más ensalzamiento de lo espiritual, de la lucha entre los frentes ignotos del universo.

Precisamente, uno de los regalos que me ha dado mi etapa al frente de la Asociación de la Prensa es conocer a amigos que me han enseñado a vivir de cerca la fiesta de la tauromaquia. He aprendido algunos términos, he empezado a marcar diferencias entre unos y otros, entre estilos e interpretaciones de este sentimiento vivo y dinámico, y, sobre todo, he aprendido a entender lo que no es racional, sino antropológico, lo que es naturaleza completa y sin excentricidades, aunque, a veces, las haya. No se trata, amigos y amigas, de justificar nada, sino, como digo, de entender, de aprehender la realidad con todos sus matices, o con algunos de los principales.

Tengo, igualmente, la inmensa fortuna de conocer a gentes del mundo del toreo, la mayoría murcianos, que me envuelven con la magia de sus palabras, con la alegría desbordante de su profesión, que me participan en cada encuentro que tenemos. Los grados de aprendizaje son cada vez mayores gracias a su intercesión, tan diligente como sencilla. Los hechos son los hechos, y, como tales, sagrados, dicen los expertos norteamericanos en comunicación. Hay una especie de duende, de ángel, presente en el argot taurino, que debemos asumir para comprender con fidelidad esta fiesta.

A ello pueden contribuir libros como el que tiene el lector, o la lectora, en sus manos. El lenguaje, los asuntos tratados, las versiones, divertidas, amenas, elocuentes, plagadas de docencia, son testimonios y paradigmas para quienes conocen el mundo de los toros, y también para quienes desean adentrarse en él. El azar nos ha llevado a este punto de encuentro, como la dicha les llevó, a sus autores, a evolucionar hasta dar con estas investigaciones que ahora se presentan de manera conjunta. Hay un viento de jovialidad, parafraseando al poeta Miguel Hernández, en esa atmósfera que han sabido crear para nosotros/as. Por cierto, los autores más noveles (otros, como sabemos, están muy consolidados) “apuntan maneras”, según el lenguaje experto de los grandes aficionados. En este sentido es una obra que podemos y debemos aconsejar, y seguro que es el preámbulo de los muchos y diferentes libros que, en el marco de esta región, se irán publicando sobre el mundo del toro. Habrá que seguir apoyándolos para que contribuyan a superar muchos entuertos y desconocimientos. Hemos de remover algunas dificultades.

De mano de la sociedad, a la que nos debemos

Y surge esta obra, inmensa, grata, radiante, les cuento, en este primer año en el que aparecemos como Asociación de la Prensa de Murcia y como Colegio Oficial de Periodistas de Murcia, dos entidades en una, mezclando tradición y modernidad, la hermosura de la historia con un instrumento de trabajo más apegado a las necesidades de nuestro colectivo, amenazado y golpeado por la crisis doblemente, con despidos, con precariedad laboral, con una merma de las condiciones de trabajo que, a veces, redunda en la calidad de lo que hacemos. Hay mucha faena por delante, pero seguro que, juntos, podremos avanzar. Podemos y debemos. La sociedad puede ser, es, nuestra aliada, si somos capaces de motivarla aún más.

Finalmente, quiero saludar al público que nos recibe con los brazos abiertos cada día a través del trabajo cotidiano. Nos sentimos complacidos y realizados por ello. Sin lo que denomina el profesor José María Desantes Guanter “sujeto universal de la información”, esto es, la ciudadanía, los medios de comunicación y sus profesionales no somos nada. Nos debemos a ustedes, señoras y señores, y por eso nos ponemos, en una ocasión más, a su disposición. Queremos, y lo digo de corazón, oír sus voces, como queremos que sepan de las nuestras, de lo que sentimos, de cómo nos sentimos. La situación de los periodistas es manifiestamente mejorable, y habrá un momento en que, humildemente, les pidamos ayuda.

Por cierto, cuando quieran, nos pueden visitar: les cuento que estamos en la Gran Vía. Me refiero al Colegio Oficial de Periodistas. Como estamos para servirles, pueden hallar allí también su casa. Serán bienvenidos. Ahora y siempre. Hay multitud de ideas, de comentarios, de situaciones que queremos participarles. Son tan suyas como nuestras, tan de todos como el aire que respiramos. El derecho a la información es un bien general que tratamos de administrar de la mejor manera que podemos, para ustedes, por ustedes y con todos ustedes, sin olvidar que necesitamos su apoyo, su consideración y sus mimos diarios, así como sus críticas, si es el caso. Todo nos edifica, y por eso buscamos su complicidad y su entrega. La nuestra no deben ponerla en duda. Como diríamos manejando al argot taurino, ¡va por ustedes!

Juan TOMÁS FRUTOS.

Por el oficio más hermoso del mundo

Cuando estamos en pleno verano, y con las vacaciones en marcha para muchos, o a punto de comenzar para otros, desde el Colegio Oficial de Periodistas de Murcia queremos animar a la reflexión sobre la coyuntura actual de nuestro sector, amenazado y golpeado por la precariedad, los bajos salarios, la reducción de plantillas que lleva a una merma de la calidad informativa y la desaparición de medios y esperanzas en una profesión que es fundamental en toda Democracia.

Por ello, tras el paréntesis estival, hemos de poner en marcha una mesa sectorial que nos lleve a ver qué medidas se pueden y se deben emprender. Quizá entre todos podemos contribuir a la hora de arbitrar y de pedir ayudas para el sector, para su reciclaje, para la mejora de su prestigio y de su presencia.

El Observatorio de la Situación Periodística en la Región nos dará datos para abundar en soluciones que hemos de consensuar y de tomar con la perspectiva de que funcionen a medio y largo plazo. El sector debe recuperar la ilusión como instrumento definitivo y definitorio de sus grandes potencialidades, así como en consonancia con la labor de servicio a la sociedad al completo.

No miremos hacia otro lado ante lo que está sucediendo. Todos los días amanecemos con datos escalofriantes de pérdidas de audiencia, de empleos, de publicidad… Muchos amigos y amigas se están quedando sin trabajo o bien su futuro está seriamente amenazado. Los datos nos indican que, al menos, la mitad de los profesionales de la comunicación se plantean dedicarse a otra cosa, y eso no es bueno, ni para ellos, ni para los que han de venir, ni para la propia sociedad. La selección de los profesionales que permanecen en este sector no ha de producirse de esta manera tan dramática.

La frase de “querer es poder” y aquella otra de que “juntos podemos” han de abrirse camino. No es deseable que no reconozcamos el mundo en el que vivimos, con sus circunstancias, con las necesidades de cambios y de mejoras, con las previsiones que hemos de utilizar para determinadas mudanzas, sobre todo a efectos de actitudes. La valentía ha de ser la premisa para que sin prisas, y sin pausas, vayamos hacia otro universo con menos condicionantes en negativo en lo que concierne al Periodismo.

Entre otros objetivos, hemos de poner en marcha una Cátedra de Comunicación que nos anime a investigar sobre nuestro sector y que, más pronto que tarde, nos sirva de referencia para todo cuanto hay que hacer. Decían los griegos que en el punto intermedio está la virtud. Por eso, parece lógico que intentemos corregir los extremos carenciales en los que se hallan muchos compañeros. Se habla de la destrucción de un 30 por ciento de los empleos, de salarios que no llegan, como media, a los 600 euros al mes, de jornadas extensas sin compensaciones, como ocurre en otros oficios, de demasiados fines de semana laborando al mes, de falta de tiempo (con todo este panorama parece normal) para formarnos….

Es momento, pues, de coger otro tren, de dirigirnos a otra estación en la que compartir ese diálogo necesario, seguido de actuaciones y de propósitos de enmienda, para salir de ese túnel carente de la suficiente dignidad laboral. Creo que en ello estamos de acuerdo todos, y por eso todos nos hemos de aproximar a ese espacio donde nos sintamos lo más cómodos que sea posible para afrontar una nueva etapa en la que, por supuesto, no sobra nadie. Todos somos esenciales para arreglar las disfunciones de un trabajo que, pese a todo, sigue siendo el más hermoso del mundo.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Confabulación de fuerzas

Experimento muchos deseos en ti, por ti, con la confabulación de las fuerzas de la Naturaleza.

La dinámica de creación de los Colegios, una realidad

Una de las propuestas más importantes que os hicimos cuando llegamos a la Junta Directiva de la FAPE era promover una nueva realidad en nuestras asociaciones profesionales. Nos referimos a los Colegios Oficiales. Con ellos pretendemos tener más visibilidad, más prestigio, más presencia social, al tiempo que nos hemos marcado contribuir a la mejora formativa del sector y a promover una nueva conciencia respecto de nuestra profesión a través de una normativa deontológica, que hemos de fomentar y hacer cumplir como base del futuro de nuestro gremio.

Prueba de la buena marcha y de la buena gestión de todo este nuevo proceso es la creación del Colegio Oficial de Periodistas de la Región de Murcia, que comenzó su andadura el pasado 18 de Mayo con su primera Junta de Gobierno, presidida por su decano, Juan Tomás Frutos, promotor durante dos años de este flamante escenario. El Colegio ha sido emprendido desde la Asociación de la Prensa de Murcia, que tiene 103 años. Las dos entidades van a existir en conexión, con lo cual se va a unir la impronta y presencia social de un instrumento bien implantado en esta Región a la modernidad de un nuevo organismo, que añadirá estructura y fuerza a un sector necesitado de ambas.

Aunque su vinculación y pertenencia no es obligatoria, aspira a ser, como ya se indicó en el pasado informe del mes de Diciembre (véase correo dirigido a todos los presidentes y presidentas), una referencia social en los principales asuntos que atañen al sector y que hay que solventar, esto es, la precariedad, los bajos salarios, el intrusismo, la caída de la calidad y de las condiciones de trabajo de los profesionales, las condiciones y circunstancias de las nuevas rutinas laborales que surgen con Internet, etc.

Como quiera que la iniciativa de Murcia posee la virtud de tratar de unir al sector, se observa como un proceso que puede servir al resto de regiones españolas, algunas de las cuales están ya poniendo en marcha procesos similares. Es el caso de Castilla-La Mancha, de Castilla-León, de Madrid, de la Rioja, de Andalucía y de Canarias, que, tras las reuniones mantenidas con sus representantes locales y con sus líderes políticos, han emprendido las negociaciones y las consultas precisas para desembocar en la constitución de unos nuevos colegios, alguno de los cuales podrían ser una realidad a comienzos del año próximo. La Junta Directiva de FAPE, como ya os hemos venido informando, ha ido tratando con responsables de las diversas Asociaciones y con los representantes políticos encuentros en este sentido y con el deseo de promover lo antes posible los colegios en cada demarcación territorial.

El consenso, necesario

Las regiones con varias provincias, como sabéis, deben emprender el proceso de consensuar con las Asociaciones de la Prensa ya existentes, o bien en el seno de las propias federaciones, la Ley constituyente de sus respectivos colegios, reconocidos como una entidad de vertebración de determinadas profesiones en el artículo 36 de la Constitución española.

El consenso y la unión del sector se tercia como la base de todo este proceso, a la vez que una necesidad, puesto que nos aportan un valor esencial en un momento de especial crisis, que se suma la ya existente en el ámbito de los medios de comunicación desde hace una década.

Tras las reuniones mantenidas desde la Junta Directiva de la FAPE con los Presidentes de las antedichas comunidades autónomas, en proceso de gestación de los colegios, todos han expresado su apuesta por estas nuevas entidades, puesto que consideran que pueden ser, que serán, unos interlocutores válidos a la hora de negociar las situaciones en las que laboran miles de profesionales sometidos a las leyes de un mercado “sin ley”.

Como ejemplo de todo este proceso está la Asociación de la Prensa de Madrid, que podría convertirse, al comienzo del próximo año, en el cuarto Colegio de Periodistas de España, junto a los de Cataluña, Galicia y Murcia. Ahora, de lo que se trata es de ajustar mecanismos de conexión con la FAPE, de modo que cumplamos ese aserto de que la unión hace la fuerza, en este caso a través de un instrumento que nos puede insuflar más presencia social, como ya se ha dicho.

En este sentido, y como demostración de todo el proceso que debemos seguir, tras el paréntesis estival, la FAPE y el Colegio Oficial de Periodistas de Murcia firmarán un acuerdo de vinculación y de colaboración que establezca la cooperación mutua en temas comunes y la representación de sus respectivos intereses en las diferentes esferas de actuación.

El proceso de constitución de los colegios a día de hoy

La situación de puesta en marcha de los nuevos Colegios profesionales de los periodistas es muy dispar en función de las circunstancias de cada Región. Todas coinciden en que hay que desarrollar estos instrumentos de cohesión y de mejora en lo profesional y en lo laboral, pero los tiempos que manejan son distintos. Lo importante es que la mayoría miramos en la misma dirección, y somos conscientes de lo que pueden suponer los Colegios.

Una de las Asociaciones de la Prensa más interesadas en la puesta en marcha del Colegio de Periodistas en su correspondiente comunidad autónoma es la de Madrid. El compromiso de su presidente, Fernando González Urbaneja, es la creación del Colegio antes de que finalice la actual legislatura. La Asamblea de sus más de 5.000 socios ya ha dado el visto bueno a la constitución del Colegio, y, en este sentido, actuará, actúa ya, como en el caso de Murcia, la Asociación de la Prensa como promotora de la nueva entidad. También como en Murcia van a convivir las dos. Falta, pues, en estos momentos, la aprobación de la Ley correspondiente: existe el compromiso del Gobierno madrileño de dar el visto bueno al Colegio. Una primera previsión indicaba que sería en el mes de Mayo la fecha para ello, pero todo parece indicar que habrá que esperar a que superemos esta etapa del verano.

La situación en Andalucía va viendo en popa. El presidente de la Junta, Manuel Chaves, ha afirmado que promoverá el Colegio en cuanto tenga la aprobación de todas las Asociaciones de la Prensa, las cuales se encuentran en el proceso de consultas a sus respectivos socios. La interlocutora para todo este proceso es la Federación Andaluza de Asociaciones de Periodistas, que está agilizando los trámites y forma parte de una comisión mixta con responsables de la Junta para promover el Colegio Oficial de Periodistas de Andalucía. El proceso de consultas estará terminado, previsiblemente, en los próximos meses, con lo que, como muy tarde, el año que viene verá la luz la Ley correspondiente.

Desde el 21 de Febrero hay constituida en Castilla-La Mancha una Comisión Gestora, surgida de una reunión en Alcázar de San Juan por parte de representantes de las Asociaciones de la Prensa de este territorio representadas en la Federación de Periodistas de Castilla-La Mancha. También están en un período de consultas a sus respectivos asociados, que ya están demostrando que están a favor de la creación de la nueva entidad. Existe el compromiso del Gobierno regional de aprobar la ley en cuanto se agote todo este proceso para conocer la opinión de los periodistas castellano-manchegos. También a principios del año que viene se podría ver aprobada la oportuna Ley.

La Comisión Gestora que aglutina los intereses de los periodistas de Castilla-León, que representa a unos 600 profesionales, está negociando, asimismo, con el gobierno autonómico la puesta en marcha de la Ley de constitución del Colegio de Periodistas en esta Comunidad. Su consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, ha señalado que la ley se aprobará antes de que termine el año. Después del verano, los periodistas de esta Región se reúnen en Valladolid para dar un impulso a esta realidad.

La Asociación de la Prensa de Tenerife, y todo parece indicar que contará con el apoyo de las de Las Palmas de Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura, acordó en abril de este año 2009 poner en marcha el proceso de constitución de un Colegio de periodistas que defienda los intereses de este gremio.

En el mes de Junio, la Asociación de la Prensa de La Rioja aprobó de manera mayoritaria respaldar a la actual Junta Directiva para que haga las gestiones oportunas tendentes a la creación del Colegio de Periodistas. Ya se han iniciado los contactos con el gobierno regional y el año que viene podría ser una realidad.

Por otro lado, la Asociación de la Prensa de Aragón aprobó hace dos años un texto que reconoce la necesidad de la creación del Colegio Oficial de Periodistas para defender los intereses de la profesión con un instrumento más moderno. Una vez se cuenta con el oportuno promotor de la ley, falta incidir en las gestiones que desemboquen en que el Parlamento autonómico otorgue el visto bueno a la Ley.

La Asociación de la Prensa de Navarra también ha hecho saber a su gobierno autonómico su disposición para constituir el Colegio de Periodistas. Así lo comunicó esta primavera pasada, cuando presentó su nueva imagen corporativa, su nueva sede y varios proyectos, entre ellos el de constituir la nueva entidad profesional. Confiamos en que se apruebe el año que viene, al igual que la normativa en otras comunidades autónomas.

Otras asociaciones de la Prensa en diferentes Regiones, como en el País Vasco, Extremadura y Cantabria han expresando en los últimos años, y en reiteradas ocasiones, la necesidad de contar con Colegios profesionales de periodistas. En Cantabria ya se hizo la petición a su gobierno regional en el año 1989, mientras que ha habido propuestas generales o específicas en el País Vasco desde hace ya diez años o, en el caso de Extremadura, en los últimos dos años. Es preciso que se intensifiquen negociaciones más firmes con los respectivos gobiernos para que se cierren estos procesos.

El caso de Valencia es también el de uno de los movimientos veteranos en este ámbito. No obstante, queda pendiente que vaya fraguando en un impulso definitivo.

Permanece, igualmente, pendiente de creación el Colegio de Periodistas en las Islas Baleares, sobre todo cuando esta comunidad cuenta con otro colegio profesional en un ámbito cercano, como es la Publicidad y las Relaciones Públicas, desde el año 2006. Animamos a los compañeros de estas islas a que pongan en marcha ese colegio con todo el apoyo de la FAPE. La misma disposición tenemos respecto de Ceuta y Melilla.

Señalemos, finalmente, que uno de los obstáculos para que los procesos de aprobación de las leyes de los Colegios de Periodistas vayan más lentos es la existencia, en la práctica totalidad de las comunidades autónomas, de una normativa en materia de colegios profesionales que establece como singularidades básicas para la promoción de estas entidades el que representen a colectivos en los que se exija la titulación oportuna para su ejercicio, al tiempo que se dispone, a día de hoy, que estos oficios han de tener una vinculación obligatoria con estas organizaciones. La situación específica de la profesión periodística, en la que no se exige una titulación determinada para su desarrollo y la no existencia de una obligatoriedad hacen que las diversas comunidades deban reformar sus legislaciones en este terreno y adaptarse a esa nueva dinámica que nos viene de la Unión Europea (los colegios no han de ser obligatorios, según normativa UE) y que el gobierno español ya ha manifestado que va a adoptar.

La formación, básica

La formación será otra de las áreas donde van a tratar de incidir los colegios, y, con este anhelo, la FAPE y las diferentes organizaciones territoriales deben diseñar, y ya están confeccionando, todo un programa de reciclaje profesional y de incorporación a las nuevas tecnologías, al tiempo que, como quiera que hay que recuperar parte de la confianza perdida por el ciudadano, convendría poner en marcha programas de fomento de la lectura de la prensa en la escuela, en sus versiones papel y de Internet, así como planes de acercamiento a la realidad de los medios audiovisuales, en la idea de conseguir una conciencia más pro-activa y crítica a la hora de demandar mejoras en las diversas programaciones y ofertas periodísticas.

A la vuelta del verano es evidente que hay que emprender mesas sectoriales de trabajo con el fin de contribuir a la mejora de la realidad de los profesionales y de sus correspondientes empresas informativas. Por eso consideramos preciso que demos un impulso a los Colegios, tanto en las regiones donde ya se ha emprendido el proceso, como en aquellas donde hay que apostar por mesas previas de negociación.

Como han demostrado la mayoría de los profesionales consultados en algunas Asociaciones de comunidades como la andaluza o la castellano-manchega, los periodistas demandamos una nueva imagen y una nueva coyuntura para un sector que vive despidos y reducciones de personal, y que, con la caída de las audiencias, cada vez más fragmentadas, y de la publicidad y de los impactos de ésta, no apunta hacia un horizonte halagüeño.

Quizá, como ya se ha dicho, los Colegios no serán la panacea, pero sí son una nueva herramienta de trabajo en un sector que ha pecado de demasiados silencios ante lo que ocurre, y, como se suele decir, el silencio, en éste y en otros casos, no es rentable, nunca es rentable. Los Colegios Oficiales de Periodistas, como dinámica de trabajo en toda España, ya comienzan a ser una realidad. Ahora se trata de dotarlos de contenido, y ahí todos somos necesarios. Todos, todas.

Lo prioritario

Te diré por qué confío en ti. Tengo todos los motivos, y lo sabes. He de encontrar el momento para que, cara a cara, veamos lo prioritario.

Momento menor

Platicamos con nuevos sabores que nos atraen con el momento de la fuerza menor. No hemos señalado novedades.

Sin dar rodeo

Me señalas con una voluntad enorme de vivir la pasión de nuestros ancestros. Nos queremos sin dar ningún rodeo.

Más creyentes

Te he dicho cuál es mi norte ahora que nada es la distracción en la que somos, o podremos ser, mucho más creyentes.

Momentos críticos

No me digas que me amas, que me demuestras otra cosa. No hemos sabido asistirnos en momentos críticos.

No sabemos más

Sellamos la amistad con una grandilocuencia que nos propone qué debemos hacer en momentos de soledad. No sabemos más.

Más despacio

Hemos asentido con una novedad que nos asalta con otras vacilaciones exteriores. Iremos un poco más despacio.

Veremos la vuelta

Sentimos que la virtud ha de ser de otro modo. Nos hemos complacido en la otra cara de la Luna. Ya veremos la vuelta.

A otro estadio

Buscamos modelos en un cielo que no es la tierra. Hemos pasado a otro estadio en el que seremos tú y yo.

Algo más

Gestiono los datos de un amor que ha de ser de todo menos objetivo. Nos hemos saturado. La vida es algo más.

jueves, 23 de julio de 2009

Desde siempre

Tiemblo, siempre tiemblo, cuando hablo de ese cariño que te profeso. Nos hemos gustado desde siempre.

El amor que nos ha de sanar

Niegas las evidencias con un poco de amor que nos ha de sanar de las experiencias más lejanas.

Ahora toca valentía

No te pongas en ese espacio donde el todo es la pura nada que nos inunda. Hemos vivido bien sin amor. Ahora toca valentía.

Complacidos

Pretendemos todo con la mejor de las intenciones y sanamos con la gratuidad del momento. Nos sentimos complacidos.

Nos hemos entusiasmado

Bordamos la actitud con un deseo que haremos común como la vida misma. Nos hemos entusiasmado.

Claves de amor

No me digas que lo sabes todo, que no es el caso. No das con las claves de un amor que nos asimila como puede.

Ansias de adolescente

Tengo que decirte muchas cosas, de ésas que tú y yo compartimos con las ansias de un adolescente.

Lamentos

Lamento que la vida sea lo que no siempre vemos, quizá por miedo, por carencias ancestrales, por lo que fuere. Lamento ser tan débil.

Grandes alturas

Pienso que podremos estar juntos toda una vida, o puede que más. Nos hemos acostumbrado a vivir en la paz de las grandes alturas, que son de todos.

Aunque no vea

Reajusto mi ser con todo el empeño del mundo, y te soy con la fidelidad de quien cree aunque no vea.

miércoles, 22 de julio de 2009

Cuando los amores lleguen bien

Nos aprestamos a vivir en la paz de las alturas más queridas. Nos daremos cuentas cuando los amores lleguen bien.

Fascinantes

Nos hemos dicho lo que sentimos ahora que no experimentamos la belleza de antaño. Somos fascinantes cuando estamos juntos.

Prisioneros de la nada

Predecimos lo real, o casi. No existimos con fijaciones tridimensionales. Repetimos peticiones. No somos testigos. No vemos entre movimientos claros. Somos prisioneros de la nada. Seguimos como siempre, sin ver.

Valentía para alegrarnos

Aplico los aspectos básicos. Nos alegramos el día con una valentía que no ha de quedarse atrás.

Inteligencias diversas

Pensamos en una precisión que aguante el amor que antes se escondía. Nos damos inteligencias diversas.

Vacilan los amores

Reconozco que mi entrega no tiene importancia. Te recuerdo como fuiste. Tenemos todo el tiempo del mundo, de éste y del otro. Los amores vacilan.

Amores triunfantes

Te diré cosas sensatas. Nos quedamos con comportamientos que hemos de colocar en millones de sitios donde los amores han de triunfar.

No sé lo que sucede

No te veo en el laboratorio de mi existencia como ese armazón que me gustaría conservar. No sé lo que sucede.

Más deseos

Viajamos hacia una era de negociaciones entre amores que nos han de considerar mejores. Nos hemos indicado más deseos.

Nos daremos utilidad

Me vale lo que es y cuando todo es. Nos hemos adherido a otro mundo de sensaciones. Nos daremos utilidad.

Con el tiempo

Señalas todo cuanto quieres hacer ante un mundo de complejas facturas. Hemos sido hermosos con el tiempo.

Hacia fortalezas

Te diré lo que siento por ti cuando las cosas no sean tan raras. No negociaré los aspectos de un amor lanzado hacia fortalezas.

martes, 21 de julio de 2009

El universo simpático

Simplificamos algunos modelos que se extienden hacia ese otro universo que es simpático. Nos veremos.

Otras misiones empaquetadas

Me sincero con tu bien, con lo que nos da ese amor que nos ha de endulzar la vida. Hemos empaquetado otras misiones.

No hemos consentido

Mostramos vehículos rotos por el universo despedazado. No hemos consentido lo gratificante. Iré.

Con sustancia

Nos hemos enseñado a vivir de otro modo, con mejores modelos que nos invitan a funcionar bien, mejor, con sustancia.

Amistad no profunda

La impaciencia colma el vaso de una amistad que no fue, y ahora lo sé, nada profunda. Nos consumimos.

Llaves que no sirven

Funcionamos con otra visión de las cosas. Hemos llegado a no ver lo que sucede mientras llegan llaves de puertas que no se abren. No sirven.

Otras vidas

Vislumbramos paciencias e insistentes dichas que nos provocan anhelos de cambiar para mejor. Nos hemos enseñado otras vidas.

Con un sentido

Llenas de sugerencias todo un océano de penumbras que vienen y van como si todo tuviera un sentido, que puede que se así.

Aprendiste

Vivo la experiencia de no conocerte. Te acercas como durmiendo, y así te vas, casi como yo. De alguien aprendiste.

sábado, 11 de julio de 2009

A bailar

Me defiendo como puedo de ese amor que me sobrepone y me puede. Nos hemos puesto a bailar.

No funcionará

Otro será tu destino. Siento que los hechos no nos compongan la faz de esa cara que no funcionará con el paso del tiempo.

En la otra cara

Te busco en ese aire que me pone a prueba. Nos consumamos con resortes poco vistosos. Nos consolaremos en la otra cara de la Luna.

Amor cumplimentado poco a poco

Prefiero verte cerca, en todo ese momento estelar que fugazmente conocí cuando andábamos más despistados. Nos juramos un amor que iremos cumplimentando poco a poco.

A distancia

Recorro
ese azulado tono
de tus ojos,
todavía inventados.

Pienso
en el color claro
de tu pelo,
aún sin rozar.

Estimo
mis posibilidades abiertas
en canal, con claros
y oscuros de tibias
permanencias en calma.

Rompo
esa lanza preparada
para la paz,
y me dispongo
a cambiar todo
con el objeto de dar
con los sentimientos
que experimento cada día,
aunque tú no sepas
que sí, que soy yo
ese que te sigue
a distancia
y sin hablarte.

De buen grado

Respeto lo que dices, y hasta lo que callas, cuando las salidas son de puro tono controvertido. Nos ponemos en esa guardia que todos hemos de asumir de buen grado.

Silencios maravillosos

Te sigo suavemente, recorriendo esa piel que todo me dijo cuando los silencios eran tan maravillosos.

Las estrellas nos recuerdan

Me pongo en pie de paz para asumir el papel que nos hemos concedido. Las estrellas nos recuerdan todo cuanto fuimos.

Incluso cansado

Todo va genial. Eso me digo. De veras lo experimento a ratos, pero en algunos momentos me siento muy solo, cansado incluso.

Un día de éstos

Quisiera ser ése,
de veras que querría
que el universo
girara tras tus palabras,
que invitan
a consumar el deseo.

Voy con el sueño
de la esperanza
no fingida,
pero me pregunto
por qué yo
cuando la tierra
se ha movido tanto
bajo mis pies,
heridos de ir descalzos.

Me siento afortunado
por muchas causas,
algunas perdidas,
pero también me falta valor
para un arranque
que nos debería producir
más satisfacciones
de las que podamos prever.

Un día de éstos...

En la otra cara

Mantenemos la esperanza con una cura que nos otorga esperanza. No hemos sido en la otra cara de la Luna.

Sueños dedicados

Reacciono ante tu ser con un desdén nuevo. Nos hemos puesto a trabajar con muchas ganas. Te dedico mis sueños.

Confío en lo que me digas

Se que me vuelvo un poco loco de atar cuando pienso en el amor que nos hace llorar con esperanzas variadas. Confío en lo que me digas. Nada es inocente.

Cruzo contigo

Cuento con un poco de espacio en mi ser, que se adentra en la fortuna más grande del universo. Cruzo contigo.

Adelante como sea

Sanas mis mejores vertientes con una ilusión que me pone a prueba mientras digo que hay que seguir adelante como sea.

Lo que pueda ser

No me dices nada hoy. Te susurro mi amor, y algo entiendes, pero prefieres mirar para otro lado. Te dedico lo que pueda ser.

viernes, 10 de julio de 2009

Las señales en las que creemos

Señalo lo que quiero hacer, y lo hago sin halagos que nos aparten de las señales en las que tanto y tan bien creemos.

En todo su esplendor

Vencemos
el camino de la memoria,
que nos hizo apartarnos
de las opciones
que llegan
con naturalidad,
como tú.

Sabes, lo sabes,
desde el primer momento,
que estamos abocados
a un encuentro
que confirme
expectativas y ansias,
deseos espectaculares
y antropológicos.

Sumaremos con un sí
que nos invitará
a volar
por ese nuevo campo
que espera verde y azul
y en todo su esplendor.

Con muchos mimos

Buscamos esa harina que nos haga confeccionar el mejor de los panes. Nos multiplicamos con muchos mimos.

Con otras similitudes

Nos convencemos de todo ese poder que tenemos para vivir en la cercanía que nos pone a prueba. Seguimos con otras similitudes.

Besos y abrazos

Movemos esa ficha que nos hace vivir en la guerra convergente con paz en forma de besos y muchos abrazos.

A otra emoción

Consentimos un amor que sabe a experiencia en grado superlativo. Nos hemos soñado. Nos dirigimos a otra emoción.

Hemos sido todo

Pienso en lo que supones para mí. Nos hemos entregado en cuerpo y alma. Nos complacemos. Hemos sido todo.

Un aviso nuevo

Narro mis experiencias gracias a ti, y te soy en la noche que nos preocupa tanto. Hemos dado un aviso nuevo.

Por dónde ir

Me ablando con el trámite de un sueño llevado a la curva de una narración positiva. Te diré por dónde ir.

Lo confesaré

Te confesaré
un buen día,
de esos que no sean
de cobarde,
que hay más amor
en mí
de lo que soñé
cuando niño.

Lo diré
como el que no quiere
adecuarse al destino
marcado por derrotas,
por sencillas
palabras que no creyeron
en la bondad
y en el porvenir
con felicidad sumada.

Concluiré
que las cosas
pueden mejorar
con un sí quiero
sin contratos ni materias
primas extrañas
o simuladas en otros.

Los conceptos
y las situaciones serán
otras, las soñadas
con esa complicidad
que nos gusta
desde hace un tiempo,
corto pero intenso.

Algún día...
te lo confesaré, amor.

Historias que no salieron adelante

Presumimos de todo lo que vemos. Nos lamentamos por historias que no salieron adelante, cuando, en realidad, sabemos que lo mejor es que no sucedieran.

La luz de otra mirada

Simplicamos la vida con una especie de batalla no permanente. Nos hemos entusiasmado con la luz de otra cálida mirada.

Una realidad particular

Nos gusta seguir por otros lares, buscando los elementos que han de hacer la base con la que construir una realidad muy particular.

Amor hermoseando

Ansío verte de otro modo, con una verdad menos mediatizada, con una voluntad de amor hermoseando.

Amor repentino

Vivificamos las historias con una fórmula mágica que tiene mucho que confesar ante el amor que aparece de repente.

miércoles, 8 de julio de 2009

Nos tendremos

Nos reponemos un poco. Respondemos sin intenciones. Nos hemos consentido vivir de otro modo. Nos tendremos antes o después.

Nos damos fuerza

Cada día es lo que es. Continuamos con otra tendencia. Nos envolvemos con gracias que haremos distintas. Nos damos fuerza.

Momento de respiro

Somos esas intenciones que nos aclaran lo que nos gustaría hacer. Nos tomamos ese momento de respiro.

Nos hemos enredado

Te diré por dónde ha de ir el bienestar. Nos añadimos. Los momentos son los que son. Nos hemos enredado.

Un amor que se ciñe

Continúan los días con un nuevo encuentro de maravillosas localizaciones de un amor que se ciñe a lo que le ofrecemos.

Señal para seguir

Partimos el postre con un poco de entusiasmo. Nos hemos ido a tomar ese café que fue señal para seguir con constancia.

La vida sigue

Damos una vuelta que nos señala como amigos de lo que no será. Nos hemos entusiasmado. La vida sigue.

Una mirada menos

Vivimos. Hemos aterrizado en la nueva arena. Nos gustamos sin complacencias. Nos consentimos una mirada menos.

Fantasía suficiente

Nos ponemos en la vida con una fantástica experiencia. Nos unimos. No otorgamos la suficiente fantasía.

Sin mirar

Eres mi amor, mi intención intuitiva, mi sensación con fórmulas más que mágicas. Nos hemos enamorado. La vida nos da una ocasión de entregarnos sin mirar hacia ninguna parte.

Refrescar lo que somos

Generamos un amor enorme. Nos hemos dado una oportunidad para refrescar todo lo que somos.

Dosis de realidad

Hemos escrito con aficiones que nos hacen vivir de otro modo. Nos damos una gran dosis de realidad.

martes, 7 de julio de 2009

Duele tanto

Averíamos
la maquinaria del amor
que nos recomendó
un roce sanador.

Singularizamos
esa renuncia
que no regala felicidad
a borbotones,
como soñamos.

La experiencia
no es hoy un grado,
ni parece que lo será
con la llegada
del frío que congela.

Te fuiste sin aviso:
sé que lo superaré,
pero, entretanto, amor,
duele, duele tanto...