lunes, 30 de noviembre de 2009

Sobre las circunstancias comunicativas

Las circunstancias definen y perfilan todas las iniciativas y actuaciones de nuestra vida diaria. En la comunicación es básico que amoldemos todos los elementos y recursos que tienen que ver y que intervienen en ella. En los aparatos de televisión más antiguos, aquellos de los años 50, 60 y puede que hasta de principios de los 70, había una manivela que ponía en su parte inferior: “ajuste fino”. Era, precisamente, para corregir un poco una señal audiovisual que no siempre llegaba en las condiciones apetecibles y/o deseables.

Me sirve este preámbulo para hablar sobre los ajustes de la comunicación, que ha de estar en un perenne chequeo, en el compromiso de conocer qué es lo que se dice, con qué motivaciones, cómo, por qué, desde dónde, hacia qué conclusiones y/o oportunidades, etc.

La comunicación es un proceso tan expansivo, aunque se trate a veces, muchas, de procesos locales o minimalistas, que hemos de aplicar actuaciones de comprobación en torno a cuáles son las intenciones con las cuales nos queremos mover.

La vida es el directo, según nos recordaba una canción, y en ese directo nos hemos de mover hacia ese horizonte donde podamos aprender todos de todos con el afán de conseguir una cultura compartida, consensuada, mestiza, con lo mejor de cada cual, respetando las minorías, así como los anhelos de quienes conforman la sociedad, que, repetimos, somos todos.

La comunicación es ese proceso que se da entre emisores y receptores, a través de uno o varios canales, con unos determinados códigos lingüísticos, teniendo en cuenta el contexto, buscando la significación del lenguaje gestual y de la proxémica, aspirando a un mensaje claro, cercano, explícito, breve en sus planteamientos para que sea asumible por todas las partes, y siempre con el propósito de generar una pro-actividad, esto es, una retroalimentación, un efecto, unas consecuencias, etc.

Cuando algunos sentimientos o algunas ideas no estén lo suficientemente desmenuzadas, hemos de recurrir a la redundancia, a la vuelta a la explicación, con el objetivo de que se produzca un procedimiento pleno, brillante, de ida y de vuelta, enriquecedor, por lo tanto.

Busquemos, por lo tanto, el contacto, escuchando, cediendo para que el otro (o los otros, o las otras) nos vean como aliados. El proceso más maravilloso que vive el ser humano es la conexión con los demás. Es cuestión de mejorarlo, de vivirlo, de protagonizarlo con pasión y con mucho positivismo. Ya saben: hablamos de intercomunicaciones, de engarzar en el ámbito de la comunicación. Pensemos en las circunstancias que rodean todo este proceso.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Celebración de Santa Cecilia 2009

Señoras
Señores
Autoridades
Buenos días, les damos la bienvenida y agradecemos su asistencia un año más al concierto en honor a la patrona de los músicos, Santa Cecilia,
Concierto que va a ofrecerles la Banda Sinfónica de la Agrupación Musical de Beniaján, dirigida por D. Pedro Javier Grau Caselles, en esta la 30 edición de su etapa moderna.
Mi compañero de ceremonia D. Juan Tomás Frutos
y mi compañera Dña. Isabel
les iremos guiando con la presentación del mismo.

Señoras,
Señores
Vamos ya a dar el merecido protagonismo a quienes más se lo merecen, que son los músicos.
Distinguido público, en la Banda Sinfónica de la Agrupación Musical de Beniaján, todos los músicos titulares son aficionados, pero de aquí han salido, y seguirán saliendo muchos profesionales, porque a día de hoy, muchos de sus componentes están estudiando música en los Conservatorios de Música de la Región, con el esfuerzo extra que ello les supone,
por eso, debemos sentirnos orgullosos de este colectivo, ya que todo lo que hacen lo hacen de forma altruista y desinteresada, y desde aquí pedimos que el compromiso que en su día adquirieron con la Banda Sinfónica de la Agrupación Musical de Beniaján, se refuerce más día a día con un espíritu de convivencia y trabajo positivo.

Y tras este breve homenaje a nuestros queridos músicos, vamos ahora a presentar en sociedad a los alumnos y alumnas músicos que van a incorporarse de forma oficial a la Banda Sinfónica de la Agrupación Musical de Beniaján,

Hacen entrega del Diploma Conmemorativo de este acto de nuevos incorporandos a la Banda Sinfónica de la Agrupación Musical de Beniaján D. Pedro Javier Grau Caselles, Director de la Banda Sinfónica, Dña. María del Mar Ibáñez Moreno, tesorera y D. Pedro José Sánchez Fernández, Presidente de la Agrupación, por lo que rogamos su presencia en el escenario.

Suben los tres al escenario y entonces los presentadores comienzan a citar las cuerdas y los nombres de los incorporandos, que estarán al fondo del patio de butacas y se irán acercando al ser nombrados por los presentadores.

Como clarinetes se incorporan:
- Dña. Mari Presen Albaladejo Vivo
- Dña. Marta Soler Martínez
- Dña. Celia Tovar Ibáñez
- Dña. Celia Sánchez Martínez
- Dña. Marina Sánchez Martínez
- D. Jorge López Pellicer
Como Fagot:
- D. Pablo González Hernández
Trompeta:
- D. José Miguel Lax Pardo
En la cuerda de violonchelo
- Dña. Isabel García Sandoval
Se incorporan como flautistas:
- Dña. Irene Martínez Martínez
- Dña. María del Mar Martínez Hernández
- D. Ángel Guillermo Dato Lorente
Y como Saxofonístas:
- Dña. Beatriz Santisteban Monteagudo
- Dña. Amanda Barceló Canovas
- D. Jorge Martínez García
- D. Enrique Martínez García

Fíjense qué jovencitos son todos y ya incorporados a una Banda Sinfónica, pues ahora lo que toca es oírlos, escucharlos y disfrutar del sonido que puedan extraer de sus instrumentos.

SE CIERRA EL TELÓN
los músicos que no vayan a tocar la primera obra, abandonarán el escenario, para reincorporarse en la 2ª. Mientras tanto, comienzan los presentadores a presentar la obra y los currículum.

Señoras
Señores
Vamos a documentarles ahora un poco sobre el extenso currículum de la Banda Sinfónica Titular de la Agrupación Musical de Beniaján.

Data esta Agrupación del el año 1907. Tras épocas de apariciones y desapariciones marcadas por los avatares sociales y políticos de nuestro país, reapareciendo en 1979, y hasta la fecha. Comienza esta nueva andadura musical bajo la dirección de D. Matías Trinidad Ramón, Clarinete Solista de la Banda de Infantería de Marina del Tercio de Levante en Cartagena. En la actualidad, la Banda Sinfónica está dirigida por D. Pedro Javier Grau Caselles.

La Banda de Música viene participando con éxito en el ámbito nacional y fuera de España. Entre otros eventos ha realizado este año la XXXI edición, del Festival Nacional de Bandas de Música en el que vienen participando, además de la anfitriona, Bandas de dentro y fuera de la Región. Participa también en conciertos divulgativos y pedagógicos que organizan la Comunidad Autónoma y el Excmo. Ayuntamiento de Murcia, colegios e institutos que se lo soliciten.
En Julio de 1990 asiste al Festival Internacional de Bandas de Música de L´Havre (Francia) con loable crítica. En 1992 actúa en la Expo 92 de Sevilla.

Ha participado en numerosos certámenes, obteniendo Primeros Premios. En el año 1994 participa en el Certamen Internacional de Bandas de Música Ciudad de Valencia, obteniendo el Primer Premio de la 1ª Sección. Durante este período de tiempo la Banda de Música estuvo dirigida por D. José Miguel Rodilla Tortajada. En 1996, intervino en los actos musicales, fiestas de San Juan en Chateau-Gòntier (Francia), obteniendo la mejor crítica.

En el año 2002 obtiene el Segundo Premio en la Primera Sección del XII Certamen Nacional de Bandas de Música Ciudad de Murcia, además del Accésit a la mejor Banda de la Región, volviendo a repetir premio en 2003 de la mano de D. Alejandro Castañeda Martínez

En el año 2007, Laurel de Oro concedido por la Fundación Laureles de Murcia y la Asociación de la Prensa de la Región de Murcia con motivo de la celebración del Centenario de la Agrupación Musical de Beniaján.

Actualmente organiza junto con la Banda titular del Patronato Musical Aguileño “Francisco Díaz Romero” el Festival de Música de Carnaval de la Región de Murcia.
Festival que surge como parte del trabajo, interrelación, intercambios culturales y unión por la fiesta del carnaval que hay en ambas poblaciones (Águilas y Beniaján). Es hoy por hoy un festival único que pretende acoger e incorporar nuevos partícipes cada año.

El currículum es mucho más extenso, pero hemos resaltado lo más importante del mismo.

Pasamos ahora a detallarles parte del currículum de su Director D. Pedro Javier Grau Caselles.

Nacido en Orihuela, inicia sus estudios musicales en la escuela de la Unión Lírica Orcelitana. Posteriormente, cursa estudios de trompeta y percusión en los conservatorios de Alicante y Orihuela, finalizándolos en el conservatorio “Manuel Massotti” de Murcia. Entre sus profesores, cabe destacar a Jaime Casas, José Ortí, Vicente Campos y Maurice Benterfa. Es miembro fundador del quinteto de metales “a5” y excomponente de la banda y la orquesta sinfónica del Conservatorio Superior de Música de Murcia. En el campo de la dirección, ha realizado estudios con notables directores nacionales e internacionales como Vicente Navarro, José Miguel Rodilla, Jan Cober, Igor Drnov, etc. Actualmente es alumno de Manuel Hernández Silva, director titular de la Orquesta Sinfónica de Córdoba. Realizó su debut como director a los 18 años al frente de la Unión Lírica Orcelitana de Orihuela, de la que fue subdirector y director de la orquesta de cámara desde 1989 a 1992. Entre 1996 y 1998 fue director de la Escuela y Banda Municipal de Benferri (Alicante).

Desde 1998 a abril de 2006 director de la Escuela y Banda de la Asociación Músico-cultural “Las Musas” de Guadalupe (Murcia). Con dicha agrupación ha conseguido diversos premios en certámenes de bandas. A destacar el primer premio de la 2ª sección del Certamen Nacional “Ciudad de Murcia” en Noviembre de 2002. En Abril de 2005, fue seleccionado entre más de un centenar de jóvenes directores para participar en la European Conductor´s Competition celebrada en Groningen (Holanda). Obtuvo una meritoria 10ª posición, así como, el reconocimiento de los músicos que con él trabajaron y de los importantes miembros del jurado, Jan Van der Roost, Marcus Bach, etc. Finalista del Concurso Internacional de Dirección de Orquesta “Alter Musici” en Julio de 2005.

Ha dirigido ocasionalmente a la Orquesta Sinfónica de Murcia, la Noord Nederland Chamber Orchestra, el Nederland Brass Ensemble y la Orquesta Sinfónica Alter Musici. Desde el 25 de abril de 2006 es el director titular de la Banda Sinfónica de la Agrupación Musical de Beniaján.

Procedemos ahora a presentarles el tan esperado CONCIERTO EXTRAORDINARIO DE SANTA CECÍLIA 2009 a cargo de la Banda Sinfónica de la Agrupación Musical de Beniaján, dirigida por D. Pedro Javier Grau Caselles, y cuya primera interpretación será:

PRELUDE, FUGUE AND RIFFS
Leonard Bernstein (1918-1990)
Como clarinete solista interviene D. Miguel Ángel Ruiz

Actualmente, es muy común escuchar en auditorios y salas de concierto del todo el mundo a músicos haciendo Jazz. Pero en el entorno bandístico, quizá estamos todavía derribando esas barreras. Justo lo que le pasó a Leonard Bernstein, quién preocupado por una educación musical para la juventud estadounidense lo más completa posible, llevó a grandes jazzistas de su tiempo (Louis Armstrong, Benny Goodman, Duke Ellington, etc.) a tocar con “su” Filarmónica de Nueva York.
Bernstein ha pasado a la historia como uno de los más grandes directores de orquesta de todos los tiempos, pero si ojeamos su hoja de servicios, nos damos cuenta que la dirección es uno de los ámbitos en los que el músico de Massachussets se ha movido. Compositor de música para el ballet, el Musical, el Cine, y por supuesto la música culta, Bernstein pasa a la historia de la Música como uno de los grandes pedagogos, un Maestro con mayúsculas.
Un músico de su tiempo que le llevó, en 1949 a componer para Woody Herman y su orquesta este Prelude, Fugue and Riffs.
El destino quiso que no fuera Herman, gran clarinetista, quién estrenase esta pieza. La crisis económica de ese momento hizo que Herman tuviera que disolver su formación. Bernstein no cobró un dólar y ahí se quedó la obra, que fue rescatada de la mano del clarinetista de jazz más universal, Benny Goodman en 1955 en los programas educativos que Bernstein hacía para los jóvenes en Boston.
Estructurada en tres partes, el preludio y la fuga tienen estructura clásica. El comienzo corre a cargo de los metales y la percusión, siendo la fuga íntegramente compuesta para los saxos. En la tercera y última parte, Riffs, aparece el solista junto a la sección rítmica del jazz (piano, bajo y batería).
Para nosotros es un placer tocar esta obra llena de chispa y de ritmos sincopados, y lo es aún más contando entre nosotros con un solista de clarinete de tanto prestigio como nuestro vecino y amigo D. Miguel Ángel Ruiz.

D. Miguel Ángel Ruiz:
Es natural de Beniaján, comienza sus estudios musicales a los 5 años en esta Agrupación Musical, y consigue el título de Profesor Superior de Clarinete en Conservatorio Superior de Música de Murcia.
Realiza estudios privados de clarinete con Larry Passin en Barcelona. Su amplia formación musical prosigue en los Estados Unidos de Norteamérica en el Clevelan Institute of Music donde estudia durante tres años junto a destacadas personalidades musicales. En Cleveland consigue el Master of Musica Degree y continúa durante dos años más sus estudios de clarinete en Bobbio (Italia) bajo la guía del prominente profesor Hans Deinzer. Completa su formación musical con clases magistrales impartidas entre otros por Sabine Meyer y Yehuda Gilad.
Ha sido miembro de la orquesta de Jóvenes de la Región de Murcia, invitado a la Joven Orquesta Nacional de España, seleccionado para el Festival de verano Schleswig-Hostein en Alemania y durante dos veranos consecutivos participó en el Blossom Summer Festival junto a la Cleveland Orchestra.
Su primera actuación como solista fue a la edad de 14 años interpretando el concertino de Weber, a partir de ahí ha sido solista en diversas ocasiones interpretando los conciertos de Weber, Spohr y Mozart junto a distintas formaciones como la Orquesta de Jóvenes de la Región de Murcia, Orquesta del Cleveland Institute of Music o la Orquesta de Elche.
Sus recitales de clarinete y Música de Cámara le han llevado por distintos países como Estados Unidos de Norte América, Italia, Alemania y distintas ciudades españolas. Es de destacar el Estreno Mundial de la pieza para clarinete y piano Six Sound Scultures de D. Bernstein, y su recital de clarinete en el Festival de Música de Spoleto, en Italia. Ha actuado junto a grandes intérpretes como el Cuarteto de Cuerdas Kopelman, J. Ingofsonn o D. Ashkenazy, entre otros.
Ha trabajado bajo la batuta de grandes directores colaborando con distintas orquestas Actualmente forma dúo con el pianista murciano Pedro Valero y desarrollan una importante actividad concertística, que compagina con la docencia, siendo profesor numerario de clarinete en el conservatorio Profesional de Baza, también ha sido profesor en el II Curso Villa de la Nucia y en el Conservatorio Superior de Música de Murcia.
Ha grabado con distintas formaciones para RTVE, Radio Clásica, Vía digital Televisión y cadenas estadounidenses y son varias sus grabaciones discográficas, siendo la más reciente realizada junto al ensemble Zahir y que será publicada y editada por el sello discográfico Naxos.

Respetable público, si ven el escenario medio vacío, ¡no se asusten!, no ha habido una huelga de músicos, es que en esta primera obra solo intervienen las cuerdas de: trompetas, trombones, saxos, piano, contrabajo, percusión y el clarinete solista.
Con ustedes la Banda Sinfónica de la Agrupación Musical de Beniaján y D. Miguel Ángel Ruiz interpretando:

PRELUDE, FUGUE AND RIFFS de Leonard Bernstein

SE ABRE EL TELÓN y comienza la primera obra.
cuando acaba la primera obra. SE CIERRA EL TELÓN
Mientras el telón permanece cerrado, intervienen los dos presentadores y mientras tanto entran al escenario el resto de músicos que permanecían fuera y colocan todos los atriles y sillas nuevamente en el sitio correspondiente.

Señoras y señores en segundo lugar la Banda Sinfónica va a interpretar:

CONCIERTO PARA VIOLONCELLO Y ORQUESTA EN MI MENOR, OPUS 85,
de Sir Edward Elgar (1857-1934), con arreglos de D. Pedro Javier Grau Caselles
Interviene D. Romany Luis Cana Flores como Violonchelo solista.

Elgar pasará a la historia universal por la melodía “tierra de esperanza y gloria” de la marcha nº 1 de Pompa y Circunstancia. Pero, como le pasara también a músicos como Ravel o Dvorak, Elgar tiene en su producción músicas que tienen poco que ver con aquella que más fama le ha dado.
Elgar es en Inglaterra lo que Brahms es en Alemania. Es decir, una música pura, sin pretextos, profunda, incluso aristócrata, con las únicas concesiones a sí mismo.
Invadido por la pena de una cruenta Primera Guerra Mundial y, sobre todo, por la muerte de su esposa en 1920, compone Elgar este concierto elegíaco para violoncello y orquesta. Impregnando el virtuosismo que cualquier obra solista contiene, queda una atmósfera de tristeza honda que cala en el auditorio.
Es junto al Concierto de Dvorak (también en mi menor) las dos páginas más celebres compuestas para este instrumento.
Se estructura en cuatro movimientos, aunque el primero y segundo se interpretan sin solución de continuidad. Un Adagio de ritmo cadencioso deja paso a un “vivace” de un tempo endiablado para el solista y toda la orquesta.
Intimísimo es el movimiento lento central, la orquesta se reduce al mínimo y el solista nos susurra una melodía emparentada con las que forman el primer movimiento.
El movimiento final es una suerte de concierto completo. Sobre un tempo base en Allegro, se suceden diversas partes lentas contrastadas con las rápidas, en una alusión clara de Elgar al paseo de los tanques durante la guerra y las consecuencias que esto tenía. Como Coda final aparece de nuevo la introducción del inicio de la obra para finalizar con un ritmo vigoroso no exento de desesperanza.
Podemos comprobar como el temperamento cubano de nuestro solista de violonchelo D. Romany Luis Cana Flores le sienta muy bien a esta pieza.

D. Romany Luis Cana Flores
Cursa sus estudios musicales en el Conservatorio José White en la Escuela Nacional de Arte de Cuba. Ganador de varios concursos nacionales y provinciales desde la edad de 10 años. Acabada la carrera de chelo ingresa en la Agrupación de Cámara del Quinteto de Cuerdas Diapasón desde su inicio hace más de 15 años, con el cual han llenado los mejores auditorios y teatros de toda Europa.
Con el Quinteto de Cuerdas Diapasón ha actuado, entre otros, en los siguientes países y ciudades: cinco ocasiones en el Palacio Chaillot de París, numerosas salas de Bonn, Colonia, Persignan, Amberes, Barbados, Jamaica, México, varias ciudades italianas y holandesas, donde fueron seleccionados para participar en el “World Music Festival” y en el Royal Tepic Institute de Ámsterdam. El Auditórium de Lyon, Le Quartz brest Scéne Nacionale de Francia, Le Trianon de París, y otros, también han sido testigos de sus interpretaciones.
Ha participado en dos ocasiones en el Festival Internacional de Santander.
Se incorpora a la Orquesta Sinfónica de Alicante, simultaneando los compromisos con Diapasón y con dicha orquesta.
En su estudio y búsqueda de nuevas formas de expresión y desarrollo profesional se ha acercado al flamenco actuando con la compañía flamenca del bailaor Juan Ramírez y con espectáculo del bailaor Antonio Canales por toda Europa.
Interviene en la grabación del disco “Chanson Flamenca” junto a cantaores como Enrique Heredia “Negri”, Ramón “El portugués”, Yeye de Cádiz, Montse Cortés, Eva Durán, Juañares, Guadiana, etc. y en el disco de Carlos Piñana titulado “Misa flamenca” en el que se conjugan la maestría de la guitarra española flamenca con el buen hacer de sus cuerdas.
Desde 2008 es componente de la Agrupación Musical de Beniaján y profesor de Violoncello, Contrabajo y Música de Cámara en su escuela.

Con ustedes la Banda Sinfónica de la Agrupación Musical de Beniaján y D. Romany Luis Cana Flores interpretando:

CONCIERTO PARA VIOLONCELLO Y ORQUESTA EN MI MENOR, OPUS 85, de Sir Edward Elgar, con arreglos de D. Pedro Javier Grau Caselles

DESPUÉS DE LA OBRA Y TRAS EL SALUDO DEL DIRECTOR SALEN LOS PRESENTADORES Y LOS MUSICOS SE MANTIENEN EN SU SITIO. MIENTRAS LOS PRESENTADORES HACEN LA PRESENTACIÓN DE LOS GALARDONES “BOQUILLA DE ORO”. EL TELÓN NO SE CIERRA PORQUE HAY QUE PONER LA PRESENTACIÓN CON FOTOGRAFÍAS Y DEMÁS.

A continuación, y para darles también un merecido descanso al Sr. Director y a los músicos, damos paso a la entrega de los galardones Boquilla de Oro 2009, que este año cumplen su 6ª edición

Para llevar a cabo este acto, invitamos a que suba al escenario al Presidente de la Agrupación Musical de Beniaján D. Pedro José Sánchez Fernández y a ……….autoridad máxima presente o en su defecto otro miembro de la directiva………….

SE LES ENTREGA AL PRESIDENTE Y A LA AUTORIDAD LOS GALARDONES A ENTREGAR A LOS PREMIADOS

Este año los premiados han sido:
Boquilla de Oro 2009 al fomento y la difusión de la cultura murciana:
D. José Antonio Hernández Navarro es un Escultor murciano y tiene su obra repartida por todo el mundo, entre otros, además de España, Portugal, Francia, Estados Unidos, Méjico, etc..

D. José Antonio Hernández Navarro nace el 4 de diciembre de 1954 en el Rincón de Almodovar, en la pedanía murciana de Los Ramos.
Se sintió atraído desde su infancia por las artes del dibujo y modelado, afianzando esas inquietudes durante el bachillerato y frecuentando los estudios de la escultora Elisa Seiques y del gran imaginero José Sánchez Lozano.
Ya con 15 años comienza sus trabajos como modelista con el artesano belenista Pedro Serrano Moñino, permaneciendo con él hasta los 18 años. En 1972 pasa al nuevo taller belenista montado por los Hermanos Manuel y Juan Antonio Griñan en Puente Tocinos.
De su buen hacer habla sobradamente el gran número de obras que alcanza la cifra aproximada de más de 130 imágenes y conjuntos.
Su primera gran obra data de 1972 La Virgen de la Huerta y once años después la segunda y su primer paso en 1982 “La Coronación de Espinas” al que seguirán muchas obras más, obras repartidas todas ellas por todo el mundo, apreciándose en su primera etapa en su trabajo grandes similitudes tipológicas con las imágenes de Salzillo: vestuarios, gestos, actitudes policromías.
En ocasiones Hernández Navarro hace que sus personajes lancen la mirada hacia el espectador, este recurso lo utiliza para reclamar la atención de los presentes sobre las escenas.
Presta una especial atención a la anatomía humana donde alcanza la belleza formal.
Entre 1986 y 1989 desarrolla una transición en su obra, rechazando paulatinamente las técnicas y métodos salzillescos, acarreando un cambio gradual de estilo. Se aprecia este cambio con mayor claridad en el modo de definir la anatomía masculina, evolucionando en muy poco tiempo desde cuerpos de musculatura abultada y detallada a otros con morfología más plana y somera. Cuatro obras lo ejemplifican: El cristo de las Penas de 1986 para la cofradía de los Coloraos de Murcia, el Crucificado de la Ermita de la Huerta, el Ascendimiento realizado en 1988 para la Cofradía del Perdón de Murcia y en el Cristo Resucitado de Beniel en 1989
En su última etapa, de 1990 a la actualidad, el escultor Hernández Navarro tiene plenamente definido su estilo, destacando en sus personajes cabezas más vigorosas y aumento de rasgos dramáticos que favorecen la intensidad espiritual, aunque sin caer nunca en aspavientos ni gestos exagerados.
Conforme avanza su carrera artística, Hernández va demostrando su dominio de la escultura y su conocimiento de las propiedades de la madera. Detalles de su virtuosismo son la talla directa de la corona de espinas sobre la cabeza de Cristo que realizó en el Cristo Despojado para Valladolid, alcanzando mayores cotas de habilidad en los que entremezcla mechones de pelo entre las ramas de espinas, como en el Cristo de la Sed de Cieza y el Cristo del Gran Amor Crucificado para la parroquia de Los Ramos.
La demostración más evidente de su maestría la desarrolla en el Descendimiento de Murcia.
La primera procesión que sale en Semana Santa, es en la madrugá del Viernes de Dolores en Cartagena, y aunque su nombre es Cristo de la Misericordia, también se la conoce cariñosamente como la procesión de los Hernández, al ser todos los pasos de su imaginería.
Con el paso de los años Hernández ha sabido imbuir a sus imágenes de una mayor espiritualidad e intensidad emotiva, sin caer en gestos desgarrados. En definitiva el arte de Hernández es el mejor reflejo de su personalidad sencilla, de su vida tranquila orientada al hogar y el trabajo, de su entorno afable y cercano y de su sincera religiosidad.

Breves palabras de agradecimiento del boquilla – no más de 3-5 minutos - .


Boquilla de oro 2009 a la cooperación y entrega con la A.M.B.:

Dña. Josefa García Barceló – Músico, esposa, madre, hermana, y amiga, como ha demostrado hasta ahora, de la Agrupación Musical de Beniaján.

Leer currículum – hay que pedirle uno a Josefa.

Breves palabras de agradecimiento del boquilla – no más de 3-5 minutos -.


¿Breves palabras del Presidente? - no más de 3-5 minutos -.


Distinguido público, una vez finalizada la entrega de los galardones Boquilla de Oro, continuamos con el concierto

En tercer lugar la Banda Sinfónica interpretará:

LA CORTE DE GRANADA (fantasía Morisca).
de Ruperto Chapí (1851-1909)

En el centenario de la muerte del compositor alicantino, la Agrupación Musical de Beniaján quiere sumarse a esta conmemoración interpretando una obra original para banda compuesta en el año 1879. Y es que, aunque la versión de orquesta se mantiene en los programas de las orquestas españolas, hay que decir que se trata de una trascripción del original para banda que compusiese en maestro de Villena para la Unión Artístico Musical de Madrid que dirigía otro compositor, Tomás Bretón.
Se trata de una evocación, de colores, luces, sabores, que conserva Granada tras el periodo musulmán. Reminiscencias que se perciben por el detalle de su instrumentación, por el lenguaje empleado con abundancia de melismas.
Se divide en cuatro partes: Introducción y marcha al torneo, Meditación, Serenata y Final.

LA BANDA TOCARA LA TERCERA OBRA, Y SIN CERRAR CORTINAS LOS PRESENTADORES DESPIDEN EL CONCIERTO ANTES DE QUE EMPIECE ESTA TERCERA OBRA Y LA PARRANDA COMO DESPEDIDA

Distinguido público, Autoridades, con esta interpretación hemos llegado al final de este extraordinario Concierto de Santa Cecilia,

Señoras,
Señores,
Autoridades,
Cuando acabe la interpretación de esta obra, daremos por concluido el concierto, una vez más, les agradecemos su presencia y les emplazamos a que sigan apoyando a la Agrupación Musical de Beniaján viniendo a sus conciertos, colaborando en sus actividades y trayendo a sus hijos a la Escuela de Música.
No se irán nuestros músicos sin antes invitarles a escuchar y para finalizar el acto, El Canto a Murcia de la conocidísima zarzuela La Parranda interpretado magistralmente por la Banda Sinfónica de la Agrupación Musical de Beniaján, Dirigida por D. Pedro Javier Grau Caselles.

Señoras
Señores,
La Banda Sinfónica de la Agrupación Musical de Beniaján, dirigida por D. Pedro Javier Grau Caselles, interpretando
LA CORTE DE GRANADA (fantasía Morisca).
de Ruperto Chapí (1851-1909)

Buenos días y hasta la próxima (esta frase podría ser a dúo)

SE RETIRAN DEFINITIVAMENTE LOS PRESENTADORES, LA BANDA TOCA LA CORTE DE GRANADA Y LA PARRANDA COMO COLOFÓN. LUEGO CERRAR TELÓN TRAS LOS SALUDOS DEL DIRECTOR Y LOS MUSICOS.

P.D.: Guión del acto de celebración de Santa Cecilia en el Auditorio de Beniaján. Más información de los reseñados en sus páginas Webs y en libros y publicaciones sobre su labor profesional.

Un comienzo que se nos hace duro

Reintegramos el amor en su estado inicial, casi puro. Volvemos a un comienzo que se nos hace duro.

El papel ha de ser compartido

Te diré que podemos llegar en cuanto me mires a la cara y me digas lo que sientes. Es fundamental tu actitud. El papel ha de ser compartido.

Admiraciones desbordadas

Todo es. La vida nos sorprende con algunos tramos de sensaciones queridas. Hemos dado las gracias con admiraciones desbordadas.

El tiesto del amor

Nos hemos adecuado a algunos cambios. Eso es bueno. La normalidad tiene que ver con la superación de determinadas barreras. Nos salimos de un tiesto donde crecimos con amor.

Ya llegan

Damos con buenos tiempos que nos destacan lo que nos gustaría hacer. Hemos sentido las temperaturas más queridas. Ya llegan.

No con las horas sabidas

Hagamos caso a cuanto sea menester para lograr un cuarto de felicidad. No damos con las horas sabidas.

Eso es lo bueno

Nos fortalecemos pensando que el milagro se producirá un día de éstos. Ya no tenemos prisa, y eso es lo bueno.

Un poco en la distancia

Repaso los acompañamientos que tan dulcemente nos tratan. Hemos sucumbido a algunas miradas. Hablaremos de cuanto sea menester. Nos sentimos un poco en la distancia.

Nuevas decisiones

Insisto en ti. No te veo. Hemos planteado una serie de recomendaciones que han de laborar por nuevas decisiones.

Iniciar otro camino

Nos quedamos en el mismo lugar donde nos conocimos. Ahora toca empezar de cero, por duro que sea. Siempre es bueno reconocer los fracasos para poder iniciar otro camino.

Guardamos más silencio

Adelantamos algunos cuestionamientos que nos aplauden en ese anonimato amoroso que también se queda solo. Guardamos más silencio.

Y poco más

Nos sinceramos con una confianza que nos propone sentir que las cosas están donde están, y poco más.

El amor que pudo ser

Nos ponemos en en ese brete que me duplica las buenas intenciones que tienen todo el nivel del universo. Nos levantamos tras el fracaso del que pudo ser, como siempre, el gran amor.

Deseos festejados

Señalamos todo lo que nos gustaría hacer en una nueva vida que nos festeja algunos deseos.

Por ese punto

Hablo de ti, y supongo que hablo de mí. Hemos convenido que el amor comienza por ese punto de encuentro.

Sendas maravillosas

Querría que las cosas salieran de otro modo. Hemos sido amigos en esta corta distancia que nos proponen seguir por sendas maravillosas.

Nos hablaremos

Me llevo esas ilusiones que tanto me distancian de ese camino que es verdad y sensación. Nos hablaremos.

domingo, 29 de noviembre de 2009

Detenemos la noria

Me cuentas lo que no será. Hemos aburrido esos anhelos con los que intentamos crecer. El paso del tiempo no es. Detenemos la noria.

Nos sinceramos

Tenemos que ir con la misión de ver lo que nos acerca a las sensaciones más gratas. Nos sinceramos.

Aunque lo intentemos

Frustramos las mejores fantasías. Pensamos que no podrá ser, y seguramente no será, aunque lo intentemos.

Lo positivo

Vivimos con unas pocas razones que entusiasman el corazón, y así nos libramos de muchas penas. Busquemos lo positivo.

Como base de todo

Corregimos los deberes con más ansias de tocar el fondo de la cuestión. Hemos aplicado la razón como base de todo.

Desde la profundidad de los mares

Nos disponemos a contarnos algunas cosas con una versión un poco deseosa de una amistad conseguida desde la profundidad de los mares.

Muy atrás

Te comentaré el sí durante el tiempo que sea posible. Hemos agudizado ingenios que quedan atrás, muy atrás.

Una doble sensación de belleza

Te cuento lo que he sido, lo que he pensado, lo que nos ha distraido, y continuo con una doble sensación de belleza.

Sombra sin dudas

Creemos en las directrices que nos proponen seguir hacia otro espacio menos estelar. Iremos con una sombra sin dudas.

Los más complementados

Me distraigo con tus sonrisas, que me hacen beber el mayor de los deseos. Nos hemos consolidado como los más complementados.

En la nada o en el todo

Me atrapa el infortunio de no tener mucho más que decir. Nos hemos quedado en otro lugar. La vida es la nada, o en el todo.

Mi mirada me delata

Me conformo con lo que me relatas. Me creo que me quieres en la distancia. Acepto unos cuantos errores. Me delata mi mirada.

Sin más deseos

Me impides ese arreglo, y casi lo prefiero. Es mejor que corra el agua sin más deseos. Ya puede estar bien.

Una razón u otra

Trasladamos unos cuantos deseos, y seguimos con la intención de estar y de ser con una razón u otra.

Lo dejo estar

Me muero por tus deseos, pero los callo. Tengo miedo que el rechazo inunde mi corazón. Lo dejo estar así.

sábado, 28 de noviembre de 2009

Fuimos alegres

Vamos a motivarnos para recordar ese momento en el que fuimos alegres. Nos tenemos que solidarizar con lo mejor de nuestros espíritus.

Nos hemos insistido

Hemos sentido el valor de la memoria. Hacemos todo tipo de parabienes. Nos hemos insistido.

Descanso merecido

Intento ser feliz. Nos vamos hacia todas partes. Tendremos tiempo para ese descanso que consideramos merecido.

A pesar de la distancia

Te juro amor eterno, sí, a ti, aunque te sorprendas, aunque no te conozco casi, a pesar de la distancia, y de los años.

Resortes pacíficos

Pensamos en tener en cuenta todo, en ser en la negación de una verdad que ha de ser definida con resortes poderosos, y siempre pacíficos.

Más y más fuerza

Ganamos en este nuevo día un tiempo que, sinceramente, no es nuestro. Nos volcamos en nuevas amistades que nos darán más y más fuerza.

Su condena y la mía

Hemos puesto ese beso en una caja de caudales de la que no saldrá jamás. Ésa es su condena, y la mía.

En la nueva noche

Respondemos con una materia que nos incluye en otro catálogo. Hemos insistido en que podemos. Seremos en la nueva noche.

Con otras atenciones

Hemos gestionado un amor que nos envolvía con mantas de abrigo. Ahora debemos refrescarlo con otras atenciones.

El necesario, el que nos conviene

Pensamos en esos momentos que nos dieron un brindis al sol que mas calienta. Ahora sabemos cuál es el necesario, y el que nos conviene.

Nuevas promesas

Empiezo por esos lugares donde no veo nada. Hemos sentido el atardecer. Nos convencemos de nuevas promesas.

Lo que no está

Estimulas mi tabla de salvación con un entusiasmo recreado en la negación más tardía. Iré para que me devuelvas lo que no está.

Nuevas promesas, otros anhelos

Componemos el amor que nos llega con todo el deseo del mundo. Nos juramos nuevas promesas que nos juntan con otros anhelos.

Si lo era

Me estimula pensar que hemos llamado al orden de las cosas que nos obligan a querernos con una versión creíble. Hemos acabado con algunas astucias que no añadían nada al amor, si lo era.

Será para mejor

Me maravillo con los artilugios de un destino que hemos de visualizar como universal. Vamos a ver lo que ocurre, y tengamos fe en que será para mejor.

Futuro de los dos

Estamos preparados para ese amor que nos avanza cuestiones en las que limaremos asperezas con reglas normalizadas. Nos hemos convenido, y ahora toca que nos amoldemos a ese futuro que es de los dos.

Todo lo que podrá ser

Nos hemos implicado en cuestiones de amores platónicos que nos divierten, que nos aclaran rescates, que nos insisten, que nos destacan todo cuanto podrá ser, que será, claro.

Con la novedad más hermosa

Me has propuesto quedarme en la noche que es tiempo y puro deseo con la novedad más hermosa.

Dime que hubo

No me digas que no, o dime que sí, o dime que puede ser, o dime que existo, o dime que hay algo, o dime que lo hubo...

Nos hemos agotado

Me rescatas en la primera y en la última hora con un deseo de amores hermosos. Nos hemos agotado.

Tus ideas

No me aclaro con tus ideas, que son tuyas, que te pertenecen, que me importan, que me subyugan.

Me quedo con los recuerdos

Animo el paso para que adviertas todo lo que te quiero. Sé que no me ves, o que no quieres verme, pero me da igual. Me quedo con los recuerdos.

Escaso tiempo

Acabo como empecé, diciendo nada, y no sé si eso es posible, dado el escaso tiempo que tenemos.

viernes, 27 de noviembre de 2009

El Colegio Profesional, una obra de todos para todos

Es para mi un honor mostraros este pequeño opúsculo que no tiene más vocación que hilvanar toda una serie de informaciones dispersas que había sobre la Asociación de la Prensa y acerca de todo el proceso de tramitación realizado hasta culminar en la creación, en paralelo, del Colegio Oficial de Periodistas.

Aquí encontrarás un poco de todo: información acerca de nuestra historia, sobre las publicaciones y nuestra presencia mediática, de nuestro patrimonio artístico, de los fines que perseguimos, y, claro está, en torno a quienes somos, así como hacia dónde vamos y sobre las actividades diarias que desempeñamos, que son muchas y de diversa índole.

Por ejemplo, os mostramos la importancia de nuestra biblioteca, repasamos las numerosas actividades de nuestra historia y, si tienes dudas de algún aspecto legal, te dejamos la Ley que nos rige, en el caso del Colegio, sin olvidar los Estatutos de la Asociación, de la Hoja del Lunes y del propio Colegio.

Compañero/a, queremos que tengas esta obra a mano, casi de consulta periódica, para que repases lo esencial y también lo anecdótico. Poco a poco la iremos “engordando” (sin prisa, pero sin pausa) con aspectos de todo género, y, en sucesivas ediciones, iremos construyendo el castillo de esas ilusiones pragmáticas que conforman nuestra realidad profesional.

Te presentamos, igualmente, direcciones donde puedes hallar documentación nuestra, alguna de ella muy actual y muy útil en los actuales tiempos, donde la formación lo es todo, a la par que el conocimiento permanente y constante.

No se os escapa, porque lo reiteramos mucho, que estamos ante una etapa maravillosa, llena de tantas oportunidades como seamos capaces de gestar. Seguro que el futuro, pese a su complejidad, que no debemos soslayar a la hora de afrontarla, está lleno de opciones, que procuraremos (todos juntos, eso sí) aprovechar.

De momento, queda en vuestras manos esta obra, que busca crear una idea de grupo y de conjunción de intereses. Por ahí anda buena parte de nuestro afán, que ha de poner en valor siempre algo bien sabido: “la unión hace la fuerza”. Como solemos repetir, porque es cierto, el Colegio es una obra de todos y para todos. Ésta es una piedra más del sustrato que estamos consolidando.


Un fuerte abrazo a todos/as,

Juan TOMÁS FRUTOS.

P.D.: De la presentación de libro dedicado a la Asociación de la Prensa y al Colegio Oficial de Periodistas de la Region de Murcia.

La vida es tan extraña

Me abrumas con tu presencia. Sabes que callo por pudor, y puede que por algo más. No sé. La vida es tan extraña.

Crecimiento espiritual

Nos confesamos amigos. Lo somos y lo intentamos demostrar. Hemos crecido espiritualmente, y por eso estamos tan orgullosos.

Trabajo constante por y para la comunicación

La labor ha de ser diaria, sin cejar en el intento, procurando ganar experiencia y memoria. Incrementemos las posibilidades y los modos de comunicar, superando todo obstáculo o miedo al fracaso que podamos tener. Me pongo a trabajar en esa idea que nos puede acercar. Ésa es la referencia, como tú. Me siento obligado a cambios con los que cruzar el río de la vida, que es fruto de etapas anteriores y todo un enorme tránsito hacia nuevas cosechas. Es gracioso lo que veo, lo que aprendo, lo que tengo, lo que soy, gracias a la intercesión de un proceso de ansias repetidas. Sigo mirando lo que haces, con el propósito de aprender, de disfrutar con lo que tú realizas, que tan bien compartes.

Hemos agotado algunos recursos, que hemos de complementar y rellenar con unas voluntades profundas. Nos alabamos con unas promesas ingentes que nos influyen con resoluciones ante lo negativo, que hemos de ponderar y hasta superar. Hemos llamado la atención sobre cuanto nos complace, que ha de ser para los demás también. Todos debemos vivir en positivo. Nos relevamos en la singladura que nos consuela cuando las cosas no salen como deseamos. Hemos de procurar enmendar esas planas que nos detienen.

La creatividad es el instrumento de la moderada ansia hacia la mejora, hacia el aprendizaje, en consonancia con lo que nos rodea, que ha de presentarse como importante, incluso cuando se trata de cosas pequeñas. Ensayamos, o debemos, con alternativas serias que nos conducen por vericuetos de palabras más o menos sabrosas con las que alimentar los anhelos de felicidad que recurrentemente nos inundan.

Persigamos esos dones de la naturaleza que, en forma de habilidad o de capacidad, nos consuelan en las largas noches del invierno, que va más allá de lo meteorológico. Vivimos y aprendemos: ésa es la ruta, ése es el momento, ahí queda el ímpetu con el que culminar muchos procesos.

La técnica es importante, diría que fundamental. No obstante, las ideas siguen siendo los exponentes de las transformaciones, de las ayudas para mejorar, de lo que tiene sentido para pensar a medio o largo plazo en el mañana. El sustento ha de estar en la imaginación bien intencionada, en la ponderación de los sentidos. Seamos atrevidos de vez en cuando para saltar los obstáculos que nos regala la vida como asidero para poder madurar.

Gustemos con las soledades que son sorpresas y anhelos desde la distancia y la justicia más noble, pero, al tiempo, busquemos en los rincones de los corazones que nos rodean, que todos los días nos han de procurar ese alimento que es la felicidad, aunque sea a dosis pequeñas. Ya irá creciendo. Para esa fermentación también necesitamos creatividad, muchas cantidades de su expansivo elemento. Nos transportará a mundos imaginados, y a otros que están por venir. El quehacer ha de ser perenne, constante, sin tregua, no caduco, y siempre prestos a permitirnos todo el aprendizaje que sea posible.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Nuevos fines

No me vendas historias en las que no creo. Hemos concordado algunos procesos. Nos complacemos. Hemos asegurado estos nuevos fines.

Grandes sueños

Mejoramos en la otra cara de la Luna. Nos enseñamos con dinámicas de grandes sueños.

Lo entendible

Me miras, y sé que no ves lo que nos viene con un lenguaje que ha de disponer lo que es entendible.

En ese orden

Nos insistimos con una voluntad que hemos de colocar sin freno alguno. Nos ubicamos en otro universo de realidades que no hemos de dejar que entierren. Ya estamos en ese orden de nuevos retazos.

Sin verme

Te digo que estaré y cómo, y aterrizaré en ese nuevo lugar donde me buscarás sin verme.

Varias circunstancias

Añadimos pareceres que nos incluyen en razones variadas que nos proponen ser y estar a la altura de varias circunstancias.

Se producirán cambios

Nos ilusionamos con la esperanza de algunos cambios, que seguro que se producirán en ese terreno complejo que es el sentimental.

Como una sola persona

Vivimos en la eternidad de una misión que ha de explorar los recursos más claros. Nos sentimos como una sola persona.

No lo haremos más

Me importas mucho, todo, más, y lo sabes. Te lo digo sin ningún tipo de rodeos. Hemos callado nuestro amor. No lo haremos más.

Tú eres lo importante

Desayunamos con unas intenciones que nos prestan esos arreglos con los que iremos un poco más tarde. Lo importante eres tú.

Aprendo todo

Me implicas en ese amor que me envía directamente a tu corazón, del que aprendo todo.

Reina el amor

Nos reunimos para cantarnos nuestras excelencias. Hemos figurado entre nuevos nombres. El amor reina en ellos.

Ya llegaremos

Pensamos en la abstracción que nos dispone para apariciones figuradas con controles destacados. Nos dirigimos a besarnos en alguna parte. Ya llegaremos.

Queremos proteger la vocación

Ya te digo lo que es. Hemos asumido algunos cambios. Nos quedamos con la vocación escondida. Queremos protegerla.

Sabemos de distancias

Medimos las fuerzas. No somos. La cuestión es la que es. Nos asombramos de lo que nos distrae, cuando hace tiempo que no ponemos remedio a ello, a pesar de que sabemos de sus distancias.

Caricias discretas

Me recuerdas todo cuanto fuimos. Aspiramos las mismas vibraciones, que nos llevan a discretas caricias.

En esta nueva modalidad

Nos miramos a la cara, y parece que entendemos todo. Hemos asumido que podemos. Así es, y te lo resalto en esta nueva modalidad de relación.

Deseos renovados

Nos imponemos una moral que lanza al vacío el amor que llevamos dentro. Hemos propuesto cuestiones que nos rodean con deseos renovados.

En el sitio menos adecuado

Giramos hacia ese amor que nos perturba con resoluciones que nos ponen en el sitio menos adecuado.

jueves, 26 de noviembre de 2009

Empatía y simpatía en la Comunicación

Pensar en las características y en las condiciones de los que nos rodean, con valentía, con juicio, con valores próximos, teniendo en cuenta sus circunstancias, y desde posiciones simpáticas y empáticas, constituye una base cierta de conocimiento convencido y de comunicación. El planteamiento en la vida, como en la comunicación, ha de ser intermedio. Utilicemos esa perspectiva. No nos distanciaremos, al menos, de quienes están más cerca. Afirmamos las evidencias que nos traen repasos de conductas y de entendimientos en el ámbito comunicativo. Estamos prestos a hacerlo viendo que hay, porque lo hay, un valor añadido en contarnos lo que ocurre. Hemos sido en la fugacidad de un crecimiento que nos dejó en un momento bueno de la fuerza, que nos distrae con resoluciones verdaderamente relativas, como casi todo en la vida. Hemos de plantearnos unos instantes de consentimientos mutuos. Hemos de fijar algunos anclajes para movernos entre injerencias y herejías.

Juntos podemos entre poderosas intenciones que no han de nublarnos la vista. Juramos convencimientos eternos de efímeras caricias al saber, que hemos de endulzar con más comunicación, que nos ha de liberar. El conocimiento ha de gestar más empatía, más resolución, menos conflictos, medicaciones ante las intenciones que se suceden con normativas más o menos básicas.

Hemos de aprender de lo que acontece, de lo que ocurre con una simpatía más o menos brillante. Hemos de generar más creíbles intenciones con atenciones supuestas. Iremos a alguna parte para consolidar aspectos considerados muy elementales, pero, en todo caso, precisos para incrementar nuestras personalidades, que han de madurar con prestaciones de gran enganche a lo que tiene sentido, que es casi todo lo que se advierte con una buena voluntad y con una mejor dedicación.

Refrescar lo que somos, lo que pretendemos, nuestros objetivos, y con la divisa de una comunicación constante en lo interior y en lo exterior, es el sustento de un protagonismo de preferencias que hemos de compartir completamente. Nos hemos dado unos soportes que debemos aprovechar en todo tiempo y lugar. Nos confesamos apoyos tan singulares como incondicionales. Hemos buscado palabras que hoy, como ayer, tienen, o han de tener, un cierto sentido.

Apliquemos el método del balance saliendo de los errores repetidos desde intereses variopintos. Hemos de contar todos los recursos, todos los condicionantes, desde el sabor de la intención linda, que la tenemos, o debemos, y así saldremos con la convicción de que intentamos (al menos, de tener esa vocación) aprovechar los elementos que fueron respuestas antes de formular las preguntas. Comunicamos. Comuniquemos. Nos daremos muchas pistas para aprender y para estar más sosegados moderados en nuestras decisiones. No olvidemos que la simpatía y la empatía funcionan muy mucho en comunicación, y, claro, en todas las áreas de nuestra vida.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Itinerarios deseables

Nos insistimos con pertinentes enseñanzas que nos dibujan los itinerarios más deseables.

El camino más pacífico

Vives con la consideración más brillante. Nos regocijamos con las cautelas más enormes. Nos hemos enseñado el camino más pacífico.

No de igual manera

Alargamos algunas pasiones con un liderazgo que no ha de acabar de igual manera que el amor que nos profesamos.

Entre nubes de algodón

Nos exponemos ante una realidad que nos descalza con reglamentos que no entendemos. Iremos entre nubes de algodón.

Recuerdos en vacío

Titubeamos mientras hacemos caso omiso de las cuestiones que merecen la pena. Nos ubicamos con recuerdos en vacío.

No por el camino de antaño

Nos hemos quedado sin las interferencias de antaño, pero es igual. No vamos a regresar por el camino de antaño.

Tradiciones y nuevas caricias

Buscamos una tradiciones con las que acallar los momentos más temibles. Nos reforzamos con nuevas caricias.

Compatibles

Hemos esperado para rememorar el empeño que tuvimos de estar enamorados y bien. Las dos cosas son compatibles.

El momento de felicidad

Nos recordamos emociones con las que incrementamos el momento de felicidad que compartimos sin trampas.

La vida es nueva

Nos detenemos en un espacio que nos refuerza con nombres compuestos. Simulamos qué hacer. La vida es nueva.

Volvemos a tiempo

Nos exigimos en cuestiones amorosas, y eso no debe ser. Nos dispersamos, pero volvemos a tiempo.

Lugares menos sombríos

Tenemos intereses que compartir. Hemos ejercitado los instantes más poderosos. Nos colocamos en lugares menos sombríos.

Nuevas fuentes

Me cuentas que vaya, que debo ir, que nos apremiemos para acarrear nuevas fuentes. Es posible que nos salven.

Mucho amor por medio

Tenemos la fortuna de conocernos. Hemos aplicado remedios que han funcionado porque había mucho amor por medio.

Nuevos espacios

Pensamos en ir, en estar, en poder, en disponer el camino que pudo ser verdad. Hemos recurrido a nuevos espacios.

No un nuevo debate

Comenzamos y terminamos con explicaciones que borran los elementos con los que crecimos. No hay lugar a un nuevo debate.

Un horizonte que no espera

Fiscalizamos equívocos sentimentales con los que cabalgamos hacia un horizonte que no espera.

Desde el afecto

Posibilitamos experiencias que nos nublan la visión de la solución a las cuestiones planteados desde el afecto.

De nuestras cosas

Nos prestamos con regocijo la afición que nos mueve hacia el sentido más ecuánime. Hablamos de nuestras cosas.

Entregados

Te busco en un escondite donde sólo tú y yo sabemos del amor que nos aguarda, que es mucho. Nos hemos mostrado entregados. Lo estamos.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Aprovechamiento de los recursos en comunicación

El beneficio de la comunicación es claro. Por ello debemos intentar que sea plena. Hemos de sacar provecho a todos los instrumentos que tenemos a nuestro alcance para comunicar. Así, debemos gestionar los recursos comunicativos con unos aspectos básicos que nos han de permitir subir el tono con recuerdos valiosos en relación a la experiencia más cercana. Nos planteamos gozos con recuerdos y añadidos en la afirmación de los procesos, que siempre añaden, y que nos inculcan, o deben, reclamaciones afortunadas.

Hemos de sacar partido a lo mucho, a lo poco, a lo que tiene sentido, a lo que no parece tenerlo a primera vista. Conformamos una realidad que ha de beber de distintas fuentes, con las que hemos de consolidar un destino querido, conjuntado, planteado desde el respeto a todos y a todas.

La vida es acumulación de acontecimientos, de aprendizajes, de lecturas, de diálogos, de silencios, de caídas y de éxitos, desde el anonimato o el conocimiento, desde la intención más o menos manifiesta… En todo caso, hemos de procurar que nos acompañen los buenos propósitos, los mejores deseos. De esta guisa podemos disfrutar la gracia de obtener óptimas cosechas.

Las vinculaciones entre los momentos han de ser para añadir, para dar un poco más, para adecuarnos a los planteamientos más solubles, como edificadores de la estructura o coyuntura que tengamos en cada momento. Lo posible ha de ser tratado con el afán de superación, que hemos de coaligar a los demás.

Utilizar bien lo que tenemos es ponderar sus posibilidades, su coste, el empleo de un tiempo adecuado, su valor, sus resultados, etc. Debemos ser capaces de no cometer los mismos errores de antaño y hemos de potenciar las habilidades y opciones que nos circundan o que poseemos con el fin de ir mejorando, aunque, eso sí, no hemos de tener ni prisa ni pausa en este sentido.

Por otro lado, los niveles afectivos, en equilibrio con los racionales, han de constituir el bagaje de un periplo donde el aprendizaje será compartido y propicio para todos/as. Al menos, debe serlo. Optimicemos, pues, y seamos consecuentes con el valor añadido de la comunicación, que es mucho, que es todo el que queramos trasladarle. Enumeremos todas las posibilidades, y veamos lo que añaden cuando están juntas y bien utilizadas. Además, pensemos que la plenitud está en el intento, y no sólo en la consecución.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Con el trayecto nuevo

No me dejes en esa noche que nos difunde espacios con respuestas claras que hemos de amortizar con el trayecto nuevo.

Cuatro etapas

Nos aseguramos algunos procedimientos que funcionan con el paso de cuatro etapas medio nuevas.

Obra conjunta

Nos hemos tomado ese momento que nos dará empuje para terminar la obra conjunta que empezamos sin pensarlo.

No para llegar al todo

Me has insistido pensando que las cosas se podrían arreglar del modo mejor. No estamos preparados para llegar al todo.

A la menor ocasión

Hemos aplaudido espacios ocultos en la trayectoria menos cuerda. Vemos que estaremos listos a la menor ocasión.

La gloria divina

Gestamos instantes que definimos como de poder. Nos hemos emparentado con la gloria más divina.

La noria que distrae

Cuento algunos momentos que son en la noria de la vida, que nos distrae con resortes poderosos.

Singladura dependiente

Nos recordamos de esas etapas en las que fuimos nosotros en relación a los demás, y no los demás en una singladura dependiente.

Espacios máximos y mínimos

Venimos con tonos particulares que nos recuerdan los espacios que fueron máximos y mínimos.

Aspectos de devoción

No podré ir. Hemos buscado ciertos aparatos de guerra que nos inculcan acciones de supuestas caricias. Nos inclinamos por aspectos de cierta devoción.

Con algunos descartes

Queremos destapar una sensibilidad especial. Nos hemos definido como amigos. Lo somos con algunos descartes.

De testigos

Vivimos una explosión de alegría que hemos de compartir como buenos amigos. Hemos servido de testigos.

Misiones posibles

Te quedas con un género que es duda en la negación de una realidad que nos devuelve a las misiones que pudieron ser posibles.

Nos hemos echado en falta

Te quedas con un paso ligero que nos hace inclinar la balanza hacia ese mundo que nos distrae. Nos hemos echado en falta.

Vemos un poco más

Sentimos que las promesas quedan a la vuelta de esa esquina que nos promueve para llegar más lejos. Nos presentamos como siempre. Vemos un poco más.

La vida es nueva

Ya te diré cuál es nuestro campo de actuación. Iré a contarte un poco menos. La vida es nueva, o eso parece.

Causas comunes

Respondo a tus inquietudes con más dudas. No pasa nada. La vida es así, o así parece. Nos entregamos a causas comunes.

Te mando besos

Vamos despacio. Ya llegaremos. No tenemos prisa. Sabes que te veo, que sé de ti, que estás ahí. Te mando besos.

martes, 24 de noviembre de 2009

Buenas costumbres, buenas comunicaciones

Partimos del hecho de que la buena acción genera buenos resultados. Conviene que lo veamos así por lo que decimos a continuación. La comunicación, la negociación, la relación de unos con otros, está cargada de posibilidades, que vienen en función del comportamiento mismo. Trata a los demás como quieres que te traten a ti. Esto funciona, y lo hace a todos los niveles. Cuando nos mostramos afables cosechamos amabilidad. La mayoría de las veces es así, y, cuando no lo es, hemos de asumirlo como los riesgos que nos comporta la vida, que no siempre nos regala u otorga, en lo bueno o en lo malo, lo que nos merecemos. En unas ocasiones, sí, y en otras no tanto.

Hacer el bien sin mirar a quien es una máxima que ha de utilizarse cuando sea posible. Nos hemos de enamorar de la existencia dándole oportunidades en cuanto sea menester. Será la forma, y también la fortuna, de regalarnos opciones para dar con el aprendizaje constante y solvente.

Los universales de los griegos son los que funcionan desde hace miles de años: lo que ocurre es que tenemos que refrescarlos de vez en cuando con el fin de animarnos a dar con claves que nos generen una dosis aceptable de dicha, de consideración, de posibilidades.

En comunicación, el chequeo de lo que hacemos es una necesidad. Hemos de apuntarnos nuestras rutinas y, con cierta periodicidad, las debemos analizar para comprobar lo que da resultados y lo que no. Hemos de servir de testigos de cuanto realizamos para que todo no quede en una sencilla costumbre (o no tan sencilla) con la que afrontar lo que suceda.

Veamos, tras una interpretación más o menos exhaustiva, lo que nos sirve y lo que no, lo que nos edifica como personas y como seres sociales, y aquello otro que, de una u otra manera, nos deja al albur de circunstancias que generan pasividad o hasta negatividad, si fuera el caso.

Intentemos mejorar. Ésa ha de ser una actuación casi permanente, querida, firme en su factura, con la que poder gustar las mieles de la experiencia. De ella hemos de sacar conclusiones en positivo. Pensemos en los errores para no intentar repetirlos, pero saquemos provecho, en paralelo, del acontecer diario, de los aciertos, de aquellos que nos hacen vivir más intensamente y más cerca de quienes nos rodean.

El respeto a los derechos y deberes de los demás es fundamental. Lo es para pedir que se cumplan recíprocamente. Hemos de esforzarnos en este campo, y sembrarlo con buenas intenciones, con mejores actos, con perspectivas de compañía respetuosa. Seguro que ganaremos mucho en sabiduría y en tranquilidad, dos elementos básicos para convivencias y aprendizajes de todo género. Las posibilidades son todas, las que queramos, las que busquemos, eso sí, con un horizonte largo y amplio en su mirada. Ya saben: buenos usos y mejores resultados comunicativos. El beneficio es común.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Algunos procesos asegurados

Tenemos que ponernos las pilas con unas nuevas normas que nos anticipan lo que podría convenirnos. Hemos asegurado algunos procesos.

Cariños extintos

Tratamos de ayudar y de ayudarnos casi en paralelo a los aconteceres de unos cariños que se extinguen.

Con otro paso

Me planteas el recuerdo como base de un amor que nos atrae y nos separa casi al mismo tiempo. Nos veremos con otro paso.

Es duro tenerte lejos

Te he visto mientras esperabas. Algo me dice que no estás como dices. Razonas demasiado en cuestiones de amor. Es duro tenerte tan lejos.

Querencia total

Gestionamos un deseo con una voluntad de paz que nos promueve hacia esa nueva sensación de querencia total.

Rescates de primera y última hora

Somos almas perdidas. Nos ponemos deberes con los que hemos de confabular. Nos insistimos con rescates de primera y última hora.

Discurso adecuado

Me dices que somos parte de una planificación en la que no quiero estar planificado. Hemos adecuado el discurso.

No como querríamos

Te cobijas a mi lado con un deseo de dar con la razón que tanto nos sedujo. Hemos aplicado cuentos que no funcionan, no como querríamos.

Apuesta tremenda

Te he mirado con una apuesta tremenda en la que está en juego el amor, que es lo más relevante para ser feliz. No dejemos que pase el tiempo de esta manera.

Si no nos damos mucho más

Tengo que recorrer ese destino que nos marcamos a medias. No podremos entender lo que sucede, si no nos damos mucho más.

Grandes experiencias

Me has pedido que te vea en ese nuevo tramo de felicidad con respuestas entre caricias de pensamientos alocados. Nos hemos consultado grandes experiencias.

Con una cierta ingenuidad

Queremos ser y vivir en ese trayecto que nos proporciona ansias de gran libertad en el aspecto más importante, en lo amoroso. Nos hallamos con una cierta ingenuidad.

Nos planteamos estar

Tengo que pedirte paciencia. Hemos asegurado que podemos en ese instante de fuerza mayor. Nos planteamos estar.

La Luna que nos iluminó

Aprendo a vivir en paz, a darme esos momentos de entrega que es un brindis a la Luna que nos iluminó.

Un poco de buen humor

Te veo como eres en este momento que nos puede resultar extraño. Hemos pedido un poco de buen humor.

Una mayor distracción

Hemos vivido en la complicación que corrige afectos con resortes posibles que nos invitan otro amor, una mayor distracción.

Ni ahora ni nunca

Nos damos unos ejemplos que vuelven con la razón en las manos. No negaremos las evidencias, ni ahora, ni antes, ni nunca.

Garantías que no existen

Me entrego a esa pasión en la que vemos las novedades con un curso de emociones perpetuas. Nos hemos dado garantías que no existen.

Sí, hoy

Me dirijo a ti hoy, cuando no piensas en mí, cuando no sabes que estas palabras son tuyas. Te mando muchos besos. Sí, hoy.

lunes, 23 de noviembre de 2009

Opciones ante la saturación informativa

Se multiplican día tras día los elementos noticiosos, o reiteradamente informativos. Cada vez hay más, o más de lo mismo. Se repite el bucle, el ciclo, la fortuna de dar y de recibir una enorme cantidad de flujos comunicativos. Comienza la semana con información, e igual termina. Y, por medio, más información. Aparecen datos por doquier, con profusión de estimaciones, de análisis, de interpretaciones de agenda, y seguimos con un entusiasmo extraordinario en pos de una misión que hemos de hacer posible. Lo es. Estamos estupendamente. Damos gracias porque las cosas salen con un compromiso de paz y de serena voluntad de idealismo y pasión. Hay mucho, si bien hemos de pensar que no llega ese mucho a todas las partes del globo terráqueo. Pasamos el tiempo algunas veces, pero otras es algo más. Debe. Nos sentimos conformados por la realidad, que, a menudo va bien, pero igualmente hemos de tratar de mejorar con búsquedas más claras de las esencias de las realidades circundantes.

Dicen un axioma de la comunicación que la saturación informativa produce desinformación. Aunque no juguemos conscientemente a ello, así es, así sucede, y ante ello hemos de poner freno. No podemos moderar la existencia de muchos flujos de comunicación. Probablemente tampoco es útil ni conveniente. Lo que sí parece necesario es tener más conocimiento que nunca antes para poder elegir de manera oportuna. La verdad, repitamos, nos hace libres.

Definir qué es importante de lo que no lo es no es sencillo: hay que buscar, esto es, debemos dedicar tiempo a saber lo que ocurre, cómo ocurre, los motivos, y, en paralelo, hemos de discernir lo que sucede, en su oportuna graduación, con prestaciones correctas, procurando que los demás participen en la medida que sea menester para crecer desde el aprendizaje más completo que sea posible.

Por lo tanto, cuando empieza una nueva semana, cuando unos nuevos días cargados de ilusiones están por delante, hemos de tener el firme propósito de seguir aprendiendo, pero no con inercia, no con dinamismos que no terminamos de comprender, sino más bien a través del aprendizaje continuo y seleccionado entre las diversas posturas, actitudes y visiones del universo que nos rodea y envuelve.

Hay que saber elegir, incluso aunque nos equivoquemos. Si erramos, pues enmendamos la plana, y seguimos. Decían los griegos que la virtud está en el punto intermedio, porque, precisamente, en la intención de hacer las cosas, por si fallamos, hemos de procurar no hacer daño a los demás, no conscientemente, y hemos de procurar que poco a poco vayamos dando con la dirección adecuada de la docencia de cada cual, y, si es posible, del conjunto social.

Madurar implica tomar decisiones, y el tomarlas nos lleva a madurar. Es un círculo en el que nos hemos de introducir para obtener suficientes mejoras que también harán que todo vaya de un modo más idóneo. Intentemos, pues, que en la profusión hallemos respuestas y no ese “todo revuelto” que no siempre nos conduce a buen puerto.

Ajustemos posibilidades y tomemos ese impulso, bien respirado, que nos invite a recoger buenos resultados en forma de conocimiento de lo que ocurre, de lo que sucede a todos los demás, lo que nos puede convertir en auténticos seres humanos. Veamos los árboles, y también el bosque, y viceversa. Los valores están ahí: conviene que hagamos todo el esfuerzo para definirlos y ponderarlos. Daremos con objetivos y conclusiones muy edificantes. Debemos desarrollar la habilidad de ver lo importante y lo interesante entre tantas opciones como existen en un mundo saturado por la información.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Nos hemos enseñado

Te he visto esperar, y te he comprendido. Estamos listos para tocar esa música tan querida. Nos hemos enseñado.

El regreso

Sustituimos algunos aspectos que nos hacen divertirnos con liderazgos sólidos. Planteamos el regreso.

Escenas y claves

Competimos con los consejos que nos invitan a celebrar puestas en escena que nos dejaron sin claves.

Con besos anteriores

Sugerimos regresar con otros instantes poderosos. Nos planteamos quedarnos con restos poderosos. Nos queremos quedar con esos besos anteriores.

Salidas anteriores

Te he visto en ese momento en el que eras más fuerte. Fue efímero, por lo que se ve. No sé si daremos con las salidas anteriores.

Cambiemos el rumbo

Nos podemos poner a corregir algunos aspectos que nos plantean por dónde salir. No solventamos algunos errores amorosos que nos dejan en soledad. Cambiemos el rumbo.

En la astucia

Maduramos. Hemos intentado que las cosas salgan por ese camino que nos propone vivir en la astucia permanente.

Por algo será

No somos capaces de ver lo que sucede. Suponemos que el amor enturbia las normas establecidas. No observamos el fracaso. Por algo será.

Un poco menos

Nos encontramos casi bien. Hemos asimilado que las cosas no van a salir como esperamos. Nos pedimos un poco menos.

Por una nueva apuesta

Despejamos incógnitas que nos proponen continuar con resortes predecibles. Iremos a por una nueva apuesta.

Por dónde debe ir la sonrisa

Aprendemos leyes que nos ponen en ese costado que nos hace pregonar astucias nuevas. No sé por dónde debe ir la sonrisa.

No nos equivocaremos

Nos aproximamos a ese momento en el que deberemos decidir si queremos seguir juntos. Creo que no nos equivocaremos.

De lo que tuvimos

Hemos marcado las aficiones que nos dejan la sonrisa en un lugar privilegiado donde disfrutamos de lo que tuvimos, y de lo que no.

Del todo

Tenemos que ir hacia ese momento en el que la fuerza es la afición más brillante. Nos gustamos del todo.

En esa noche nueva

Juntamos aspectos eternos que nos conmueven con reglas de aficiones variadas. Hemos sido en esa noche nueva.

Con mucho

Tengo que decirte que sí. Hemos buscado en esa nada donde el todo es mejorable con mucho amor, con mucho.

Más brillantez

Aterrizo por ese lugar donde somos tan felices como soñamos. Nos hemos tomado ese descanso que nos dará más brillantez.

Por la vida

Vivo la derrota de haberme quedado sin ti. Confío en que tengas mucha suerte. Nos veremos por la vida.

domingo, 22 de noviembre de 2009

Testigos de noches

Nos estimamos sin poner condiciones. Hemos servido de testigos de una serie de noches que nos dieron lo mejor de nosotros mismos.

Ha pasado el tiempo

Me adiestro en cuestiones que nos adoran con recortes de tipologías tremendas. No somos en la noche, y tampoco de día. El tiempo ha pasado.

No era preciso

Nos metemos en ese limbo donde nos hemos de liberar de vetustas ataduras. Nos comprendemos. No hemos llamado la atención, pero tampoco era preciso.

La paz de los mayores

Hemos de estimular las garantías con unas altivas intenciones de dar con la paz de los mayores, que siguen ahí.

Nos divertimos

Me gusta reconocerte como esa aliada que me pone a prueba a la menor ocasión. No ganamos, pero tampoco perdemos, y, además, por el camino nos divertimos.

El puerto

Abrigas esperanzas de llegar a ese puerto donde seremos libres. No sé si existe, pero sí te digo que lo buscaré.

Tono de certidumbre

Te creo. He mirado hacia ese tono que nos divisa con una certidumbre más que deseable. Nos amamos, que, dado el tiempo, no es poco.

Sacos de besos

Puntuamos con unas intenciones que recorren cuerpos y almas con unas avaricias que rompen sacos de besos.

El anhelo de libertad

Hemos de entender que los acuerdos están en ese punto donde las astucias nos mueven el anhelo de libertad.

Dedo embriagado

Nos formulamos las caricias con una intención que me señala con un dedo embriagado de pasión.

Instantes felices

No negociamos el amor. Hemos de suspirar por esos instantes en los que fuimos felices, y por los que quedan también en alguna parte.

Al albur de los acontecimientos

Apenas dejo nada al albur de los acontecimientos, que han de estar entre el sosiego, la esperanza y el riesgo.

Ámbitos creíbles

Me distraes. Hemos asegurado esos puntos en los que la voluntad nos conduce por ámbitos creíbles.

Lo suficiente

Nos imaginamos qué hacer. Intuimos lo que nos queda, que no es mucho, pero sí lo suficiente para ser felices.

De todo y con todos

Me planteo verte, sentirte, quererte, ir hacia ese lado en el que aprendemos de todo y con todos.

Vivir a tu lado

Me duele esa separación que me produce más deseos de vivir a tu lado. No sé si hago bien en decírtelo.

Sueño y realidad

Me gustas. Eres el exponente de lo que siempre perseguí. Ahora el sueño se ha hecho realidad.

sábado, 21 de noviembre de 2009

Todas las posibilidades de la comunicación

Mejorar es un derecho y hasta una obligación en cualquier sociedad. Para que ello sea posible hemos de valernos de sus instrumentos, entre ellos el llegar a los otros a través de la comunicación, que es el gran baluarte del individuo y de la sociedad. Nadie puede negarlo. Por eso debemos mover el engranaje cada día. Cuando nos empeñamos en no saber nada de la persona que nos acompaña en el vecindario, de aquella otra que vemos en el supermercado, de la que nos hemos cruzado por la calle cientos de veces, o de aquella que está emparentada por la biología, las aficiones, las formas de ver la vida, la naturaleza, o lo que fuese, cuando lo hacemos, dejamos atrás las diversiones y las posibilidades de un mundo que está ofertado con múltiples vectores, pero al que cada cual le debe poner un determinado nombre en forma de iniciativas y de prácticas cotidianas.

Comunicarnos es una necesidad: debe ser un compromiso en forma de obligación para todos. Hemos de cumplir con este quehacer con la premisa de que, ayudando, nos ayudamos a nosotros mismos. La felicidad surge de dentro a afuera, y se expande no escondiéndola, sino dándola a conocer, regalándola, que es como se multiplica de verdad. Probemos (seguro que lo hacemos ya), y veremos que es de este modo.

Hemos de agarrar los intereses con unas amplitudes que se han de confesar con perspectivas y afanes futuros. Si no se mira a medio o largo plazo no estamos haciendo una sociedad completa. No hay que tomar decisiones a golpe de un improvisado presente, sino teniendo en cuenta que las opciones tengan continuidad. Contemplemos el “Por-venir”. En el caso de que la evolución nos lleve por otros derroteros a los elucubrados, volveremos a tomar decisiones mancomunadas en el deseo de que todos, y todas, formen parte de las actuaciones que nos afectan o nos atraen de manera conjunta. La existencia es sociedad, lo es en ella.

Pensar que podemos progresar en soledad no sólo es meditar sin darle la suficiente pujanza y entereza a nuestras ideas, que han de ser sostenidas con entusiasmo, sino que tampoco nos ayuda. La unión, recordemos, hace la fuerza. Todo se hace en consenso, con la intervención de los miembros de una sociedad, que han de aceptar que las transformaciones van por el camino que deseamos al unísono. El diálogo, la conversación, el deseo de pactar, de ceder y de interceder todos con todos, es un proceso que nos conduce a buen puerto. Aunque demos muchas vueltas, conocemos que es esta guisa.

La intuición y la inteligencia son dos regalos de naturaleza y alcance extraordinarios. Juntos son poderosos, como lo son el amor y la bondad, la ternura, los escrúpulos, la ética, el buen hacer, la mejor intención y los universales de concordia, camaradería, solidaridad, así como los anhelos de ayudar al prójimo. Todos se pueden conjuntar mejor, mucho mejor, si partimos de la base de una comunicación en condiciones, de una fuerza destacada por consideraciones establecidas en un acuerdo entre iguales, que lo somos. Digámoslo.

La promesa de estar bien tiene que ver con la firme convicción de intentarlo, aunque sea progresivamente cada jornada. Hemos de apuntar todo lo alto que podamos para que la vista desde esa atalaya nos permita conocer las diversas realidades, análisis e interpretaciones posibles. Todos somos entendibles, todos tenemos voces, todos debemos ser escuchados. Todos/as. Persigamos, consecuentemente, la comprensión a través de los procesos comunicativos, de sus brillos, de sus ecos, de sus posibilidades, que son todas las que queramos descubrir. Las opciones, no lo olvidemos, son tan numerosas como extraordinarias.

Juan TOMÁS FRUTOS.

Descubriremos nuevas sensaciones

Sigo pensando en todo cuanto eres. Nos mostramos con mucho amor. Descubriremos nuevas sensaciones.

Vuelve la pasión

Vislumbramos algunos pasatiempos que nos endulzan la vida con una pasión que creíamos perdida. Vuelve.